Partidos Políticos
Arte beto tavira
La reivindicación del chisme
Mié 28 Febrero 2018 06:11

Por: @BetoTavira

No lo puedo evitar. Desde hace dos décadas el chisme se ha vuelto mi relación más estable sólo después de mi crema para las arrugas a la que, por cierto, le he sido infiel únicamente dos veces con el Bótox. Nada gano con negarlo. Por eso en esta primera entrega en Político.mx confieso lo de mi coleccionismo de vidas ajenas, porque lo de que un hombre se inyecte toxina botulínica no alcanza el grado de confesión, a estas alturas tiene menos estigmas que ser chismoso. 

Ya se pueden imaginar el bullying que he sufrido la mitad de mi vida por ser curioso en demasía. Sin embargo, con los años he aprendido que el chisme tiene más negativos que positivos así que, con la misma convicción del predicador, me he propuesto difundir que la Real Academia Española define el chisme como una “noticia verdadera o falsa” por lo que no es sinónimo de rumor; que artículos científicos revelan que el chisme produce oxitocina, la llamada “hormona del amor”; que algunos antropólogos sociales han reconocido que el chisme se utiliza en grupos como un mecanismo de defensa para protegerse de las malas intensiones de personas ajenas al ghetto y, por sobre todas las cosas, el chisme nos produce intensos fragmentos de felicidad. Esto último lo suscribo yo.

El chisme conecta con el corazón, no necesariamente con la razón. Por eso la información del emisor mantiene mayor longevidad recordativa. No es gratuito que los mayores porcentajes de los grupos de edad de la lista nominal del INE en 2018 (de 20 a 39 años de edad) conozcan más sobre el debut como padres de la cantante Anahí y su esposo, el gobernador de Chiapas Manuel Velasco Coello, que las propuestas de campaña del político del Partido Verde. Dicho lo anterior merece la pena que los detractores del chisme o se evangelizan de una buena vez o lo dejan de satanizarlo. 

Mientras tanto, bienaventurados sean los pobres en noticias sobre la vida privada de los políticos, pues de ellos será esta columna.

Texto publicado en Político.mx Semanario