100 días de Sheinbaum: seguridad, transporte, Pilares y agenda digital

Metropolitano

05_sheinbaum_empoderada1200_notas150319_ct.jpg

Foto: Notimex

Aquiles Siller

Vie 15 Marzo 2019 20:17

Claudia Sheinbaum llega a los primeros 100 días como jefa de gobierno de una de la mayores urbes del mundo. Analistas, expertos, columnistas y la gente de calle muestran un moderado optimismo sobre su gestión por un solo detalle: ha mostrado la suficiente independencia y autonomía con respecto a Andrés Manuel López Obrador, así como deslindarse de la anterior gestión. Los retos son más que vigentes: la violencia e inseguridad, el reordenamiento del caos urbano, un nuevo giro a los programas sociales y transformar a la ciudad en la más vanguardista del país.

Al tomar posesión, Claudia Sheinbaum sorprendió y generó incertidumbre al poner en marcha una reivindicación histórica: la desaparición del cuerpo de Granaderos, tal y como lo solicitaban los estudiantes del movimiento de 1968. Sin embargo esto no ha impactado mayormente en el tema de seguridad, donde la principal apuesta es dividir a la urbe en cuadrantes, 800 aproximadamente, para una mejor vigilancia; muchos coinciden en la eficiencia y moderación de Jesús Orta Martínez, como  secretario de Seguridad Ciudadana.


Hasta ahora el momento más álgido sin duda fue la ola de reportes de intentos de secuestros en estaciones del Metro, bajo el signo de nuestros tiempos: no hicieron la denuncia directamente con ella, lo hicieron en redes sociales; no obstante, destacan los analistas, la jefa de Gobierno, hizo caso, tomó cartas en el asunto y movilizó a la Procuraduría y Policía tomó para desplegar un operativo en ese Sistema de Transporte Colectivo.


Por otro lado, Sheinbaum rompió con un elemento de tensión y molestia para millones de conductores en la metrópoli: quitó las fotomultas y planteó un nuevo esquema, las "fotocívicas” que se pondrá a prueba con su entrada en vigor el 22 de abril. Se insiste que el objetivo es la asignación imparcial de sanciones y generar un cambio en la cultura de los automovilistas que lleve a tener mejor seguridad.


Su interés por reordenar llegó hasta la operación de los verificentros; para desmarcarse de la gestión de su antecesor, Miguel Ángel Mancera,  echó abajo algunos proyectos emblemástricaso como la licitación de la Planta de Termovalorización, el Cetram comercial de Constitución de 1917 y la Ley de Reconstrucción; sin hacer señalamientos directos, comenzó a construir una narrativa para señalar posibles irregularidades y actos de corrupción.

Ahí están los cientos de aviadores cobrando en las nóminas de la administración capitalina; o las estaciones de policía que no son funcionales, la falsa contratación del seguro contra sismos, el engaño en la adquisición de ambulancias del ERUM, las cuales  eran rentadas. Viendo hacia adelante, el siguiente paso es hacer denuncias formales y proceder en consecuencia.


En estos primeros 100 días, Claudia Sheinbaum tocó también el reordenamiento urbano y desarrollo de nuevos inmuebles; ya emprendió la cancelación de proyectos que por su envergadura e impacto parecían imposibles de detenerse. Aunado a ello ha mostrado un verdadero interés en proteger el uso de suelo de conservación, recuperar espacios públicos y defender las áreas verdes, como fue en el caso del Campo Militar 1F, en Santa Fe, donde se detuvo el proyecto de construir departamentos.


No puede dejar de mencionarse la apertura de los Puntos de Innovación, Arte, Educación y Saberes (Pilares), su programa estrella; a través de estos centros se quiere incidir en el desarrollo social, la mejora del tejido social y brindar su propio camino de bienestar.


También se advierte que otro de sus logros, en más de cuatro meses al frente del Gobierno de la capital del país es la Agencia Digital de Innovación Pública; la dependencia ha logrado frenar corrupción y proyectos y programas que atentaban contra los intereses de los capitalinos.

En este lapso también se consiguió que por vez primera un gobierno e instituciones de educación superior acordaran construir un programa de ciudad para los próximos 20 años, que resuelva los problemas que enfrenta y la conviertan en un polo generador de conocimientos, de producción de bienes y servicios tecnológicos así como de innovaciones.



Sin dejar de estar en vías paralelas con Andrés Manuel López Obrador, la administración de Sheinbaum es valorada y reconocida precisamente por que tiene la suficiente autonomía e independencia: valores no menos esenciales en el México político del siglo XXI. 

Te puede interesar:
AMLO pide a góbers madrugar por temas de seguridad como Sheinbaum

App Político MX

DESCARGA
NUESTRA APP

Degradado

y recibe lo mejor de Político.mx

Forma central Degradado
Político MX podcast

PODCAST

degradado Forma 45 grados

Escúchanos en estas plataformas:

degradado