Partidos Políticos
16_lujan_vs_polevnsky_dirigencia_nacional_morena_notas_200120_ml.jpg
Fotos: Notimex/Cuartoscuro.com

Luján vs Polevnsky: arrecia pleito por dirigencia nacional de Morena

Lun 20 Enero 2020 22:00

Es el más reciente “round” por la dirigencia nacional de Morena, el partido que lleva a cabo la Cuarta Transformación. La presidenta del Consejo Nacional, Bertha Luján, desafía a Yeidckol Polevnsky al llamar a un Congreso Nacional Extraordinario para el 26 de enero donde se pondrá a consideración la ratificación, o no, de extender el mandato de la actual dirigencia. Para Polevnsky pesó demasiado el recorte del 75 por ciento de las prerrogativas y considera que eso es lo que en verdad “duele” a ese sector del partido. Los dados siguen sobre la mesa y el “choque de trenes” está a la vista. 

Primero el tema del Congreso Nacional Extraordinario; en el anuncio estuvieron presentes cinco integrantes del CEN afines a Luján, así como presidentes o representantes de los Comités Estatales de Michoacán, Colima, Tamaulipas, Querétaro, Puebla, Oaxaca, Guerrero y Aguascalientes.


Luján argumento que fue convocado por 18 Comités Ejecutivos Estatales y por 145 consejeros nacionales, lo que está previsto en los Estatutos; precisó que se requiere de la asistencia de mil 351 congresistas ese domingo para que se reúna el quórum. Es por ello que se descartó que se imponga una sola voz, en lo que fue un mensaje con clara dedicatoria.

"Morena es una organización democrática y aquí no solamente se escucha la voz de una presidenta o de otro presidente, Morena tiene instancias que funcionan, que están presentes en el país, en sus estados, que hablan y que no están de ninguna manera enganchados en un conflicto como el que aquí se quiere hacer presentar", subrayó.


Al respecto, Polevnsky, secretaria general del partido Morena en funciones de presidenta, insistió en que ese llamado incurre en ilegalidad. En entrevista con el diario La Razón, explicó que para convocar a un Congreso Nacional extraordinario “al menos 151 de los 300 consejeros deben solicitarlo por escrito al Comité Ejecutivo y el Comité Ejecutivo es quien decide y autoriza; cosa que no ocurrió”.

Es entonces que toca el punto de las prerrogativas de la fuerza política. Aseguró que los integrantes del Consejo Nacional “cuando vieron que iba en serio lo de renunciar a las prerrogativas, se volvieron locos, y ahora están incurriendo en una ilegalidad tras otra”.


Para Polevnsky, la renovación de dirigencias se realizará conforme al proceso estatutario una vez que se resuelva la jurisprudencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), “y no antes”, e insistió en que los miembros del Consejo Nacional “están demostrando su desesperación absoluta”, pues “su único interés es el dinero”.


En su momento, Bertha Luján adelantó que en el Congreso Nacional Ordinario del partido a realizarse en próximos meses se sometería a revisión la decisión de que el instituto político renuncie al 75 por ciento de sus prerrogativas. Respaldó la medida pero dijo que el Congreso, máximo órgano de decisión partidista, deberá ratificarla y determinar si el porcentaje no afecta la formación política de cuadros o si no compromete la operatividad de Morena a nivel municipal.


Otros liderazgos ya advertían de esta “confrontación”. En un texto firmado por personajes como Pedro Miguel, Enrique Dussel, Pedro Salmerón, Blanca Montoya y Rafael Barajas, “El Fisgón”, acusaron que se vive  una “parálisis” en ese instituto político, derivado de una “absurda guerra judicial interna”.

Los firmantes, incluido el presidente de la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia, Héctor Díaz Polanco, y el aspirante a la dirigencia nacional, Alejandro Rojas Díaz Durán, pidieron a militantes y actores políticos “que pongan de lado sus ambiciones personales y eleven el nivel del debate. Morena debe ser un referente ético, no una olla de grillos”.

Morena busca reforma para evitar que amparos frenen proyectos de AMLO