Partidos Políticos
04_pt_puestos_urna_notas230720ct5.jpg
Fotos: Cuartoscuro.com

PT rumbo a elecciones 2021: buscan Mesa Directiva y 2 gubernaturas

Vie 24 Julio 2020 19:12

Rumbo a lo que serán las elecciones de 2021, para renovar la Cámara de Diputados y 15 gubernaturas, una de las fuerzas políticas que se fortalecen desde el verano de 2020 es el Partido del Trabajo (PT). Los expertos ven desde ahora una estrategia a tres bandas: crecer desde la actual Legislatura en número de integrantes; confirmar la alianza con Morena en zonas estratégicas y colocar al menos dos militantes como candidatos a gobernador. Las posibilidades de que obtenga un “salto cuántico” en sus posiciones electorales son muy altas.

27 años de historia

El PT se formó a partir de varias organizaciones sociales, entre las que destaca el movimiento magisterial independiente. En 1991 obtuvo su registro para participar en las elecciones federales de ese año, sin grandes resultados pues perdió su inscripción. En 1993 recibió su registro definitivo y participó en los comicios presidenciales de 1994, en donde obtuvo cerca de un millón de sufragios.

Hasta antes de 2018, este partido gravitó por postura de centro-izquierda de manera cercana al PRD, con quien pactó diversas coaliciones y ha postulado candidatos a gobernadores en diversas entidades. En el momento en que Andrés Manuel López Obrador rompe con el Sol Azteca, los petistas también asumieron esa separación.

Antes estuvo a punto de desaparecer, pues en las elecciones del 2015 al no alcanzar el 3% de los votos, requerido por la ley. El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) dio visto bueno al Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) para retirarle su registro como partido político nacional.

Con la anulación de la elección del distrito I en Aguascalientes, los partidos Movimiento Ciudadano (MC) y del PRD acordaron respaldar al PT para lograr los votos necesarios y así mantener su registro; el Consejo General del INE finalmente le restituyó sus derechos.

El escalón de San Lázaro

En la actual LXIV Legislatura el PT ha alcanzado, sin duda, su tope más alto como bancada en la Cámara de Diputados. Entre junio y julio de 2020 una serie de movimientos, enroques y renuncias entre legisladores colocan a la fracción petista con 43 integrantes, con lo que se coloca a solo tres de alcanzar al PRI con 46, pero si llega a 47 o más, ya sería la tercera fracción en la cámara baja por número de integrantes. Entonces obtendría el privilegio de “tener mano” para presidir la Mesa Directiva en el tercer año de la actual Legislatura.

Con base en la Ley Orgánica del Congreso General, la presidencia de la Cámara de Diputados será en el primer año en la bancada mayoritaria, en este caso Morena; y para el Segundo y Tercer año recaerá en orden decreciente en los grupos parlamentarios con el mayor número de diputados.

Hay quienes ponen en duda esta “estrategia” para que un petista alcance el cargo más alto en la cámara baja, pues advierten que debería respetarse las conformaciones iniciales de la Legislatura, donde allí sí el PRI era la tercera posición. Agosto será el mes definitivo para conocer si esto será posible, bajo qué condiciones o arreglos; pero de darse que el PT tenga el control de San Lázaro lo pone en una posición muy competitiva para 2021

Dos de quince, no estaría mal

Pocos ponen en duda que Morena y PT irán de la mano en una buena cantidad de distritos para la elección federal que renovará las 500 curules en Cámara de Diputados; ya solo tendría que afinarse el eventual arreglo con el Partido Verde. Pero adicional a ello está el tema de las 15 candidaturas para el mismo número de gubernaturas en disputa; ha trascendido que la dirigencia nacional petista quiere cerrar la alianza si le otorgan exclusivamente dos de esas postulaciones.

Tradicionalmente han sido Durango y Zacatecas las zonas de mayor influencia y generación de votos para el PT. En esta ocasión en el territorio duranguense no celebrarán comicios locales; por lo que la segunda entidad mencionada podría estar prácticamente “apartada” para el partido de la estrella amarilla.

Columnistas y medios locales han comenzado a marcar que en entidades como Baja California Sur, Colima, Nayarit y Sonora se instalaría la coalición Morena-PT por lo que es más probable que allí se determine la otra candidatura a gobernador que eventualmente se estaría negociando entre dirigencias partidistas.

Los meses por venir, sobre todo de septiembre a diciembre, serán testigos de cómo se alcanzan esos arreglos, el nivel de coalición o alianza electoral según los distritos o entidades; por supuesto “la danza” de nombres y aspirantes sobre todo del lado petista. Todo ello como resultado del fortalecimiento que ha adquirido en estas semanas.

PT se queda con solo la mitad de su bancada en Congreso de CDMX