Gobierno Federal
04_gertz_kamel_notas160720ct.jpg
Fotos: Cuartoscuro.com

La larga y complicada ruta para extraditar a Nacif desde Líbano

Jue 16 Julio 2020 20:09

Era uno de los hombres más buscados desde hace 14 años en el país y ahora que se ha ubicado al empresario Kamel Nacif, hay un “pequeño obstáculo” para que enfrente a la justicia en este territorio: se encuentra en el Líbano, país con el que no se tiene acuerdo de extradición. Esto no significa que sea imposible trasladarlo por parte de autoridades mexicanas, sino que debe abordarse un camino legal y diplomático diferente.

Para realizar una extradición es necesario que México tenga un tratado previo con el país en donde se ha ubicado una persona con orden de aprehensión y se emite la solicitud pertinente. Actualmente, México tiene acuerdos bilaterales con 28 países que incluyen a Venezuela, Francia, Colombia, Italia, España, Honduras, El Salvador, Holanda y los Estados Unidos.

De existir dicho acuerdo, esta es de manera somera la ruta crítica a seguir:

  • Una vez localizada la persona en el extranjero, se elabora una solicitud de detención provisional con fines de extradición o una petición formal de extradición; deben ser presentadas ante la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), quien es la dependencia facultada para cursarla por la vía diplomática.
  • Una vez analizada, la Cancillería por medio de la representación diplomática en el país requerido se encargará de presentarla a la autoridad central de dicho Estado, mediante una nota diplomática.
  • Las autoridades del Estado requerido detienen a la persona reclamada y así inicia el procedimiento de extradición con una autoridad judicial. Durante esta etapa, el reclamado contará con una defensa adecuada
  • En ocasiones el proceso puede ser prolongado, y es muy importante la comunicación entre las autoridades mexicanas con las del Estado requerido para soportar la solicitud de extradición. En algunas ocasiones en esta etapa los reclamados consienten en su extradición y se agiliza su entrega.

En el caso del Líbano, y a la luz de experiencias similares, el traslado de Kamel Nacif para enfrentar a la justicia podría ser a través de acuerdos especiales que tendrán que concretar las autoridades mexicanas. Por ello en cuanto se supo su ubicación, la Fiscalía General de la República indicó que comenzó los trámites necesarios.

Milenio Diario consultó a Norma Soto, internacionalista de la Universidad La Salle, quien indicó que para este caso en particular las autoridades mexicanas deben presentar una denuncia con toda la investigación previa ante la Oficina Árabe de la Policía Penal en Líbano.

Como lo establece el artículo 35 del Código Penal Libanés será ahí donde una Corte local pueda expedir la detención e interrogar a Kamel Nacif; de esa manera un Fiscal podrá evaluar la validez de los cargos, así como el correcto cumplimiento de los requisitos legales, y de ser conducente autorizar la extradición, como ocurriría si existiera un convenio formal con México.

Se advierte que el gobierno de México tendría que revisar a fondo los artículos 30 al 36 del código penal libanés, así como el artículo 17 de su código procesal penal, para conseguir dicha extradición, en primera instancia, basado en las buenas relaciones que existen entre los dos países.

Desde abril de 2019, un tribunal federal giró órdenes de aprehensión en contra del empresario textilero, conocido como”'el Rey de la Mezclilla', y del exgobernador de Puebla, Mario Marín, por presuntamente haber orquestado la tortura contra la periodista Lydia Cacho en diciembre de 2005, en represalia por haber dado a conocer una red de pederastia a través de su libro "Los Demonios del Edén". Esta será la base para tener un expediente que sea lo suficientemente sólido para conseguir esa extradición y así impartir justicia en una de las historias que ha marcado al medio periodístico y político en lo que va del siglo XXI.

Próxima ficha en el tablero de FGR: Kamel Nacif y su extradición