Gobierno Federal
03_lozoya_epn_videgaray_notas130720ct.jpg
Fotos: Cuartoscuro.com

Caso Lozoya, todos los caminos llevan a... ¿Videgaray y EPN?

Lun 13 Julio 2020 19:49

Es cuestión de días, o en dado caso unas cuantas semanas, para que Emilio Lozoya, exdirector general de Petróleos Mexicanos (Pemex), llegue a México para enfrentar acusaciones de cohecho, defraudación fiscal y lavado de dinero. Oficialmente el exfuncionario ha aceptado la extradición pero columnistas revelan que es producto de un acuerdo; en la ruta crítica se advierte que tarde que temprano todos los caminos llevan a otros personajes: ¿serían Luis Videgaray y Enrique Peña Nieto? Al parecer puede jugar esas cartas si se apega al “criterio de oportunidad”, esto es, dar información importante sobre los casos que le imputan.

Lozoya de la mano de los mexiquenses

En principio hay que recordar la ascendente y meteórica carrera de Emilio Lozoya Austin. Licenciado en Economía y Derecho por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), de 2003 a 2006, fue oficial en la Corporación Interamericana de Inversiones, perteneciente al Banco Interamericano de Desarrollo.

Entre 2006 y 2009, fue director en jefe para América Latina en el Foro Económico Mundial, responsable de investigaciones e iniciativas de dicho organismo. También formó parte del Consejo de Administración del grupo empresarial español OHL y trabajó en el Banco de México en el área de inversión de reservas internacionales y cambios.

Durante la campaña de Peña Nieto a la Presidencia, fue coordinador de Asuntos Internacionales; el propio candidato lo colocó en uno de sus promocionales en medio electrónicos y ya con el PRI en la presidencia, Lozoya fue nombrado como director de Pemex, cargo en el que estuvo de 2012 a 2016. Nada de esa colaboración y designación hubiera sido posible sin el respaldo del entonces coordinador de campaña, Luis Videgaray

Los “grandes expedientes” en Pemex

Emilio Lozoya fue arrestado el 12 de febrero de 2020 por la Policía Nacional española en la Costa del Sol, región ubicada en la provincia de Málaga. Las investigaciones del Gobierno federal indican que en diciembre de 2013, presuntamente recibió sobornos por 5 millones de dólares de manos de Odebrecht para que le fuera adjudicado el proceso de modernización de la refinería de Tula, Hidalgo.

Ese es un primer gran expediente porque la mira también está puesta en Agronitrogenados, filial de Altos Hornos de México, por la cual detuvieron en España a Alonso Ancira, presidente del Consejo de Administración. De acuerdo con el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, Santiago Nieto, la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) investiga tanto a Alonso Ancira como a Emilio Lozoya Austin, por lavado de dinero.

De forma paralela están los señalamientos de que esos recursos se fueron a campañas electorales y a repartir dinero para comprar apoyos en la oposición para lograr la aprobación de la entonces reforma energética. Ya se habla incluso que esto “salpicaría” (porque aún tendría que ser plenamente confirmado) a personajes de la oposición que fungieron como legisladores; se menciona a Ricardo Anaya, presidente del PAN y a los actuales gobernadores de Querétaro, Francisco Domínguez, y de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca.

El propio presidente Andrés Manuel López Obrador ya destapó, brevemente, “la caja de Pandora” al indicar que hubo legisladores coludidos en este entramado. “De acuerdo a lo que informó el fiscal, tuvo que ver hasta con el Poder Legislativo, o sea que están involucrados legisladores. Vamos a sacar todo esto y que se sepa. Yo sostengo que por un lado está el castigo, pero por el otro es la no repetición, el que no se celebre los fraudes como eran antes, se dedicaban a saquear y ni siquiera perdían su respetabilidad” indicó.

En el momento de la captura a Lozoya Austin, uno de sus abogados, Javier Coello, dijo en entrevista para Milenio, que el exdirector de Petróleos Mexicanos “no se mandaba solo” y habría muchas cosas por aclarar en su caso.

De manera previa, en una conferencia de prensa otorgada en agosto de 2019, Coello Trejo acusó a Luis Videgaray de “vaciar las arcas de Pemex”. “Vamos a mostrar cómo por cada dólar que producía Pemex se iban 80 centavos a la SHCP. También de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), en 2013 y 2014 sacaron muchos recursos hacia la SHCP”, aseguró el abogado.

Allí Javier Coello también citó que Pedro Joaquín Coldwell, Leonardo Fabio Beltrán Rodríguez –subsecretario de Planeación y transición Energética de la Secretaría de Energía–; Miguel Messmacher Linartas, subsecretario de ingresos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público; y a José Rogelio Garza Garza, subsecretario de industria y comercio de la Secretaría de Economía, también estuvieron involucrados en la compra-venta de Agronitrogenados.

Las “cartas” de Lozoya para venir a México

Ha trascendido en columnas políticas: la Fiscalía General indicó en su momento que profundizaría en las investigaciones y las presiones sobre su madre, en arraigo domiciliario, su hermana y su esposa, que se encuentra en Alemania, si no aceptaba colaborar. De ahí que aceptó la extradición y ser juzgado en su país al ser producto de una negociación, como señaló en la conferencia matutina el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Se señala que el exdirector de Pemex buscaría resguardarse bajo el llamado “criterio de oportunidad”. De acuerdo con el Código Nacional de Procedimientos Penales (CNPP) para ser beneficiario de ese criterio, los delitos cometidos no deben haber atentado en contra del libre desarrollo de la personalidad, y no deben estar relacionados con ejercicios de violencia, delitos fiscales o “aquellos que afecten gravemente el interés público” (artículos 221, 256 fracciones I y II, así como 259).

Sin embargo, en el caso de los delitos fiscales y financieros existe una excepción a la regla vertida en la fracción V del Artículo 256; allí se lee que aplicará el criterio de oportunidad “cuando el imputado aporte información esencial y eficaz para la persecución de un delito más grave del que se le imputa, y se comprometa a comparecer en juicio”.

Es decir, si el exdirector de Pemex aporta información fidedigna que respalde o apoye la investigación y persecución de quienes serían los beneficiarios finales de los presuntos delitos que cometió, podría salvarse de acciones penales en su contra.

Con ello le pasaría las responsabilidades imputables a otras personas quienes, a partir de ese momento, estarían obligadas a reparar el daño; de ahí que los analistas plantean que tarde que temprano las autoridades tendrían argumentos suficientes para buscar a Luis Videgaray y pedirle que dé su versión, y a final de cuentas, el expresidente Enrique Peña Nieto.

Este es el episodio más reciente en torno a Emilio Lozoya. Mañana en Político.mx abrimos el expediente de otro personaje cuyoc camino también lleva al mexiquense.

lozoya_caminos_epn_grafico130720.jpg

Delgado: 4T va en serio vs. corrupción en casos César Duarte y Lozoya