Partidos Políticos
morenovalle_1200notas13080618.jpg
PAN después del 1 de julio: ¿llegará como líder Moreno Valle?
Vie 08 Junio 2018 21:32

Pocos lo tienen en la mira, pero como ocurre cada 6 años, tras la elección presidencial los partidos que pierdan entrarán en crisis y generalmente se “purga” a través del cambio de la dirigencia nacional. Voces recientes en las últimas horas plantean que en el caso de Acción Nacional, Damián Zepeda tendría las semanas contadas si como lo plantean las encuestas, Ricardo Anaya se queda en segundo lugar. Entonces la baraja de liderazgos tendría que abrirse y una carta fuerte proviene desde Puebla: Rafael Moreno Valle.


Damián Zepeda asumió el cargo como presidente nacional del PAN el 9 de diciembre de 2017 en cuanto Ricardo Anaya pidió licencia para asumir la candidatura presidencial por la coalición “Por México al Frente”. En rigor tendría que cubrir el periodo correspondiente al ahora aspirante que vencería en 2019; sin embargo, como recién se confirmó su candidatura plurinominal al Senado, por estatutos tendría que dejar la dirigencia entre julio y agosto próximo.


Por ello surgen voces en pasillos y columnas políticas que indican que el exgobernador Rafael Moreno Valle es una de las cartas principales para ocupar ese espacio y en dado caso el necesario “control de daños”.

Durante el último tercio de 2017, cuando se establecieron  los caminos para la candidatura presidencial del PAN, y Moreno Valle realizaba actividades con miras a contender por ella, se habló de cuáles eran sus opciones: desde ser candidato al Senado hasta precisamente que se le otorgara el control del partido. Finalmente sucedió que se le colocó en la lista plurinominal para la cámara alta.

Por ello el perfil tan bajo que ha mantenido en estas semanas de campaña, aunque otros advierten que lo ha hecho para no “enturbiar” la campaña de su esposa Martha Erika Alonso a la gubernatura de Puebla; otra trinchera de su pleno interés, como lo advierten columnas políticas locales para en dado caso pensar en lo que pudiera pasar en 2024. Pero la opción de dirigir el partido no sería descartable, siendo una de las figuras más recientes de liderazgo blanquiazul.


Más allá de especulaciones y una buena dosis de imaginación política, el PAN como organismo tendrá que replantearse en muchas vías, suceda lo que suceda, el primero de julio. La dirigencia nacional como el primero y el principal eje de recomposición, o si es el caso, de acompañamiento para reorganizar cuadros que puedan sumarse al nuevo gobierno. Una de esas opciones la empezaremos a conocer en unas cuentas semanas.

Preocupa falta de apoyo de Moreno Valle al Frente