Gobierno Federal
tillerson_notas16270717.jpg
Cuartoscuro

México se suma al embate de EUA vs. Maduro por el lado fiscal

Jue 27 Julio 2017 19:07

Si había alguna duda del cambio de política exterior con respecto a Venezuela, el comunicado conjunto entre las Secretarías de Relaciones Exteriores y Hacienda confirma que ya se entró en otra época. Además de plantear una correlación con la postura estadounidense sobre lo que pasa en la nación sudamericana.

Aunque algunos consideran escueto el mensaje, hay situaciones por demás claras e inéditas que no se habían planteado con respecto a la crisis de alguna otra nación.

- “Procederá” conforme a leyes y convenios aplicables, anta las sanciones anunciadas por el gobierno de Estados Unidos contra funcionarios y exfuncionarios de Venezuela. Esto es, que los personajes involucrados tendrán las mismas limitaciones aquí que en la nación norteamericana.

- Expresa la preocupación del gobierno mexicano por “la grave crisis por la que atraviesa Venezuela”.

- Reitera su llamado al gobierno del presidente Nicolás Maduro a restablecer plenamente el régimen democrático y el estado de derecho “de manera pacífica”.


Si había dudas de la participación de Hacienda, eso lo despejó la subsecretaría Vanessa Rubio en entrevistas posteriores. Ella confirmó la parte inédita de esta estrategia: México y Estados Unidos intercambiarán información y alertas respecto a activos financieros de personas de nacionalidad venezolana que puedan estar vinculadas con ilícitos.

Explicó que de acuerdo con las leyes y regulaciones mexicanas se harán las indagatorias y se tomarán las acciones correspondientes, en caso de que estas personas tengan operaciones en el sistema financiero mexicano que estén vinculadas con algún delito.

Rubio recordó que durante la Convención Bancaria celebrada a finales de marzo de este año, en Acapulco, la Asociación de Bancos de México (ABM) firmó un acuerdo con la Oficina de Control de Activos del Tesoro (OFAC) de Estados Unidos, el cual permite intercambiar información y alertas.


Así se confirma un cerco en lo político y en lo fiscal al régimen de Caracas; pero una arista que no se observa con detenimiento es que México está en la misma línea que Washington. No solo por respaldar que habrá sanciones para esos personajes, sino por la cooperación en el tema financiero y económico, como pocas veces se ha visto. No deja de ser significativo que esto ocurra unas pocas semanas después de las visitas mutuas e intercambios entre el Gobierno Federal mexicano y altos funcionarios de los Estados Unidos; nunca hubo mención sobre Venezuela, pero la conexión bien se puede establecer.

meade_kelly_notas26050717.jpg



México ya se coloca en una postura anti-Maduro, en favor de la democracia y los derechos humanos en ese país. No ha violado como tal la política de “no intervención en asuntos de otras naciones”, pero asume la defensa de esa causa y se suma a las voces críticas a nivel internacional.

¿En qué beneficia esta postura al gobierno mexicano? Los expertos y analistas políticos más sospechosistas recuerdan que las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio en América del Norte (TLCAN) iniciarán en tres semanas. Tiempo suficiente para ganar algunos aplausos, tomar decisiones y declarar de manera contundente.

Ya se verá si en la mesa del TLCAN el tema “Venezuela” pesa lo suficiente para obtener lo que se busca. Por lo pronto se dio un paso novedoso en la diplomacia mexicana, lo que entraña riesgos y ventajas.