Gobierno Federal
informes1200_notas3310818.jpg

Informe de gobierno: cambió del día del presidente a un trámite

Vie 31 Agosto 2018 18:37

Desde hace 10 años un presidente de la República no acude al Congreso para entregar su Informe de Gobierno. El famoso “día del presidente” de los años dorados del PRI, cuando todo eran aplausos para el Ejecutivo, comenzó a empañarse en 1988 luego de que Porfirio Muñoz Ledo interrumpió a Miguel de la Madrid. Sin embargo, el día del presidente se acabó de facto con Felipe Calderón: el 1 de septiembre de 2007 fue la última vez que visitó el Palacio Legislativo de San Lázaro para entregar su Informe. Un año después Calderón promovió una reforma constitucional que facultó al secretario de Gobernación para entregar el documento al Congreso. Eso permitió que Enrique Peña Nieto no tuviera la necesidad de ir a San Lázaro, salvo para que le pusieran la banda presidencial.

En el viejo formato 

Se acostumbraba que el presidente de la República acudiera cada 1 de septiembre para leer su Informe de Gobierno, dar un mensaje, y también para que la contundente mayoría de legisladores del PRI lo “apapacharan” con aplausos y halagos. A ese instante de pura vanidad política se le calificó como “el día del presidente”: eso fue posible desde los tiempos de Lázaro Cárdenas y se exacerbó con presidentes como Gustavo Díaz OrdazLuis Echeverría y José López Portillo

Muñoz Ledo le arruina la fiesta a De la Madrid 

En julio de 1988 se celebraron elecciones presidenciales en México, el triunfo fue para el priista Carlos Salinas de Gortari, pero bajo la sospecha de un presunto fraude electoral contra el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, el cual se sigue debatiendo hasta la fecha. Llegó septiembre, mes del último Informe de Gobierno de Miguel de la Madrid, y Porfirio Muñoz Ledo, aliado del ingeniero Cárdenas y senador, aprovechó la oportunidad para interrumpir al presidente, a quien responsabilizaba del fraude. 

En las columnas políticas todavía se recuerda aquel momento: dicen que a “Miguel De la Madrid le cambió la expresión del rostro, que de inmediato adquirió un gesto de molestia y desconcierto, que todo el tiempo miraba hacia el palco donde se encontraba su madre, como invitada especial”. 

Desde entonces dejaron de predominar los aplausos y las porras de los priistas para mezclarse con los reclamos y gritos de la oposición. El tradicional desfile del mandatario del lugar del Informe a Palacio Nacional en auto descapotado prácticamente desapareció

Miguel de la Madrid candidarto 1981

El ocaso 

Así transcurrieron 18 años de informes de gobierno, hasta que en 2006 nuevamente el fantasma de un fraude electoral, en esa ocasión contra el entonces perredista Andrés Manuel López Obrador, agitó al Congreso de la Unión. El PRD acusó al mandatario en funciones, Vicente Fox, de intervenir en la elección presidencial para favorecer a su correligionario Felipe Calderón

Los legisladores federales del PRD tomaron la tribuna de San Lázaro e impidieron a Vicente Fox realizar el acto protocolario del mensaje con motivo de su Informe de Gobierno. 

Fox, rodeado por el Estado Mayor Presidencial, solo pudo llegar al vestíbulo donde entregó el Informe a una comisión de legisladores y dijo que “acudía al Congreso como lo marcaba la Constitución”.

El primer Informe de Gobierno de Felipe Calderón también fue relámpago, ocurrió en 2007, estuvo algunos minutos, dejó el documento y se retiró. Cabe señalar que los diputados del PRD no estuvieron presentes, pues desconocieron la investidura de Calderón. 

Para 2008 Calderón, con el apoyo del PAN, impulsó la reforma para establecer que ya no era necesaria la presencia del presidente para informar del estado que guarda la nación. En su lugar se facultó al secretario de Gobernación para que acudiera a entregar el documento al Congreso. Además el panista tomó por costumbre dar un mensaje en cadena nacional el día 2 de septiembre. 

En el sexenio del priista Enrique Peña Nieto se mantuvo la reforma calderonista, y para 2016 cambió el formato del mensaje del día siguiente al “dialogar” con 360 jóvenes. 

En 2017 un conflicto legislativo por la composición de la Mesa Directiva de San Lázaro y la toma de protesta del priista Jorge Carlos Ramírez Marín, como su presidente afectó el acto protocolario del Informe de Gobierno de Peña Nieto. Morena y PAN, que presidía la Cámara con Guadalupe Murguía no firmaron el acuerdo. Murguía se negó a recibir el Informe y en su lugar acudió el secretario general de la Cámara de Diputados, Mauricio Farah. 

Este sábado 1 de septiembre de 2018 se instalará en sesión solemne el Congreso General, por primera vez un partido de izquierda será mayoría en la Cámara de Diputados y en el Senado; será el sexto y último Informe de Gobierno de Enrique Peña Nieto, la entrega del documento la hará el secretario de Gobernación Alfonso Navarrete Prida. 

Peña Nieto y el PRI vienen de perder las elecciones presidenciales ante Andrés Manuel López Obrador, y aunque la transición ha sido “tersa” entre ellos, habrá que estar atentos a lo que digan los nuevos legisladores federales sobre el Informe.  

Reformas, empleos e inversión: ¿qué presumirá EPN en informe?