Gobierno Federal
06_bartlett_evolucion_cfe_notas100919_ct.jpg
Foto: Proceso/Cuartoscuro.com

Manuel Bartlett: de la ‘caída del sistema’ a ser investigado por SFP

Mar 10 Septiembre 2019 20:45

Decir Manuel Bartlett es recordar toda una época de la política mexicana con un episodio que marcó a toda una generación: la “caída del Sistema”. Hoy como titular de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) está bajo la mira de la Secretaría de la Función Pública (SFP) para verificar su declaración patrimonial, en duda por una investigación periodística. Personaje que genera críticas, controversia, e incluso indignación, hoy genera incomodidad en la Cuarta Transformación.

Como secretario de Gobernación en el sexenio de Miguel de la Madrid, Bartlett encabezó la Comisión Federal de Elecciones que  llevó a cabo la elección presidencial de 1988; así lo establecía el sistema político de aquel entonces donde gobierno era juez y parte de los comicios. Sucedió una falla que interrumpió el flujo de datos, sobre todo en el entonces Distrito Federal; aunque su testimonio, y el de otros personajes, rechazan que él dijo que “se cayó el sistema de cómputo electoral”, ese estigma le ha acompañado por tres décadas.


Por ello cuando en julio de 2018, el entonces candidato ganador de la elección presidencial Andrés Manuel López Obrador lo nombró como el eventual director general de la CFE, la sorpresa y las críticas no se hicieron esperar.

En ese momento el tabasqueño argumentaba que “el licenciado Bartlett, desde hace 15 años, ha estado defendiendo la industria eléctrica nacional, por eso decidí ponerlo para ser director de la Comisión Federal de Electricidad”.


Uno de los más indignados por la inclusión del político de origen poblano en el gabinete ampliado de López Obrador fue Manuel Clouthier Carrillo, hijo del fallecido excandidato presidencial del PAN Manuel Clouthier del Rincón, también conocido como "Maquío". 

En entrevistas con medios  dijo que Bartlett seguía siendo el mismo que como secretario de Gobernación mandaba a reprimir las empresas de su padre, invadía las tierras agrícolas de su campo, “lo difamaba a través de pasquines del Partido Liberal Mexicano y se robó la elección de 1988".

Calificó su nombramiento como “una ofensa a la familia Clouthier y a todos aquellos mexicanos que precisamente defendemos los valores democráticos en la incipiente democracia mexicana”.


Su hermana Tatiana, quien coordinó la campaña de López Obrador, dijo en su momento que “había mejores opciones”, para tomar el cargo al frente de la CFE, aunque el hecho de que una persona “no sea bien recibida, no quiere decir que ya se acabó el país”.

El verano de 2019 sorprendió a Bartlett Díaz con una investigación periodística donde se señalaba que presuntamente poseía toda una red inmobiliaria de 23 casas y dos terrenos con un valor de alrededor de 800 millones de pesos, lo que habría logrado con el uso de los datos de familiares, prestanombres y empresas. Esto sería  un patrimonio 16 veces mayor a lo que reportó ante la SFP.


Es así que el 10 de septiembre la dependencia federal dio a conocer que abría una expediente como resultado de una denuncia ciudadana anónima recibida a través del Sistema Integral de Denuncias Ciudadanas. Esto será atendido “de forma rigurosa, imparcial y apegada a la legalidad en las oficinas centrales de la Función Pública”, mediante la Dirección General de Denuncias e Investigaciones.


De esta manera es que el director general de la CFE  debe atender un nuevo frente de batalla; él considera que es falsa la información sobre los inmuebles que se le atribuyen por lo que destaca “mi declaración patrimonial está en regla”. Asegura que presentará toda la documentación e información que se le requiera. Las semanas que vienen son fundamentales para la narrativa de la Cuarta Transformación en donde se ha advertido que no se va a tolerar ningún nivel de corrupción.


Xóchitl Gálvez denuncia a Bartlett ante la SFP por no reportar bienes