Gobierno Federal
tlcan_notas23310817.jpg
Notimex

Si EUA se va del TLCAN, México ya tiene sus planes B

Jue 31 Agosto 2017 19:10

México y su comercio no se terminarán este fin de semana, si se concretan los peores escenarios al transcurrir la ronda 2 de negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). En las mesas con las delegaciones de Canadá y Estados Unidos prácticamente todo puede suceder: desde que las coincidencias fluyan hasta la absoluta ruptura.

Esto ya se ha planteado por parte de los negociadores mexicanos, tanto del Gobierno Federal como de la Iniciativa Privada, por lo que planteamos un breve recorrido por lo que podría ocurrir luego de las reuniones de este primero al 5 de septiembre en la Ciudad de México.

Plan “B”

Así lo planteó el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo: México contempla, como posibilidad real, que Estados Unidos abandone el TLCAN; seguiría en el acuerdo únicamente con Canadá como socio, mientras busca mercados en otras latitudes. 

Otros mercados

La mira estaría puesta en China como primera instancia, pues es la nación que ha alzado la mano para cubrir todos los espacios que los Estados Unidos de Trump piensa abandonar, como sería el Acuerdo Transpacífico (TPP).

Más aún, como somos el país con mayor cantidad de acuerdos comerciales, bien vendría replantear esos nexos y potenciarlos ahora más que nunca; ahí está la Unión Europea, así como el Reino Unido quien dejará esa instancia en unos meses.

TLC desde cero

Trump, dijo que en caso de no poder renegociar el TLCAN, su país lo dejará y empezará uno nuevo. Situación harto complicada porque finalmente están las bases creadas hace 25 años; no se pueden dejar de lado documentos, mecanismos y expertos con ese expertise, único en el mundo para las dimensiones del mercado norteamericano.


Seguir con EUA… bajo la reglas de la OMC

Roto el nexo comercial que implica el TLCAN, el 80 por ciento de los productos que México exporta a Estados Unidos tendría que pagar un arancel de 3 por ciento; esto por supuesto que a final de cuentas tendría que ser absorbido por los consumidores de ambos países.

Expertos financieros advierten que en ese caso, los bienes estadounidenses enfrentarían mayores aranceles en México que los bienes mexicanos en Estados Unidos.

Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, precisa que el TLCAN es un instrumento, pues “solo el 47 por ciento de lo que exportamos a Estados Unidos se va con las reglas, poquito más de la mitad se va con las reglas de la OMC (Organización Mundial del Comercio)".


Feliz acuerdo, feliz final

El presidente, Donald Trump, y el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, expresaron, en una conversación telefónica su esperanza de que ambos países y México lleguen a un acuerdo para reformar el Tratado a fines de año, informó la Casa Blanca.

Es decir, luego de las declaraciones de que “México no es feliz”, poco a poco se llegarían a coincidencias y acuerdos; cada quien cedería una parte o algunos sectores, pero se encontraría el consenso de que el acuerdo se moderniza y se relanza.



Así tendríamos una imagen para 2018 donde Peña Nieto, Trump y Trudeau estarían detrás de sus respectivos secretarios o responsables de Comercio, tal como se vio en 1993. La imagen ideal también es una posibilidad no lejana.