Gobierno Federal
06_rosario_robles_reclusorio_caras_notas130919_ct.jpg
Fotos: Cuartoscuro.com

Rosario Robles 30 días en prisión: ¿juez polémico y licencia falsa?

Vie 13 Septiembre 2019 21:35

El 13 de agosto de 2019 será un día por demás significativo: para Rosario Robles al ser trasladada al penal de Santa Martha Acatitla; para la política mexicana por observar cómo era encarcelada, al menos de manera preventiva, la primera funcionaria de alto nivel del sexenio de Enrique Peña Nieto. 30 días después hay sucesos que marcan este pasaje en la historia de la extitular de Sedatu y Sedesol; como ejemplo está la relación del juez, que la vinculó a proceso, con una de sus rivales políticas, y el presunto uso de documentos falsos en su contra. Aquí el recuento con las claves del caso.

Es pertinente recordar que una semana antes un juez federal negó la suspensión definitiva solicitada por Robles Berlanga, para que no fuera  detenida por la Fiscalía General de la República (FGR) por el cargo de ejercicio indebido del servicio público; además se decidió devolverle la fianza de 69,500 pesos que había pagado para que surtiera efecto la suspensión solicitada contra una eventual detención.

Robles llegó al juzgado la tarde del 12 de agosto; doce horas después, al amanecer del día 13 la FGR imputó a Robles como responsable por omisión del desvío de más de cinco mil 73 millones de pesos en contra del erario cuando estuvo al frente de (Sedatu) y Desarrollo Social (Sedesol).

El juez de control Felipe de Jesús Delgadillo Padierna le dio un plazo de dos meses a la FGR para la conclusión de la investigación complementaria y, en caso de necesitar más tiempo, podrá solicitarlo.


Hasta donde se informó, Robles fue ubicada en la zona de ingresos del centro de detención, que es un área de acceso controlado; allí es monitoreada de vista las 24 horas del día por personal femenino de seguridad y custodia, así como por cámaras.

Luego se desató la polémica porque el juez Delgadillo Padierna era sobrino directo de la diputada por Morena, Dolores Padierna. Fue así que el 19 de agosto  la defensa de Rosario Robles presentó una queja ante el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) contra el juez Felipe de Jesús Delgadillo Padierna; pidieron que sea removido del caso, además de señalar que sus resoluciones son ilegales.


Para el 21 de agosto,  su abogado, Julio Hernández Barros, dijo que a una semana de estar presa la exfuncionaria estaba “triste". Como parte de su estrategia mediática, el litigante insistía en entrevistas  que era “una detención ilegal y no una prisión preventiva, por eso iremos a derechos humanos porque no está justificada y se convierte en una detención arbitraria”.

Días después, el 27 de agosto, Blanca Lobo Domínguez, jueza Décimo Segunda de Distrito en Materia Administrativa rechazó la suspensión provisional solicitada de tal manera que Rosario no podría tener acceso a sus cuentas bancarias, luego de que un juez determinara que se congelaran dichos servicios.


Las dudas surgieron en torno a las finanzas y la capacidad financiera de la también exjefa de gobierno capitalina. Es así que el 2 de septiembre impugnó ante un juez federal el fallo que le negó un juez federal contra el bloqueo de sus cuentas bancarias por parte de la Unidad de Investigación Financiera (UIF).

Sin embargo el 6 de septiembre se revelaba que se quedaba sin abogados de los bufetes "Hernández Barros" y "Oléa y Oléa" porque ya no tuvo dinero para pagarles, según dieron a conocer los despachos que la representaban. Aclararon que no tuvieron adeudo alguno hasta ese día.


Por su lado, Julio Hernández Barros, a solicitud de la exservidora pública, se encargará de dar curso a los actos procesales que estén en curso y luego apoyar en la entrega-recepción del caso a los futuros abogados.

De igual manera subrayaba que en Robles había estado “un poco mal de salud” por estar en la cárcel de Santa Martha Acatitla; el abogado expuso: “(Robles) está desesperada, con ganas de salir, está un poco mal de salud, la presión arterial le baja, le sube, y ella quisiera estar afuera siguiendo su proceso en libertad”.

En la víspera de que se cumpliera un mes de reclusión dos hechos marcaron este 12 de septiembre una nueva perspectiva para el caso. El juez Décimo de Distrito de Amparo en materia Penal  rechazó frenar el proceso penal por el delito de ejercicio indebido del servicio público por lo que se mantendrá recluida y podría cumplir los dos meses como está estipulado desde el inicio; con la negativa del juez de Distrito, el proceso continuará tramitándose normal hasta que dicte su sentencia definitiva, prevista para principios de octubre.


En otra “trinchera”, Julio Hernández  reveló que tienen indicios de que la FGR presentó una solicitud de licencia de conducir falsa como prueba para que le dictaran la prisión preventiva.

El defensor aclaró que Rosario Robles pidió una solicitud de licencia de conducir el 18 de marzo con el domicilio de Coyoacán, pero "la otra licencia no la solicitó ella"; dijo que la prueba le llegó en la noche a su oficia por debajo de la puerta en un sobre; por ello reiteró que es un encarcelamiento indebido y  “no tendría un sólo elemento para estar en prisión preventiva (Rosario Robles)".


Por lo pronto los primeros 30 días se cumplieron para Robles encarcelada; ahora comienza la cuenta regresiva para que se defina de una vez por todas su situación jurídica definitiva. En juego está también la credibilidad del aparato de justicia al emprender un caso de alta relevancia política y social.

Detalle de las compañeras de Rosario Robles en el penal de Santa Martha

ASF alista 4 nuevas denuncias vs Rosario Robles por Estafa Maestra