Partidos Políticos
prd1200_notas16140818.jpg
Mancera, Serrano, Zepeda y Zambrano se arrebatan el PRD
Mar 14 Agosto 2018 19:43

Derivado de su peor crisis electoral, el PRD vive uno de los mayores momentos de “jaloneos” y arrebatos para definir sus principales puestos de poder: las dos coordinaciones en las cámaras del Congreso y por supuesto la dirigencia nacional. Hay que saber leer las designaciones y “cruzarlas” con los acuerdos dados a conocer de manera previa para conocer el nivel de conflicto que se vive. Es así que los protagonistas Miguel Ángel Mancera, Héctor Serrano, Juan Zepeda y Jesús Zambrano protagonizan la gran pugna perredista.

Todo se detona a partir de que los senadores  en reunión plenaria privada al ex jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, como su nuevo coordinador; y hasta donde se sabe Héctor Serrano quedará en la bancada de San Lázaro. Así se satisface a Alternativa Democrática Nacional (ADN) y a Vanguardia Progresista (VP); en el aire aún está por resolverse cómo quedará Nueva Izquierda (NI), es decir el grupo de Los Chuchos.


Los columnistas y expertos en los pasillos del Sol Azteca lo explican así. ADN junto con VP han hecho una alianza con Miguel Ángel Mancera, quien impulsaría a Héctor Serrano para coordinar la bancada perredista de 21 diputados. Esto en los hechos significa que el exjefe de gobierno capitalino rompió el pacto que tenía con Los Chuchos.


Para ello hay que recordar que el primer fin de semana de agosto, durante la “encerrona” en el centro vacacional de Oaxtepec, el grupo de Los Chuchos, rechazó el “acuerdo político” entre las corrientes de ADN y VP con el grupo mancerista. Los integrantes de NI exigieron que haya votaciones abiertas para las posiciones de poder: el resultado es que ya perdieron las coordinaciones.

Más aún los Chuchos tienen al menos dos frentes de batalla: deben enfrentar los efectos de la reforma estatutaria que ellos mismos aprobaron, que data de marzo de 2017, en  la que se eliminó el voto de los legisladores para elegir a su coordinador y le otorgó la facultad de los nombramientos directamente al Comité Ejecutivo Nacional.


Otro síntoma del debilitamiento de Los Chuchos al interior del PRD, es que en estos momentos Jesús Zambrano, uno de sus principales líderes, busca cómo llegar al Senado por la vía plurinominal, a pesar de que no alcanzó la votación suficiente; quiere desplazar al suplente de Juan Zepeda, Rogelio Israel Zamora Guzmán, a quien según el Tribunal Electoral federal le corresponde la senaduría de mayoría, luego de que Zepeda, aunque ganó por voto directo, tuvo que entrar por la vía de la Primera Minoría. Hasta donde lo revelaron las fuentes y las columnas políticas, ni ADN ni Zepeda tenían la intención de ceder la posición del suplente a Zambrano.


Zepeda se vuelve entonces una moneda de cambio, un medio de presión para las demás corrientes. Como se ve, al no tener la coordinación en el Senado y buscar que su suplente llegue al escaño, el político mexiquense bien podría tener en la mira la dirigencia nacional del partido, algo que no le vendría mal a la institución.


Hasta ahora se mantiene la tradición de “los repartos salomónicos” para las corrientes mayoritarias en el PRD : VP tiene la Cámara de Diputados; ADN el Senado y la incógnita sigue pues podríamos ser testigos del principio del fin de la hegemonía de Nueva Izquierda si no se le otorga de una u otra manera la presidencia del partido.

Zepeda irá por dirigencia del PRD; dice que acabará con vicios