Partidos Políticos
prd_consejo1200_notas6191118.jpg
Foto: https://twitter.com/PRDMexico

PRD entre peleas y renuncias definirá su futuro en 2019

Lun 19 Noviembre 2018 16:13

El PRD aprobó modificaciones a sus estatutos de cara a lo que será la renovación de su dirigencia. Si bien con ello comienza el camino para fijar una nueva ruta y reponerse tras los resultados obtenidos en la pasada contienda electoral, el proceso se dio en medio de protestas y conatos de violencia. Esto, propició que algunas voces al interior consideren que para 2021 el Sol Azteca se esté jugando la pérdida del registro como fuerza política nacional.

Los estatutos sufrieron cambios, se votó por eliminar a las corrientes y crear una nueva Dirección Nacional extraordinaria, esta quedó a cargo de cinco personas que representan a las 5 principales corrientes internas. Además, grupos disidentes ya advirtieron que impugnarán la resolución del Congreso Nacional, pues este no está facultado para tomar dichas decisiones.

En el marco de grescas y peleas que siguen dominando al PRD, se han advertido más renuncias. La primera llegó en el marco del Congreso Nacional, con la salida de Héctor Serrano, líder de Vanguardia Progresista, corriente cercana al ex jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, y la posibilidad de que sigan perdiendo peso en el Senado y Cámara de Diputados. Será en 2019, que el Sol Azteca lleve a puerto la renovación de su dirigencia nacional y recobrar el terreno perdido, pero ¿qué costo tendrá para este partido?.

PRD sin corrientes, pero mantiene pleitos internos

El XV Congreso Nacional del PRD avaló las reformas a sus estatutos, con 485 sufragios a favor, 40 en contra y cero abstenciones, el documento que rige la vida del Sol Azteca pasó de 333 artículos a 142. Entre los principales cambios se encuentra el eliminar las corrientes internas, las cuales, se ha dicho fueron las causantes del debacle electoral y la división que persiste en la fuerza política.

Si bien, las expresiones quedaron fuera del PRD, la nueva dirigencia se repartió entre 5 corrientes. Así la nueva dirección nacional se conformó por:

- Karen Quiroga Anguiano, de Vanguardia Progresista, corriente relacionada a Miguel Ángel Mancera.

- Fernando Belaunzarán, de Iniciativa Galileos, expresión de Guadalupe Acosta Naranjo.

- Ángel Ávila, de Nueva Izquierda, corriente de Jesús Ortega y Jesús Zambrano.

- Adriana Díaz Contreras, de Alternativa Democrática Nacional (ADN), que dirige el mexiquense Héctor Bautista.

- Estephany Santiago, de Foro Nuevo Sol, corriente del gobernador Silvano Aureoles.PRD nueva dirigencia

De este modo, los principales liderazgos del PRD tendrán a un representante en la nueva dirigencia, que entrará en funciones el próximo 10 de diciembre y que encabezará al partido hasta 2019, año en que se realice una nueva elección interna.

Pese a la eliminación de corrientes, un grupo de militantes disidentes denominado Bloque Alternativo, que agrupa a diversas expresiones, anticipó que acudirá al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) a impugnar los resolutivos aprobados el pasado fin de semana.

Entre las razones de los reclamos se encuentran que el Congreso Nacional no está facultado para aprobar una nueva dirigencia; que la repartición de la nueva dirección provisional se dio entre las corrientes mayoritarias; y que con estos cambios se encaminan a la desaparición del partido.

El grupo de disidentes, conformado en su mayoría por perredistas del Estado de México, se integra por Omar Ortega Álvarez, líder del PRD en esa entidad; el presidente municipal de Nezahualcóyotl, Juan Hugo de la Rosa, ambos integrantes de ADN y que rompieron con Héctor Bautista.

Por su parte Javier Salinas, miembro de Nueva Izquierda, rompió con Jesús Ortega y Jesús Zambrano, mejor conocidos como “los Chuchos”.

Entre otros cambios que se aprobaron se encuentra que se abrirán las puertas al financiamiento externo, a través de fideicomisos y endurecerán las medidas para obligar a pagar las cuotas partidistas a sus militantes.

Nueva dirigencia se mantendrá hasta 2019

La nueva dirigencia contará con poderes “casi absolutos”, pues podrá disolver los comités estatales, nombrar a los candidatos y hacer coaliciones con diferentes partidos, en el marco de las elecciones que se darán el próximo año en al menos 5 estados de la República.

