Gobierno Federal
Luis Enrique Miranda: El operador incómodo del Presidente
Especial La Capital

Luis Enrique Miranda: El operador incómodo del Presidente

Mié 14 Septiembre 2016 12:41

Redacción LA CAPITAL

Ha pasado más de 15 años con un perfil bajo, pero siempre muy cerca del mexiquense al que ayudó como gobernador y que ahora lo deja salir a la luz pública integrándolo a su gabinete presidencial: Luis Enrique Miranda, salió de la sombras directo a SEDESOL.

Ahora, el compadre y hombre de todas las confianzas del presidente Enrique Peña Nieto, deberá dejar el bajo perfil que ha acuñado para evadir las polémicas en que se ha metido desde que ingresó a la administración pública en 1999, junto con un puñado de treintañeros que formaban el grupo de trabajo más cercano del cuestionado exgobernador Arturo Montiel. Aquella camarilla conocida como "Los Golden Boys", de la cual salió el propio sucesor de aquel mandatario, y hoy Presidente de México.

Desde el conflicto con los campesinos de Atenco hasta los pactos anti-aliancistas con el PAN, Miranda Nava ha sumado despostilladas que le han impedido mantenerse visible e incluso aspirar a cargos por la vía de la elección popular directa, como contender en el 2010-2011 por la candidatura a gobernador en el Edomex.

Hijo de trigre, pintito

Luis Miranda Nava debe el inicio de su carrera política a su padre, Luis Miranda Cardozo, quien fue presidente del Tribunal Superior de Justicia del Edomex.

Él, amigo de la familia Montiel, consiguió que su hijo egresado de la carrera de Derecho en la Universidad Isidro Fabela, llegara a la Dirección Jurídica del Gobierno, de la que pronto brincó a la Subsecretaría de Asuntos Jurídicos y, después, dio el giro a la titularidad de la Secretaría de Finanzas.

Así llegó al grupo de “Los Golden Boys”, que tomó su nombre de una charla sobre cómo crear una estrategia de operación política entre el entonces secretario de Administración del Gobierno estatal, Enrique Peña Nieto, y el secretario particular de Montiel, Miguel Sámano.

Desde la Subsecretaría de Asuntos Jurídicos, fue el encargado de denunciar penalmente a los campesinos de Atenco, quienes se alzaron en defensa de sus tierras, las cuales habrían de ser expropiadas para la construcción del nuevo aeropuerto en Texcoco, en la época del entonces Presidente Vicente Fox. La historia, hoy sabemos, no terminó bien para el Gobierno, que se vio forzado a dar una amnistía a los líderes campesinos detenidos y a cejar en su intento por poner ahí el aeropuerto.

Cabildero Anti-alianzas

En agenda, en aquel momento, las preguntas más incómodas eran todas las que pudieran pedir detalle sobre el pacto anti-alianzas que había firmado con el Gobierno federal y la cúpula nacional del PAN en octubre de 2009, y que se había dado a conocer en marzo de 2010.

Miranda Nava firmó, con Fernando Gómez-Mont, secretario de Gobernación de Felipe Calderón; Beatriz Paredes, presidenta nacional del PRI, y César Nava, dirigente nacional del PAN, un pacto sui generis.

A cambio de no apoyar una alianza electoral entre la oposición al PRI del Edomex, en los comicios para renovar la gubernatura en 2011, los diputados federales tricolores apoyarían el paquete fiscal de Calderón para ese mismo año. Las firmas de todos ellos aparecieron al final de un documento de seis cuartillas, que detallaba los alcances de la alianza, se ventilaron en los medios.

Trabajó desde un lugar no protagónico públicamente en la campaña presidencial de su compadre Peña Nieto y una vez ganadas las elecciones, fue el vicecoordinador del área política en el equipo de transición, para ocupar la Subsecretaria de Gobernación, debajo de Miguel Ángel Osorio Chong, desde el 1 de diciembre de 2012.

Un aparente número 2 siempre, con la mayor cercanía a la oreja del Presidente y que hoy, brinca al reflector como número uno de la dependencia número uno, también, cuando de reforzar la operación político-electoral se trata.