Partidos Políticos
14_morena_opiniones_polevnsky_lujan_delgado_notas_241019_ml.jpg
Fotos: Cuartoscuro.com/Notimex/FB @OaxacaInforma

Choque de trenes se ve en Morena: Yeidckol, Luján y Delgado opinan

Jue 24 Octubre 2019 21:32

El partido del presidente Andrés Manuel López Obrador, Morena, está cada vez más cercano a enfrentar un “choque de trenes”, en el peor de los escenarios, con miras a renovar su dirigencia nacional. Sin demeritar la violencia en las asambleas distritales de las últimas semanas, el foco debe estar puesto en los mensajes y el tono que abordan los aspirantes a ser el nuevo presidente de esa fuerza política. Los discursos de conciliación y de mesura poco a poco ceden a los de mayor confrontación y reclamos.

Recordemos que el punto central en todo este proceso es elegir a 10 personas en cada uno de los 300 distritos electorales; ellos serán los delegados que  asistan al Congreso Nacional del 23 y 24 de noviembre y tendrán voz y voto para definir a la nueva dirigencia nacional. No deja de estar presente el señalamiento del propio Andrés Manuel López Obrador que también podría arreglarse todo mediante una encuesta.


La historia de las últimas semanas en torno a este proceso también ha tomado por asalto a las redes sociales.  Yeidckol Polevnsky, dirigente nacional de Morena dio a conocer que una mayoría del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) avaló entregar a la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia (CNHJ) el expediente con el cúmulo de irregularidades detectadas en las asambleas realizadas y un balance de cuántas han sido suspendidas. 

Hay que precisar que solo se limitó a señalar en su cuenta de Twitter que no se puede validar un proceso, si el padrón está viciado, producto de la reafiliación de militantes, algo que los partidos tendrán que culminar antes del 31 de diciembre de este año.


Polevnsky explicó que del total de 300 asambleas distritales que deben realizarse, se han convocado 238 y hay 62 pendientes a realizarse en cuatro entidades y que fueron convocadas para el domingo 27 de octubre. Para ella el punto medular es que “no se puede validar un padrón legal que deje sin participación a los verdaderos militantes”.

De inmediato se encendieron los focos de alarma en otros grupos y liderazgos de Morena. Citlalli Hernández, senadora por Morena, aclaró no hay “facultades absolutas” para declarar que no seguirá el proceso interno para elegir al nuevo dirigente de su partido, pues el CEN aún no ha podido sesionar por falta de quórum


Los dimes y diretes se acrecentaron cuando  la CNHJ aclaró que no ha sido notificada de que se hayan suspendido el proceso. En un comunicado, se enfatizó que el CEN morenista carece de facultades para ordenar una situación de ese tipo  además de que no ha recibido documento en ese sentido. Yeidckol respondió que solo el CEN es el único responsable para emitir la convocatoria al Congreso Nacional y por lo mismo tiene las facultades para suspenderlo. Una guerra de comunicados y mensajes por las redes sociales.


Para medir cómo está el termómetro interior, basta observar que diputados de la bancada en San Lázaro llamaron a Bertha Luján a dejar la contienda por la dirigencia del partido, ya que haber sido consejera nacional en dos ocasiones le impide buscar el cargo. El legislador Armando Contreras señaló que Luján está causando un daño al partido, porque está violando los estatutos y está violentando el proceso interno por su postulación e insistencia en que se lleven a cabo las asambleas.

Ella se defiende en medios de comunicación advirtiendo que una encuesta no sustituye a 300 asambleas hechas con todo el protocolo y siguiendo los estatutos. Insiste en que al Congreso Nacional no podrá asistir nadie que no haya sido elegido en algunos de los 300 distritos.


En todo esto, Mario Delgado alza la voz y acusa que hay un grupo que quiere imponerse “a la mala”, que no escuchan al presidente Andrés Manuel López Obrador y actúan más parecidos a “mapaches” electorales. Señalamientos que aún esperan respuesta por algún aludido en las semanas que están por venir; una nube de incertidumbre acompaña a todo el partido que pretende demostrar cohesión para su primera gran renovación en su dirigencia. 


Dentro de Morena se preguntan quién promueve la violencia