Gobierno Federal
25_consejeros_ine_notas_040220_ml.jpg

INE reelige a Edmundo Jacobo Molina como secretario ejecutivo

Jue 06 Febrero 2020 20:07

El Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó un acuerdo promovido por el consejero presidente, Lorenzo Córdova, por el que se designa por un nuevo periodo de seis años a Edmundo Jacobo Molina como titular de la secretaría ejecutiva. Así, su cargo concluiría en abril de 2026.

Este reelección anticipada se da a dos meses de que concluya el encargo de Jacobo Molina, quién había sido designado desde el 11 de abril de 2014 para ocupar este cargo y al momento lleva once años consecutivos.

Al inicio del debate, el consejero presidente anunció que Jacobo Molina solicitó no estar presente en la sesión extraordinaria urgente, por lo que René Miranda Jaimes, director ejecutivo del registro nacional de electores, asumió las funciones de secretario ejecutivo  para efectos legales de la sesión.

El consejero José Roberto Ruiz Saldaña propuso retirar o diferir el punto, a fin de que pudiera haber el mayor diálogo entre las y los consejeros. No obstante, su solicitud fue rechazada por ocho votos contra tres abriendo paso al debate.

Lorenzo Córdova argumentó que en unos meses más, el consejo del INE tendrá que superar grandes desafíos que requieran de un conocimiento detallado del INE y de un indeclinable compromiso con la legalidad. El consejero presidente expuso que en 2020 organizará las elecciones del Estado de Hidalgo y Coahuila, así como el proceso de conformación de nuevos partidos políticos, pero que el desafío de mayor calado será el inicio al proceso electoral 2020-2021 que "será el más grande y el más complejo de la historia, tanto por el número de potenciales electores involucrados como por el número inédito de cargos".

Se trata, enfatizó, de dar continuidad a los trabajos preparatorios en las áreas ejecutivas del INE, que ya se están realizando de cara a la elección más grande y compleja que haya experimentado nuestra vida democrática, y que iniciará formalmente próximo primero de septiembre.

Así, Córdova Vianello recalcó que se trata de "designar de nueva cuenta por un nuevo periodo al Secretario Ejecutivo de esta institución es una decisión trascendental para evitar especulaciones o incertidumbre conforme se acerque el final del periodo para el que fue electo en abril de 2014".

Los opositores a la permanencia de Edmundo Jacobo argumentaron que adelantar la designación del Secretario Ejecutivo afectaría la certeza y contraviene al acuerdo de esperar los nombramientos de los nuevo cuatro consejeros electorales para tomar esta decisión, que debería ser colegiada.

Incluso se pronunciaron por hacer un diagnóstico y de un ejercicio de autocrítica de todos los puestos.

"Creo que se ha depositado la confianza en varias personas que deberíamos estar revisando su actuación. Me parece que usted (Lorenzo Córdova) ha sido muy benévolo y ha traído propuestas que yo acompañé en su momento pero también partiendo de la base de que las personas iban a hacer su mejor esfuerzo posible pero creo que no ha estado a la altura", expresó Favela.

"Quien más se llene la boca aquí en defender al Instituto Nacional Electoral es su principal victimario. Envuelto en una retórica de amenazas al INE y de pretendida defensa de su autonomía, hoy Lorenzo Córdova pretende la ratificación de Edmundo Jacobo Molina para que sume en el cargo de secretario ejecutivo 18 años. Hubiera sido posible valorar que la presidencia del Consejo y la secretaría trabajarán conjuntamente para atender el reto de 2021, razón suficiente para haber votado a favor de este proyecto de acuerdo en su momento, pero la forma precipitada, a medias oculta negando un procesamiento abierto y transparente, más la retórica que han defendido o sostenido en defensa de la democracia no evidencia eso. No es de demócratas, consejero presidente, proponer una ratificación del secretario ejecutivo más de dos meses antes que se venza su periodo, a fin de sustraer de la decisión a cuatro consejeras y consejeros que llegarán el 4 de abril. No es propio de quien se dice defensor y hasta teórico del derecho proponer este escandaloso fraude a la ley. No es digno de quién se dice consejero presidente del INE traer a sesión un asunto de extrema importancia sólo por consideraciones políticas", espetó el consejero Roberto Ruiz Saldaña.

Mientras que el representante del PAN, Víctor Hugo Sondón, anticipó un avizoramiento de parte del partido en el poder (Morena) por debilitar al Instituto Nacional Electoral y por eso quiere llevar está decisión hasta después de contar con una conformación más afín, una vez elegidos los cuatro nuevos consejeros electorales.

"Me parece que también pudiera caber esa interpretación que estén esperando que lleguen s rondalla de 4 consejeros que pudieran formular una representación aquí diferente y con eso también poner a modo con más de 4 consejeros electorales a secretaría ejecutivo", dijo Sondón.

Coincidió el consejero Ciro Murayama al advertir que las autonomías constitucionales están siendo amenazadas e injustamente agraviadas por parte de este gobierno, aún cuando el INE no es oposición al gobierno en turno. 

"Nunca un presidente había sido tan severo con la Institución que organizó las elecciones impecables que lo llevaron legítimamente al poder; una situación muy paradójica, para mí inexplicable. Pero no sólo son dichos, ahí están los hechos: se ha dañado la esencia y el sentido de otras instituciones constitucionalmente autónomas, como la Comisión Nacional de Derechos Humanos. Las autonomías constitucionales están siendo continuamente agraviadas, injustamente asediadas. En el terreno electoral, la animadversión al INE, gratuita e innecesaria y por cierto no recíproca, se ha traducido en iniciativas de ley para lastimar al servicio profesional electoral, desapareciendo direcciones ejecutivas y vocalías en las juntas locales y distritales, o bien buscando a sobrecargas de trabajo y desaparecer los OPLES para entorpecer y complicar la organización eficiente de los comicios y los lazos más elementales del arreglo Federal. Qué decir de los recortes presupuestales, los mayores de la historia institucional que nos llevaron acudir a la Suprema Corte de Justicia. Ahí están, es publica la iniciativa para que sea una mayoría política externa la que nombre a los consejeros locales del INE en las 32 entidades y con la misma intencionalidad la iniciativa para interrumpir la presidencia Lorenzo Córdova al frente del INE (…) ¿Qué necesidad de manchar las elecciones con la pretensión de disminuir o someter al árbitro electoral?", recriminó Murayama al acusar un intento del partido en el poder pero minar la autonomía del Instituto.

Ciro Murayama fue más allá y dijo que  "ahora vemos intentos por atar de manos al consejero presidente e incidir desde afuera en el nombramiento del funcionario de mayor relevancia en el INE. Y eso es inaceptable. Eso equivale a vulnerar la autonomía, el bien más preciado de nuestro instituto. Si hay riesgo de intento de captura y hay quien se ha entregado al poder en turno, lo fue  ayer, lo es hoy y lo será mañana. Los funcionarios del INE no los ponen ni los quitan actores políticos. Es una decisión que la ley le ha conferido a los consejeros y debemos aplicar nuestra independencia. El INE ratifica su confianza en un funcionario íntegro, sin salir a pedir permiso".

Finalmente, los consejeros Adriana Favela, Pamela San Martín Ríos y Valles y Roberto Ruiz se pronunciaron en contra de la ampliación en el cargo de Edmundo Jacobo. Mientras que Jaime Rivera, Enrique Andrade, Marco Baños, Benito Nacif, Ciro Murayama, Paola Ravel, Claudia Zavala y el propio Lorenzo Córdova apoyaron su ratificación.