Metropolitano
coyoacan1200_notas11210918.jpg
Foto: Cuartoscuro

Elección en Coyoacán: ¿qué hay detrás de la anulación?

Vie 21 Septiembre 2018 22:10

Para el caso Coyoacán bien puede aplicar la frase “lo que mal inicia, mal acaba”. Un proceso para renovar la ahora alcaldía plagado de tensión, agresiones, violencia declarada, lesionados y hasta una persona muerta. Las principales fuerzas políticas en contienda apostaron por aspirantes con mucho renombre pero poca sustancia política, lo que se prestaba a las prácticas más irregulares de promoción y búsqueda del voto. El resultado está a la vista: todo debe reiniciarse aún y con la posibilidad de que estén los mismos protagonistas.

La resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) indica, sin mayores precisiones, que hubo violencia política de género en contra de la candidata de Morena, María Rojo, y uso indebido de programas sociales con fines electorales. Advierte que se cometieron graves irregularidades que afectaron la equidad en la contienda y que terminaron por favorecer al aspirante frentista, Manuel Negrete.


Hasta donde ha trascendido, se tuvo conocimiento de que funcionarios de la delegación realizaron la entrega de recursos públicos mediante un programa social durante el proceso electoral, pese a la veda electoral que instruyó el Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM).

Y en cuanto al concepto de violencia política de género contra María Rojo, solo hay que recordar que hablamos de todas aquellas acciones que interfieren en el ejercicio de los derechos políticos de las personas y que buscan evitar o alterar su libre participación en la toma de decisiones públicas. El asunto se exacerba si a ello se le agrega el componente de “género”.

Un asunto por demás grave pues el Código Electoral vigente en Ciudad de México establece en su artículo 114 que la acreditación de la existencia de violencia política o violencia política de género es causa de nulidad de una elección. 


Pocos se dieron cuenta de lo que se estaba gestando en territorio coyoacanense desde la precampaña. En diciembre del 2017 en el Jardín Hidalgo, un grupo de perredistas "reventó" un mitin que la ahora jefa de Gobierno electa, Claudia Sheinbaum, llevaría a cabo en Coyoacán, que gobernaba Mauricio Toledo del PRD. Ese día, perredistas y morenistas se lanzaron de todo para reventar el evento: el saldo, 4 lesionados, entre ellos una mujer quien murió posteriormente.

Los morenistas acusaron al entonces jefe delegacional con licencia, Mauricio Toledo de mandar a "porros" al evento. Sin embargo, el perredista acusó a Sheinbaum de hacer un "montaje" para desviar la atención.


En suma, Coyoacán era un virtual “territorio de guerra política” donde se denunciaba, tanto en prensa como en redes sociales, prácticas poco regulares. Hoy las autoridades salientes aseguran que todas las acciones que “se realizaron, y realizan, en estricto cumplimiento a los principios de imparcialidad, equidad y neutralidad que toda la administración pública debe observar”.

Ahora viene la ruta crítica:

- Una vez que la sentencia de anulación quede firme, es decir, que la Sala Superior del TEPJF la ratifique o que no existe impugnación, deberá ser notificada en un plazo de tres días al IECM.

- A partir de esa fecha el órgano electoral local tiene 30 días para emitir la convocatoria para las elecciones extraordinarias por la alcaldía de Coyoacán.

- Podrán contender los mismos candidatos a alcalde de Coyoacán, incluido Manuel Negrete, ya que no se cometió el ilícito de rebase de topes de campaña.

- En este caso no habrá campaña para concejales.


El asunto es crucial para la gobernabilidad de CDMX pues no hablamos de una alcaldía menor: un territorio de más de 608 mil habitantes, siendo la quinta delegación más poblada de la urbe, con una importante concentración urbana lo que la vuelve “apetitosa” para grupos criminales, fuerzas políticas y los líderes que quieren tener una “clientela” segura y leal para los próximos años.

Monreal celebra anulación en Coyoacán: no habrá impunidad