Partidos Políticos
09_prin_primor1200_notas250119.jpg
Foto: Cuartoscuro.com PRIAN Y PRIMor: sus verdades y mentiras
Vie 25 Enero 2019 21:28

Producto de la nueva realidad política en México tras la elección presidencial del 1 de julio de 2018 es la aparente cercanía entre Morena y el PRI; en el otro lado de la geopolítica, el PAN, sus militantes y liderazgos acusan la existencia de esta supuesta “alianza” que ellos denominan “PRIMor”. Basta recordar que hasta hace unos pocos años se señalaba que el país vivía bajo un presunto acuerdo de tricolores y blanquiazules, que se entendía como “PRIAN”. Nadie reconoce estas cercanías, nadie las confiesa, aunque hay verdades y mentiras a partir de estas concepciones.

El debate volvió a la mesa luego de que la líder de Morena, Yeidckol Polevnsky, expresó que gracias a los acuerdos y la voluntad que ha tenido el PRI en temas recientes, se ‘oye mejor un Primor que PRIAN’.

La respuesta no se hizo esperar desde la sede priista en Insurgentes Norte. La presidenta tricolor Claudia Ruiz Massieu, rechazó que haya una alianza con Morena para aprobar diversas iniciativas en el Congreso.


Perdido en la bruma de las declaraciones y acusaciones de la oposición, a lo largo de casi tres décadas se señalaba de manera reiterada una alianza nunca declarada entre Acción Nacional y el Revolucionario Institucional. Columnistas y expertos ubican esta virtual cercanía poco después de los comicios federales de 1988, cuando Carlos Salinas de Gortari asumió la Presidencia entre cuestionamientos.

A la vista, dicen los analistas consultados, esos acuerdos dieron gobernabilidad y estabilidad al país en el marco del evidente derrumbe de la hegemonía priista; aprobaron reformas estructurales que alteraron el régimen construido por la Revolución Mexicana; condujeron la política económica de una forma ortodoxa que dio como resultado una etapa de baja inflación y un crecimiento económico que no cubría las necesidades de la población.


El principio del fin del “PRIAN”, lo que habría incluido un reparto de las gubernaturas a manera de péndulo entre ambas fuerzas políticas también fue para el PRD aunque en menor medida, se habría dado curiosamente con el “Pacto por México” en el inicio del sexenio de Enrique Peña Nieto. Ese mecanismo desgastó mucho más las coincidencias pues al hacerlas evidentes hicieron que el modelo fuera poco viable.


Precisamente una parte del PRD en una primera etapa y luego con Andrés Manuel López Obrador como líder y aspirante presidencial, hicieron de la expresión “PRIAN” sinónimo de corrupción, colusión, pactos secretos y encubrimiento. El tabasqueño se lo llevó como arma a Morena, aunque si se revisa bien en la pasada campaña presidencial ya no usó ese recurso en su narrativa.

Fue desde mediados de 2017 y ya entrado el proceso electoral de 2018 que los panistas comenzaron a observar una cercanía entre el PRI y el ascendente Morena. Ricardo Anaya, como aspirante presidencial de “Por México al Frente” empezó a lanzar el buscapiés de la conformación de “PRIMor”; advirtió en su momento que la alianza virtual de ambas bancadas en el Congreso frenó la iniciativa para quitar el fuero a servidores públicos.


Percepciones aparte, los hechos recientes marcarían cercanía o convergencia en algunos temas; como fue en su momento el respaldo en Cámara de Diputados de los priistas a la iniciativa de la Guardia Nacional, o la aprobación del gobernador interino en Puebla.

PRI y Morena conformarían, según algunos analistas, una fuerza de corte nacionalista que buscaría la legitimidad política en condenar la corrupción de ciertos personajes y prácticas. Es una parte de la narrativa a seguir en los años que están por venir.

AMLO sobre PRIMor por Guardia Nacional: todos deberíamos unirnos