Partidos Políticos
prd_cen_notas11131017.jpg
Cuartoscuro

Inician jaloneos entre corrientes por salida de Barrales del PRD

Vie 13 Octubre 2017 15:48

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) emplazó al PRD a renovar su dirigencia nacional en un máximo de 60 días; es decir, en enero de 2018. Algunos dicen que Barrales acatará la orden antes de que venza el plazo y que la nueva dirigencia firmará el Frente, pero corre el riesgo de que algunas corrientes que rechazan la alianza con el PAN intenten tirarlo. Sin embargo, otras voces afirman que los cambios en el Comité Ejecutivo Nacional no impedirán que se concrete el bloque opositor. Los Chuchos, el grupo de Silvano Aureoles, y ADN de Juan Zepeda se perfilan para suceder a Barrales; mientras que las corrientes afines a los experredistas Miguel Barbosa y René Bejarano meten ruido en el proceso.


Los que quieren tirar el Frente

Hay dos grupos perredistas con un interés especial en que no se concrete el Frente Ciudadano por México, Militantes de Izquierda, encabezado por Carlos Sotelo y fundado por el senador Miguel Barbosa, quien dejó al PRD para ir con Andrés Manuel López Obrador. El otro es Izquierda Democrática Nacional (IDN), cuyo liderazgo asumió Alejandro Sánchez Camacho, luego de la salida de René Bejarano y su esposa Dolores Padierna, que también apoyan a AMLO.


Hay un detalle para tomar en cuenta, si la sucesión de Barrales se da antes del 13 de diciembre, fecha límite para el registro de coaliciones ante el Instituto Nacional Electoral (INE), entonces Militantes de Izquierda e IDN podría aprovechar para tratar de colapsar el Frente. Los de IDN además todavía están entre la disyuntiva de quedarse en el PRD o de seguir a su mentor René Bejarano.

Mientras que Carlos Sotelo, dirigente de la corriente Militantes de Izquierda y quien impugnó ante el TEPJF la presidencia de Alejandra Barrales, argumentó que la legalidad en el PRD la había roto un grupo de corrientes por intereses personales. Por su parte, Vanguardia Progresista, la corriente de Barrales, aseguró que el objetivo de Sotelo es buscar aliados para que se caiga el Frente.


Algunos más dicen que Barrales esperará hasta que se registre el Frente como una alianza electoral para dejar la dirigencia. No obstante, podría pactar con una de las corrientes que apoyan el Frente para que se encarguen de concretarlo. En este caso, la posibilidad sería que negociara con Los Chuchos, les entregaría la dirigencia, para que ellos se encarguen de sellar la coalición con el PAN y Movimiento Ciudadano.

Cabe mencionar que Nueva Izquierda está a favor del Frente, pero su intención es invitar a Ricardo Monreal para que se sume al bloque opositor y promoverlo como candidato a la Jefatura de Gobierno de Ciudad de México. Eso, no le convendría a Barrales que impulsó el Frente para convertirlo en la plataforma de su candidatura al gobierno capitalino en 2018 y Monreal es su rival político.  

monreal_notas18110917.jpg


Corrientes en pugna por dirigencia

Los Chuchos no son los únicos que quieren la dirigencia del PRD, también es codiciada por Alternativa Democrática Nacional (ADN) y Foro Nuevo Sol. Cada uno ya tiene listo a su gallo para pelear por el CEN perredista.

-Nueva Izquierda va con Ángel Ávila, presidente del Consejo Nacional del Sol Azteca.

-ADN con Camerino Márquez.

-Foro Nuevo Sol con Vladimir Aguilar.

El proceso no será sencillo, el Consejo Nacional del PRD ya no puede elegir a la nueva dirigencia porque su labor terminó el 4 de octubre pasado. Al respecto, el TEPJF señaló que “no existe la imposibilidad jurídica y material que argumentó el Sol Azteca para organizar su elección interna y cambiar a los integrantes del Comité Ejecutivo Nacional (CEN). Las causas alegadas por la dirigencia perredista son: la difícil situación financiera del partido e inicio del proceso electoral 2018, solo son consecuencia de la conducta asumida por el PRD, que vulneró sus propios estatutos.

Manuel Cifuentes, secretario de Finanzas del PRD, señaló que una forma de solucionar este conflicto sería pedirle al INE que organice la elección para renovar la dirigencia e irle pagando mensualmente: “Lo haríamos con el dinero que él mismo nos da por concepto de prerrogativas”.


¿Qué ganará la corriente que se quede con la dirigencia?

Además obtener el control del partido, Chuchos, Foro Nuevo Sol, ADN o cualquier corriente que se quedara con la dirigencia tendría la oportunidad de impulsar a sus candidatos para conseguir el mayor número de diputaciones y senadurías. Para la Cámara Alta, los de Nueva Izquierda perfilan candidatear a Beatriz Mojica, actual secretaria general del partido, quieren que sea la coordinadora de la bancada. Mientras que la corriente ADN promoverían a Juan Zepeda, el excandidato a la gubernatura de Estado de México; ellos también lo ven como coordinador de los senadores del Sol Azteca.

Por lo pronto, llama la atención el doble discurso en la actual dirigencia del PRD, por un lado anunció que estaba dispuesta a renunciar a sus prerrogativas de 2017, 113 millones de pesos correspondientes al último trimestre del año, para que con esos recursos se apoyara a los damnificados de los sismos de septiembre. Hasta puso en marcha un plan de austeridad, que incluye recortes de personal. Por el otro, dice que no ha renovado la presidencia del partido, porque no tiene dinero que la elección interna costaría 110 millones de pesos y que acaba de pagar una multa al INE por 19 millones de pesos. Al mismo tiempo le pide ayuda al árbitro electoral para que organice el proceso interno para elegir a los nuevos integrantes del CEN.

PRD acatará a TEPJF: en 60 días nueva dirigencia