Lo Último

Politileaks


marko_gomezmorin1200_notas4241018.jpg Foto: Cuartoscuro

Cortés y Gómez Morin, entre reclamos, ofrecen revivir al PAN

Autor: Político MX

Mié 24 Octubre 2018 16:58

Con reclamos, acusaciones y señalamientos los dos aspirantes a la dirigencia nacional del PAN, Marko Cortés y Manuel Gómez Morin intercambiaron ideas y visiones de cómo devolver la confianza de la ciudadanía y hacerlo una verdadera opción de oposición. El encuentro habría estado por debajo de las expectativas por parte de militantes, analistas e interesados en el proceso, pues fueron pocas las propuestas concretas de ambas partes y no hubo un claro deslinde de la dirigencia anterior encabezada por Ricardo Anaya quien fue pocas veces mencionado de manera directa.

En el intercambio de acusaciones salieron a relucir los supuestos respaldos que cada uno de ellos tendría para postularse por la dirigencia nacional.

Manuel Gómez Morin recordó una conversación con Ricardo Anaya donde advertía que después del 1 de julio deberían trabajar para cuidar al partido de “grupos que sin esencia panista quieren apropiarse” de él; lamentó que Cortés se haya aliado con ese grupo de gobernadores que presuntamente ha actuado para alejar a la gente de los actos partidistas. En la réplica, Marko acusó que la candidatura de Gómez Morin es producto del respaldo del gobernador de Chihuahua, Javier Corral.

Un tema recurrente en este debate fue la exigencia de que se respeten los resultados de la elección. Marko Cortés se lo cuestionó varias veces a Gomez Morin, reprochándole que si en lugar de ello se iría a “tomar fotos con López Obrador”; finalmente el abogado dijo que sí aceptaría los resultados “si los gobernadores sacan las manos, si las direcciones estatales lo hacen también, que al militante se le deje votar libremente”.

Fue Cortés quien planteó propuestas e ideas más concretas a lo largo del encuentro. Pidió volver al modelo de convenciones y congresos para la discusión interna; aseguró que no buscará cargos de elección durante sus tres años de dirigencia “pues eso le hizo mucho daño al partido”. Destacó que pondría en marcha un nuevo código de ética; propuso que se abra la afiliación al partido, “sin trabas”; en paralelo que haya militantes con obligaciones, esto es “empanizar” de nuevo a los panistas para que lleguen a un cargo y actúen conforme a los principios: y que para ser un verdadero partido opositor, la unidad debe ser fundamental en los temas “como una sola fuerza”.

Por el lado de Gómez Morin propuso volver a los orígenes y a los principios, lejos de “desfiguros” como esa alianza que  no correspondía a sus principios y a sus doctrinas; ofreció recuperar la autoridad moral frente al nuevo gobierno, al tener  una dirigencia que tenga claro que “está bien y que está mal” y que le permita ser contrapeso en el nuevo panorama político del país.

En medio de los cuestionamientos sobre Acción Nacional y su vida interna, ambos contendientes intercambiaron acusaciones y reproches sobre su trayectoria, así como su desempeño partidista. Cortés  arremetió contra Gómez Morin por que solo fue diputado designado, en contraparte de que él ganó la elección; también advirtió que “fue menos que gris” en su desempeño como legislador, pues solo presentó una iniciativa que “ni siquiera” se aprobó. De igual manera, recordó que hace tres años Gómez Morin respaldó al candidato priista en Naucalpan.

Manuel Gómez Morin le respondió que quién no ha sido congruente ha sido Cortés, quien tiene cuatro hermanos que viven del partido, además que gente como él “precisamente se ha servido del partido”. Aseguró que él propuso e impulsó cambios en las leyes de radio y televisión, que sirvieron al Instituto Federal de Telecomunicaciones. Recordó que buena parte del fracaso del partido fue producto de que se acabó el orden y la generosidad, así como por personajes como el propio Cortés y Ricardo Anaya. Sobre el caso Naucalpan, indicó que hay actas y documentos que avalan su actuación hace tres años.

Un detalle que habrá que aclarar es porque la transmisión por la plataforma de video se interrumpió cuando faltaban 55 segundos para que Gómez Morin concluyera su mensaje final.


Así los reproches y el cobro de facturas entre dos panistas que representan a proyectos poco claros. Cortés intentó a lo largo de una hora en ser más concreto, dar una sensación de certidumbre y dar "golpes certeros" a su adversario. Por su lado Gómez Morin se concentró en la trayectoria y nexos del excoordinador de los diputados, sin ser muy claro en lo que de verdad propone, salvo en volver a los orígenes y devolver la "autoridad moral" perdida a los panistas en el pasado proceso electoral.

Rumbo a la jornada interna del 11 de noviembre cabe esperar la misma estrategia de uno y otro lado, sin generar mayores expectativas; tal vez alguna adhesión o pronunciamiento de última hora de una figura prominente para  intentar dar mayor claridad. Lo grave, como se dijo en este mismo debate y lo han planteado los analistas, es que el PAN es quien sí podría plantarle cara a Morena y a su amplio espacio de poder que ya tiene pero que se acrecenterá a partir del 1 de diciembre.

text

PAN gastará 750 mil pesos en debate por dirigencia nacional
Leer más >>





Síguenos en nuestras redes sociales