Gobierno Federal
luis_maria_aguilar_1200_notas1070118.jpg
Foto: Galo Cañas/Cuartoscuro.com Licitación de última hora, pone dudas sobre Aguilar en SCJN
Lun 07 Enero 2019 18:35

El relevo al frente de la Suprema Corte de la Justicia de la Nación (SCJN) debería, en voz de especialistas y columnistas, representar un cambio de época de mayor transparencia y cero corrupción para el Poder Judicial de la Federación. Para muestra lo que se documenta en diversas columnas: un contrato multimillonario otorgado a una empresa que solo ella podría ofrecer, gracias a los plazos y condiciones que permitió el anterior ministro presidente, Luis María Aguilar y que ahora Arturo Zaldívar tendría que aclarar.


La historia está documentada y señalada por periodistas como Ramón Alberto Garza en Código Magenta y Lourdes Mendoza en El Financiero. Da la impresión de que alguien pensó que el caso se perdería en la bruma del cierre de 2018 y de la administración en el Poder Judicial de la Federación pero el escándalo es tal que no pudo evitar llegar a varias columnas periodísticas:

- El Consejo de la Judicatura Federal emitió en noviembre pasado la licitación del contrato multianual de 2,400 millones de pesos para la administración de su red privada virtual. 

- Fue convocada a sólo un mes del vencimiento del contrato que tenía con Telecomm.

- Estableció que en sólo tres días naturales el ganador diera continuidad al servicio.

- Fijó un plazo de cuatro meses para la implementación total de servicios.

- Se implementó una “evaluación financiera”, que como indicaron los expertos financieros, consultados, resultaba “excesiva y contraria a las normas vigentes y ajenas a este proceso”.

- Todas estas condiciones específicas eran favorables al consorcio Uninet-Scitum-RedUno, filial de Telmex que encabeza Carlos Slim.


La apertura de la licitación provocó diferencias en el Consejo de la Judicatura Federal, pues se aprobó por el voto de tres consejeros contra dos, en una sesión en la que hubo dos ausentes.

Para un analista como Mauricio Flores de La Razón, esta es la primera prueba que tiene el nuevo presidente del Poder Judicial, Arturo Zaldívar, para demostrar aquello de que el “buen juez por su casa empieza”.


En el mismo sentido coinciden analistas como Víctor Sánchez Baños: la llegada de Arturo Zaldívar puede marcar un cambio drástico a decisiones tomadas “en lo oscurito”; porque en este tramo de la renovación en la SCJN hubo una lucha “sorda” por parte de Luis María Aguilar para que no se eligiera un perfil que busca renovar y combatir viejas prácticas.


Mario Maldonado en su columna de El Universal lo contó a lo largo de semanas: “el trasfondo de la pelea por los salarios y las prestaciones del Poder Judicial es, en realidad, el control de la Corte. Luis María Aguilar quiere mantener su hegemonía, aun cuando en su camino está en juego la supervivencia de la SCJN”.


Como lo advierte el propio Mauricio Flores: el detener esta licitación es la oportunidad para que la Suprema Corte muestre “su transparencia y probidad como su verdadera fuerza en la balanza de poderes federales” tal y como lo demanda un sector de la sociedad.

Martha Tagle pide a Zaldívar garantizar transparencia en SCJN