Partidos Políticos
marko_zepeda1200__nota87191118.jpg
Foto: Cuartoscuro PAN y Cortés: ¿se va o se queda el anayismo?
Lun 19 Noviembre 2018 18:43

Marko Cortés comenzó a mover sus piezas al interior de la dirigencia de Acción Nacional; solo así puede entenderse el cambio en el liderazgo de la bancada en el Senado de la República. En el mismo carril, se trata de una seña que nos puede ayudar a vislumbrar si como presidente blanquiazul buscaría deshacerse del “anayismo”; mucho dependerá si coloca a personajes como Rafael Moreno Valle, Josefina Vázquez Mota o alguien más que aún no está en el radar político.

Hace unas semanas Político.mx adelantaba que en el pacto “de unidad” sellado entre Marko Cortés y el senador Héctor Larios, junto al grupo de gobernadores panistas del llamado GOAN, estaba el compromiso de renovar el liderazgo en la bancada de la Cámara Alta. Las miradas están puestas si el nombramiento recae en el exgobernador poblano, aunque hay quienes no descartan una segunda resurrección de Vázquez Mota.


A creerlo a pie juntillas, el que Damián Zepeda asegure que su decisión fue personal, que “la venía platicando con el dirigente Marcelo Torres desde hace unos días,” pero que fue hasta este domingo 19 de noviembre cuando optó por dejar la coordinación.

Incluso en estas horas en los pasillos políticos hay quienes esbozan una sonrisa de ingenuidad cuando se enteran que también se hace un lado del liderazgo por que es “lo más sano” para la bancada en el Senado y para que el nuevo presidente nacional se sienta “libre” de tomar cualquier decisión, una vez que haya consultado a los legisladores.


En su mensaje de toma de posesión, Marko Cortés subrayó el llamado a concretar un acuerdo por la unidad de Acción Nacional “para cuidar a México”, para de ahí hablar “con fuerza y contundencia” frente a la fortaleza democrática que tendrá el nuevo gobierno federal que encabezará Andrés Manuel López Obrador. 

Hay quienes advierten que para tener la suficiente credibilidad, el deslinde de Cortés con Ricardo Anaya debe ser claro y contundente; que el excandidato presidencial le haya enviado un tuit de felicitación por tomar el cargo no abona al intento de construir una narrativa creíble de convocar a todos los militantes, a todos aquellos que se fueron del partido y a quienes creen en ellos como verdadera alternativa política.


Además, si Zepeda ya alzó la mano desde el recinto de Paseo de la Reforma casi esquina con Insurgentes, ¿qué estará pensando al respecto Juan Carlos Romero Hicks desde su curul de San Lázaro?; por supuesto que él está en todo su derecho de esperar el llamado del nuevo dirigente.

Pero es esa clase de decisiones y movimientos los que hablan mucho más de la correlación de fuerzas dentro de un instituto político: esas mismas que tendrá que “amainar”, “domar” o “controlar” Marko Cortés; todo indica que la credibilidad en Acción Nacional tiene que surgir de adentro hacia afuera.

Córtes luchará por unir al PAN y encabezar oposición a AMLO