Partidos Políticos
header_videoescandalos_notas16240417.jpg
https://www.facebook.com/AGORACADENA

Escándalos en audio o video, golpeteo en las campañas de México

Lun 24 Abril 2017 18:43

Los escándalos electrónicos se están convirtiendo en la marca más oscura de la democracia mexicana. Ya sea a través de grabaciones de audio o de video donde se revelan alguna supuesta práctica o contubernio irregular de políticos o candidatos, el desgaste en la credibilidad es mayor. Esto también salpica a la autoridad electoral.

En las últimas horas hemos sido testigos de dos casos, por demás mediáticos y que generan polémica: el video de la ahora excandidata de Morena Eva Cadena, recibiendo fajos de dinero; las grabaciones de la presunta conversación entre el veracruzano Javier Duarte y el oaxaqueño, José Murat, para desviar 30 millones de pesos.

De suyo, las grabaciones son ilegales. Aunque hay quienes claman “que no se acuse al mensajero”, estas revelaciones son la muestra más clara de la guerra sucia política; no aportan al debate público de fondo, enrarecen el ambiente político-social, y de manera por demás despiadada, puede afectar la reputación personal hasta niveles insospechados.

Por supuesto que los implicados deberían, primero, denunciar por la vía legal ante la autoridad respectiva y llevar el asunto hasta las últimas consecuencias. Porque de lo contrario asistimos al juego perverso de la guerra de las declaraciones; todos pierden, hasta el medio que reveló la grabación, y quienes lo replican, pues se convierten de facto en ministerios públicos o instrumentos de “oscuros intereses” según los propios involucrados.

En medio de todo ello, un silencio que para analistas y columnistas es el más grave: el de la autoridad electoral que no se pronuncia, ni por oficio. Esperar hasta que el asunto llegue a la comisión respectiva, cuando el tema ya cumplió su cometido de “dañar” o “golpear” al personaje en cuestión, se convierte en una formalidad burocrática que diluye el objetivo real de los procesos legales.

Ni hablar de la efectividad de las sanciones marcadas, sobre todo porque el origen del escándalo electrónico ni siquiera se conoce al ser “una revelación periodística”.

Rumbo a la jornada del 4 de junio en 4 estados habrá que estar atentos a la aparición de nuevas grabaciones hacia candidatos, partidos o líderes políticos. Otros ya hablan de que será un ensayo general más con miras a la “madre de todas las batallas” electorales: el 2018.