Partidos Políticos
dibero_partidos_notas21270917.jpg
Cuartoscuro Partidos tienen mil mdp de 2017 que pueden ayudar tras sismo
Mié 27 Septiembre 2017 18:17

Los partidos políticos no tienen que esperar hasta 2018 para ayudar a los damnificados de los sismos del 7 y 19 de septiembre, todavía pueden renunciar a los recursos que les quedan de 2017 y que suman más de mil millones de pesos. Esa cifra duplica los 500 millones de pesos que, según la Secretaría de Desarrollo Social de Puebla, se requieren para la reconstrucción de las viviendas que sufrieron daños en la entidad.

sismo_notas19250917.jpg

El PRI y el Partido Verde se manifestaron a favor de renunciar al financiamiento público del último trimestre de este año para que ese dinero se canalice a los damnificados. Los priistas y los verdes exigen a las otras fuerzas que los imiten y que no se esperen hasta que la Cámara de Diputados discuta las iniciativas que contemplan quitarle todos los recursos a los partidos en 2018.

Si los partidos renuncian al dinero que les queda para este año, correspondiente a los meses de octubre, noviembre y diciembre, sumarían más de mil millones de pesos que se podrían usar para atender a la población que perdió su casa en los temblores.


partidos_dinero_2017

Incluso con ese dinero se pagaría la mitad de los 2 mil millones de pesos que la Secretaría de Educación Pública (SEP) estima que se necesitan para arreglar o reconstruir 2 mil 678 escuelas, solo en Oaxaca y Chiapas.

Cabe recordar que para 2017 se asignaron más de 4 mil millones de pesos a los partidos políticos; gran parte de esos recursos los invirtieron en las pasadas elecciones de Estado de México, Coahuila, Nayarit y Veracruz.

gastos_partidos_campañas_2017


En el caso de 2018, los partidos tendrán un presupuesto de 6,788 millones de pesos, solo con ese dinero se podría pagar la reconstrucción de Oaxaca y Chiapas, que de acuerdo con el presidente Enrique Peña Nieto requiere de 6,500 millones.


De ese financiamiento público que dispondrán los partidos para el próximo año; 2,191 se irán a las campañas electorales. De ahí, el descontento social y la presión para que la clase política renuncie a dichos recursos y se destinen a los miles de afectados de los temblores en Oaxaca, Chiapas, Tabasco, Ciudad de México, Morelos, Puebla, Estado de México y Guerrero.

Ante esto, el PRI, Morena, el Frente Ciudadano por México y los partidos pequeños saludan la propuesta y cada uno plantea iniciativas para eliminar el financiamiento público a las fuerzas políticas y que sean analizadas en la Cámara de Diputados. Sin embargo, a pesar de la disposición, hay algunas discrepancias que complican el proceso, la emergencia es hoy y los damnificados no pueden esperar.


El “fondo de los moches”

Existe también el Fondo para el Fortalecimiento de la Infraestructura Estatal y Municipal del Presupuesto de Egresos de la Federación. Este programa conocido como “fondo de los moches”, sirve para que los diputados federales direccionen recursos para obras en sus respectivos estados. Ahora los priistas piden que ese dinero se use para la reconstrucción de las zonas afectadas. 

La propuesta de que desaparezca dicho fondo se debe a que presuntamente algunos diputados solicitaron a los presidentes municipales un porcentaje de los recursos que les asignaron.


A este programa la Federación le dio 9 mil 300 millones de pesos para 2017; es decir, la misma cantidad que tiene el Fondo de Desastres Naturales (Fonden). Si la propuesta de desaparecerlo en 2018 se concreta, el dinero se podría reorientar a los damnificados. Recursos y posibilidades para ayudar a los afectados hay, lo que hace falta es voluntad política para consolidar el apoyo.

Reconstrucción costará más de 16 mil mdp y partidos no ayudan