Gobierno Federal
Javier Duarte sorprendido en audiencia
Cuartoscuro

Javier Duarte seguirá en la cárcel, queda bajo proceso

Sáb 22 Julio 2017 08:38

La PGR informó que Javier Duarte de Ochoa quedó vinculado a proceso por los dos delitos que se le fincaron:  delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita. Así se cumplieron más de 10 horas de audiencia.

De acuerdo con los testimonios, al momento de escuchar la resolución, Javier Duarte solo agarró su botella de agua y le dio un trago.

El juez determinó otorgarle un plazo de 6 meses a la PGR para la investigación complementaria; el plazo vence el 22 de enero de 2018. También indicó que quedará remitido al Reclusorio Norte, por el servicio médico disponible, y no al de Morelos como lo había solicitado la propia PGR.

La defensa informó casi de inmediato que apelará la vinculación a proceso.



Fue evidente el cambio de estrategia de los fiscales de la PGR con respecto a la primera audiencia; en esta ocasión llegaron a presentar hasta 82 pruebas contra Duarte de Ochoa.

La dependencia solicitó la vinculación a proceso del exgobernador por delincuencia organizada y lavado de dinero de más de mil 670 millones de pesos.

La defensa argumentó que no hay una sola prueba que acredite que Javier Duarte ordenó desviar dinero. El abogado lanzó que se trata de una "acusación patética". Por ello  pidió al juez que no lo vincule a proceso por ninguno de los dos delitos.

En respuesta los fiscales respondieron: "lo verdaderamente patético es ver a la defensa litigar con las reglas del sistema penal acusatorio". Advirtieron que la defensa, en vez de invalidar las acusaciones, se está centrando en argumentos de la audiencia inicial.

Durante la audiencia del exgobernador Javier Duarte, el juez negó las tres peticiones hechas por la defensa del expriista.

En principio solicitaron retirar al representante de Hacienda que se encuentra en la sala, bajo el argumento de que no se trataba de una víctima, misma que fue rechazado por el juez al señalar que la Secretaría de Hacienda es una parte coadyuvante en el caso.

El segundo traspié se gestionó cuando sus abogados intentaron que el testimonio de Alfonso Ortega López, testigo principal de la PGR, fuera eliminado. Ortega López aceptó colaborar con la procuraduría a cambio de no ser procesado.

En respuesta el juez indicó que era necesario presentar el testimonio como prueba, y decidirá en su momento si tiene la validez o no.

La tercera petición, también fue contra Ortega López, pues pidieron se interrumpiera su testimonio bajo el argumento de que se encontraba leyendo en la audiencia. Misma que se rechazó al argumentar que el juez desconoce lo que declaró el testigo, "por lo que la única forma de saber es que lo lean los fiscales de la PGR que participan en la audiencia".

Los abogados de Duarte solicitaron que se presentara al testigo clave de la PGR, conocido como "testigo colaborador" para interrogarlo, pero no se presentó a la audiencia.

Este "testigo colaborador" es identificado como Alfonso Ortega López, formó parte del grupo de personas reclutadas por el exgobernador para mover dinero del erario, según consta la causa penal 97/2016, según El Universal.

Otro de los detalles en este intercambio es que los abogados de Duarte de Ochoa quisieron usar una laptop en la audiencia pero el juez se las quitó. 

Alrededor de las 10:15 horas inició la audiencia de vinculación para Javier Duarte; llegaron los abogados del exgobernador, los mismos fiscales de la primera audiencia, el subprocurador de la SEIDO, Alonso Israel Lira, y representantes de los medios de comunicación. 

Las autoridades penitenciarias trasladaron a Javier Duarte al edificio de Juzgados del Reclusorio Norte para el inicio de la audiencia. Llegó en un vehículo blindado y estuvo resguardado por elementos de seguridad.

La defensa del exgobernador, encabezada por el abogado Marco Antonio del Toro, también llegó a las instalaciones del Reclusorio Norte para estar presente en la segunda audiencia. 


El proceso se realizó en el Reclusorio Norte, donde se encuentra el expriista desde su llegada a México el pasado lunes. 

El juez de Control Gerardo Moreno escuchó al Ministerio Público presentar pruebas para demostrar los delitos por los que se señala a Duarte. Son dos las acusaciones federales: delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita. 

Se sabe que la defensa del exgobernador se reunió desde este viernes con él en el Reclusorio Norte, para afinar los detalles de la audiencia de este sábado. 


Cambios Javier Duarte
Duarte pone a prueba a PGR, su caso impactará en 2018