Partidos Políticos
ganaryperder_nota_diputados.jpg
Foto: Político.mx

Morena irrumpió y dominó Congresos de 2015 a 2018

Mié 13 Noviembre 2019 19:44

Si bien ganar gubernaturas, presidencias municipales y por supuesto la presidencia de la República representó el “salto cuántico” de Morena en materia electoral desde su creación hace cinco años, no puede soslayarse lo alcanzado tanto en el Congreso de la Unión como en las Legislaturas locales. Un factor de poder e influencia en las decisiones y en las políticas públicas que debe considerarse; los datos disponibles nos muestran el crecimiento de los legisladores morenistas en buen parte de las elecciones donde involucran al Poder Legislativo.


Poco se recuerda que existió en su momento una bancada morenistade facto” ni más ni menos que en San Lázaro. En enero de 2015, dentro de la LXII Legislatura, la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados aprobó la creación del grupo integrado por 15 legisladores que se asumen como parte de Morena, sin que fuera una bancada formal como tal; provenían del PRD, Partido del Trabajo (PT) y Movimiento Ciudadano (MC).

Como una "agrupación política" tenían restringidos el acceso a subvenciones económicas como fracción parlamentaria, a la participación en la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados y solamente tenían voz pero no voto en la Junta de Coordinación Política. Era coordinado por Ricardo Monreal y estaban como vicecoordinadores Alfonso Durazo y Loretta Ortiz.


Ese conjunto de legisladores fueron el germen para impulsar la presencia de Morena, que justo en las elecciones intermedias a nivel federal de 2015 tuvieron un crecimiento que no era para soslayarse; con el 9.37 por ciento del total de la votación consiguieron 35 curules, el equivalente al 7 por ciento de la Cámara de Diputados.


Para el 2018 el incremento fue exponencial: con el 41.34 por ciento de los sufragios totales emitidos logran un total de 191 lugares en San Lázaro; es decir, el 38 por ciento de la cámara baja, que con la suma de sus aliados alcanzó a tener una mayoría simple, lo que basta para impulsar iniciativas que solo requieren esa condición.

A nivel local Morena también ha obtenido resultados por demás interesantes que lo ha convertido, ya sea en mayoría o en un actor preponderante con el cual se debe negociar. Por supuesto destaca el Congreso de Ciudad de México: en 2015 logra primero 22 diputaciones, para luego en 2018 llegar a 38 de 66 lugares; o en Tabasco que de 4 lugares en su primera elección, en la siguiente “salta” a 21 de 35 curules.


Otros casos que no pueden dejar de mencionarse son los de Estado de México, que en 2015 gana primero seis, para luego en 2018 conseguir 31 de 75. En Veracruz, otro de los padrones electorales más relevantes del país, que de los 50 diputados, primero 13 fueron morenistas para 2016 y dos años después alcanzó un total de 19.


Este breve recuento es apenas parte del retrato completo que Morena ha logrado a lo largo y ancho del país en materia legislativa; un segundo nivel de análisis es sin duda lo que ha obtenido Congreso por Congreso en sus objetivos locales, así como de respaldo a las iniciativas federales y constitucionales que requieren el aval de las Legislaturas estatales.

Diputados, excepto Morena, demandan condiciones para legislar