Metropolitano
shainbaum1200_notas6310718.jpg

Sheinbaum frente al ‘monstruo’ CDMX: retos que tiene enfrente

Mar 31 Julio 2018 19:05

Gobernar Ciudad de México no solo es tener el control administrativo de la mayor concentración urbana del país con más de 8 millones de habitantes. Es todavía el asiento de los poderes federales y de un conglomerado de intereses. Ante ello, Claudia Sheinbaum tiene un importante “ventana de oportunidad” para hacer frente a retos nuevos y viejos: desde la crisis permanente de agua, pasando por inseguridad y violencia, hasta la reconstrucción por el 19-S. La disyuntiva es repensar o reconstruir la metrópoli.

La primera jefa de gobierno electa tiene una condición inédita al menos en los últimos 21 años y que no tuvieron sus antecesores: el presidente de la República surge de su mismo partido político, por lo que se espera que las dinámicas de colaboración tomen un nuevo matiz y se evite el tradicional “celo” o rejuego entre líderes políticos desde Cárdenas-Zedillo hasta Mancera-Peña Nieto.


Ciudad de la furia: crímenes, violencia y grupos criminales

La prioridad es devolver la tranquilidad y abatir los niveles de violencia; lo reconoció incluso Rosa Icela Rodríguez, propuesta como su secretaria de Gobierno. Como es usual, hay que dejar que los números e indicadores más recientes hablen.

- En Ciudad de México se presentaron 1,174 muertes de hombres por homicidio y 139 de mujeres en 2017, de acuerdo con el reporte del Inegi.

- En su totalidad, la capital participó con 4.22% del total de casos registrados en el país, siendo el décimo lugar con más homicidios.


- De acuerdo con el Observatorio Ciudad de México, Seguridad y Justicia (OCMX), delitos de alto impacto como el homicidio doloso y robo a transeúnte o negocio con violencia se incrementaron a niveles nunca antes vistos.

- Cada día en la ciudad se cometieron el año pasado, en promedio, 3 homicidios dolosos, 2 homicidios culposos, 85 robos con violencia, 26 robos de vehículo, 20 robos a casa habitación, 43 robos de negocio y 40 robos a transeúntes.


-En la Encuesta Urbana sobre Percepción de Seguridad, las regiones norte y oriente son de las más inseguras del país; nueve de 10 residentes aseguran sentirse vulnerables a cualquier tipo de violencia en sus colonias.


La administración Sheinbaum recibirá una pugna criminal vigente. El recién nombrado secretario de Seguridad Pública capitalina, Raymundo Collins, reconoce que 50 por ciento de la violencia que se vive en Ciudad de México es generada básicamente por dos grupos delictivos: "La Unión Tepito" y "La Antiunión".


Reconstruir por el 19-S: reparar el alma urbana

Al paso de los meses se cumple la peor pesadilla después del sismo ocurrido a las 13:14 horas del 19 de septiembre de 2017: la reconstrucción de los edificios y viviendas es presa de los intereses políticos y la indolencia de las autoridades. 

Se fue Miguel Ángel Mancera a buscar su escaño en el Senado y la metrópoli no tiene un rumbo preciso pese al Plan de Reconstrucción; cientos de damnificados de Benito Juárez, Coyoacán, Cuauhtémoc e Iztapalapa siguen sin recuperar sus hogares, viviendo en la incertidumbre de cuándo y cómo los recuperarán; no han podido cobrar los seguros quienes los tenían.

Claudia Sheinbaum debe presentar el próximo septiembre un plan preciso, claro y sin ambigüedades; al asumir el cargo tendría como prioridad recorrer a pie los lugares afectados y hablar directo a los ojos al mayor número de damnificados sobre la solución que les dará.


Economía en receso, ante la amenaza de la descentralización

Cámaras empresariales y comerciales entrevistadas por El Economista coincidieron: CDMX es de la entidades que más aportan al Producto Interno Bruto (PIB) nacional, con 17.5%, pero en el 2017 presentó una tendencia de desaceleración; la administración entrante tendrá que reactivar su economía.

La ciudad se sustenta en actividades terciarias, es decir servicios, de los cuales el del sector financiero y de seguros tiene la mayor participación del PIB local con 11.9 por ciento. Esto se entiende por ser “el corazón financiero y de negocios” del país entero, al estar asentadas buena parte de los corporativos, que buscan estar en contacto con el Gobierno Federal.


Lo que parece no estar considerado es el impacto que va a tener el proyecto de López Obrador para descentralizar 12 secretarías. De acuerdo con El Universal, aproximadamente uno de cada cuatro burócratas están afiliados al ISSSTE con registro en la capital: esto se traduce a 740.6 mil trabajadores y más de 2 millones de familiares.  Una diáspora de casi 3 millones de “chilangos” que se llevarán su capacidad productiva, de gastos y de consumo a otras partes de la República. 

¿Ya se valoró en el equipo de Sheinbaum lo que impactará esas eventuales salidas en los miles de pequeños establecimientos que dependen del consumo que realizan dichos empleados y sus familias? Sin buena parte de las dependencias federales, ¿cuál va a ser la verdadera vocación de esta metrópoli a mediano y largo plazo?


Constitución CDMX: el reto que nadie ve

Finalmente, pero no menos importante, el gobierno de Claudia Sheinbaum iniciará funciones con nuevo marco legal e institucional: la Constitución de CDMX entrará en vigor el 17 de septiembre. Analistas y columnistas advierten que dicha carta legal es en sí misma un proyecto urbano, “un laberíntico mapa de aspiraciones”. De una vez se plantea que no será fácil, ya que implica un complejo proceso de construcción de instituciones, de formulación de planes y programas, así como la definición de nuevas políticas e instrumentos.


Ya ni qué decir del reto titánico de mantener en operación la movilidad de una ciudad donde más del 70 por ciento de sus vialidades primarias requieren de reencarpetamiento o bacheo intenso; de mejorar a fondo el servicio del Metro sin entrar en contradicción con un costo del pasaje en extremo barato; de impulsar el transporte público ahora sí eficiente; los retos de medio ambiente en cuestión de calidad del aire y manejo de desechos. 

En medio de todo ello la crisis permanente para dotar de agua a millones, y a su vez hacer las obras necesarias para que no renazca el lago de Tenochtitlán frente al riesgo siempre latente de una gran inundación.


‘Talón de Aquiles’ de aspirantes CDMX: reconstrucción por sismo