Si bien, se detalla que las candidaturas a cargos de elección popular serán elegidas por trayectoria y nivel de competitividad, la nueva dirigencia podría elegir a los aspirantes, de no llegarse a un acuerdo.

Aunque se fijó una fecha para renovar la dirigencia nacional, Camerino Márquez, representante del PRD ante el Instituto Nacional Electoral, reconoció la posibilidad de que esta dirigencia provisional se mantenga de manera indefinida de no llegar a un acuerdo para la elección el próximo 28 de abril.

Se prevé que la nueva elección de los órganos de dirección del partido sea el 28 de abril, fecha sujeta a los tiempos del Instituto Nacional Electoral (INE), al que se le pedirá hacerse cargo del proceso. Para los comicios internos se prevé utilizar urna y boleta electrónica, además de tener actualizado el padrón de militantes.

Previo a la renovación de la dirigencia nacional se definió la fecha para el próximo Congreso Nacional a celebrarse el 2 y 3 de marzo, donde se modificarán los documentos básicos del partido.

PRD sigue con renuncias, anticipan más

En el marco del Congreso Nacional del PRD, se dio a conocer que Héctor Serrano, líder de la corriente Vanguardia Progresista y que se vincula al ex jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, dimitió al Sol Azteca después de 15 años de militancia.

Quien fuera el operador político de Mancera Espinosa, explicó que su renuncia fue “en congruencia con lo que he venido manifestando públicamente desde hace más de tres años; es tiempo de dar mayor espacio a nuevos jóvenes y liderazgos".

Antes de la salida de Serrano, se dieron 2 más, la de Alejandro Sánchez Camacho y la de Vladimir Aguilar. El primero, y que pertenecía a la corriente Izquierda Democrática Nacional (IDN), salió del PRD el pasado 11 de noviembre, al acusar que el partido inició un “exterminio” para expulsar a críticos de la línea política.

Por su parte Vladimir Aguilar, y pertenecía a la corriente Foro Nuevo Sol, renunció al partido y argumentó que el Sol Azteca “perdió hace tiempo los principios de la democracia”.

Cercano a Amalia García, quien también dejó las filas del partido, y a Silvano Aureoles, tenía al igual que Sánchez Camacho, un proceso de expulsión en la Comisión Jurisdiccional del partido.

Las renuncias en el PRD no son recientes, pues desde el año pasado se ha venido una serie de salidas para sumarse a Morena, fuerza política de Andrés Manuel López Obrador.

En medio de los cambios y confrontaciones, Juan Zepeda, vicecoordinador del PRD en el Senado, anticipó que de no cambiar el Sol Azteca enfrentará más renuncias y que para las elecciones de 2021 podría enfrentar la pérdida de su registro.

"No nos hemos dado cuenta que estamos agonizando y el último aliento lo utilizamos para seguir peleándonos. Ayer, hasta a sillazos se agarraron… De verdad lamento mucho lo ocurrido porque significa que el PRD no cambia y con esas mismas prácticas el desenlace es totalmente predecible, perder el registro en el 2021", sostuvo el legislador, que es uno de los que suena para dirigir al partido.

La fuerza del PRD en el Congreso

Luego de las elecciones del pasado 1 de julio, el PRD conformó sus bancadas con apenas 20 diputados y tan solo 5 senadores. Con estos números, el Sol Azteca se encuentra como la séptima fuerza en San Lázaro; mientras que en el Senado, está a un legislador de perder su bancada.

En el marco del Congreso Nacional, Miguel Ángel Mancera, coordinador del PRD en la Cámara Alta, señaló que se tiene que defender al partido y reestructurarlo por lo que "eliminar las tribus puede ser buena señal".

Y si bien Héctor Serrano renunció al partido, el diputado federal anticipó que se mantendrá en la bancada del Sol Azteca. Habrá que recordar que el exfuncionario del gobierno de Mancera Espinosa está propuesto para ocupar la coordinación del grupo parlamentario en el último año de la Legislatura.

Mientras el PRD lucha por mantener su fuerza en el Congreso, y alista la ruta para su refundación sin corrientes, se prevé que, de no lograr un acuerdo, haya una nueva disputa al interior: elegir al nuevo presidente nacional.

Belaunzarán: no me gusta el PRD pero quiero rescatarlo