Gobierno Federal
5_carlos_romero_deschamps_caras_notas_060919_ml.jpg
Foto: Cuartoscuro

Romero Deschamps y los escándalos que rodean su dirigencia en STPRM

Vie 06 Septiembre 2019 22:08

Carlos Romero Deschamps, secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana  (STPRM), reapareció en público. Con ello volvió a desatarse la polémica y los escándalos a una trayectoria de 26 años: testimonios e investigaciones periodísticas han revelado su presunta forma de vida ostentosa y la de su familia; los señalamientos de falta de transparencia en el manejo de cuotas millonarias;  y las denuncias de corrupción tras el escándalo del Pemexgate en el año 2000.

A Romero Deschamps se le pudo ver en una cantina donde frecuentemente también departen legisladores, según las columnas ahí se negocian grandes acuerdos políticos; es la primera vez que reaparece desde que fue detenido su abogado Juan Collado el 9 de julio.


El 25 de junio de 1993, Carlos Antonio Romero Deschamps fue elegido por primera vez como secretario general del STPRM; desde entonces ha negociado cada dos años con 11 directores de Pemex. Siempre ha conseguido una serie de prestaciones que no tienen símil en ninguna empresa privada; lo que no queda claro son sus ingresos reales pues en la nómina transparente de la empresa aparecen  dos sueldos brutos mensuales: uno de 38 mil 48 pesos con 50 centavos y otro de 6 mil 615 pesos con 90 centavos.

Por supuesto que esto no corresponde con lo que reportes periodísticos han revelado sobre sus propiedades y bienes a lo largo de los años; se supo que gustaba de caros relojes de la marca Aude Piquet, valuados hasta en 7 millones de pesos,  que cuenta con un departamento en Cancún valorado en 18.7 millones de pesos, propiedades en The Bath Club en Miami valuados en más de  110.8 millones.


En 2012 su hija, Paulina Romero, compartió varias fotos de sus viajes en jets privados y con bolsas de marca, así como sus joyas, las cuales fueron replicadas en diversos medios.


En 2013, su hijo Juan Carlos Romero habría recibido de regalo por parte de su padre un Ferrari Enzo, valuado en 2 millones de dólares, de acuerdo con la revista Proceso publicó la foto del auto.



La indignación también surgió al conocerse que Romero Deschamps tendría una casa de seis millones de dólares en Acapulco, Guerrero, según el diario Reforma.


Otras voces señala que no habría sido  ajeno al llamado “Pemexgate”, un desvío de mil millones de pesos a favor de la campaña presidencial del PRI, cometido en 2000; todavía están pendientes algunos juicios de amparo ante las dudas de cuál fue el detalle de tal transferencia.

Recuentos periodísticos remiten que contra Romero Deschamps habría una solicitud de juicio político en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH); demandas de malversación de fondos sindicales, acusaciones de complicidad en el robo de gasolina, de negociación de plazas y supuesta violación de los estatutos laborales. 



En febrero de este año trabajadores petroleros demandaron al presidente Andrés Manuel López Obrador investigarlo por actos de corrupción; se respondió que no había una denuncia formal para propiciar las investigaciones. Por ello Sergio Carlos Morales Quintana, representante del Frente Nacional Petrolero, acudió a la Fiscalía General de la República y presentó una denuncia por fraude en contra del dirigente.

En julio, la Gran Alianza Nacional Petrolera amplió una denuncia puesta en 2016 en la que se afirmaba que Romero Deschamps, su familia y amigos cercanos en el gremio habrían construido negocios irregulares y disfrutarían de una vida “ostentosa” supuestamente  a costa de los recursos sindicales.


Hace unas semanas Romero Deschamps obtuvo un amparo para evitar la difusión de préstamos, transferencias y otros apoyos que Pemex destinó al gremio en el curso de este año. De ahí la importancia de que en tiempos de la Cuarta Transformación se vea a un personaje con estos señalamientos departir en un sitio público.

Pemex y Romero Deschamps logran aumento salarial del 3.37% para STPRM