Partidos Políticos
pan_dirigencia_futuro1200_notas25110918.jpg
Foto: Cuartoscuro Reto del PAN: sobrevivir 5 elecciones donde gobierna en 2019
Mar 11 Septiembre 2018 18:50

El Partido Acción Nacional (PAN) enfrenta una encrucijada fundamental al renovar su dirigencia nacional. Si bien habrá quienes advierten que lo más sano es una “ruptura” o cambio de época en ese organismo político, la más elemental lógica de sobrevivencia plantea que por ahora lo relevante es la unidad en torno al proyecto más fuerte. Para 2019 hay elecciones locales en 5 estados gobernados por el blanquiazul y eso está por encima de otros ideales.

El plazo de registro de candidatos está en marcha y hasta el 29 de septiembre; la jornada como tal se realizará hasta el 11 de noviembre, por lo que se tienen al menos 5 semanas para que desde la Comisión Organizadora, la propia dirigencia actual, y por supuesto los candidatos, se construya una base política de unidad y reconciliación casi absoluta.


Esto es fundamental para el reto electoral que debe enfrentar. El destino colocó que en 2019 se renueven estados gobernados por panistas

- En Aguascalientes se elegirán 11 alcaldías.

- En Baja California gobernador, cinco alcaldías y 25 diputaciones.

- Durango 39 alcaldías.

- Tamaulipas 36 diputaciones.

- Quintana Roo 25 diputados.


Si bien solo hay un gobernador en juego, Baja California es simbólico para Acción Nacional por estar bajo su control desde 1989; en el caso de las demás entidades es crucial que tanto ayuntamientos como los congresos no queden también sepultados bajo la “marea guinda”.

Las posibilidades de que eso ocurra se acrecentan si hay un partido unido, sin fracturas relevantes y con una buena imagen ante el electorado. Es entonces que puede entenderse “el pacto” alcanzado para respaldar a Marko Cortés, vía Héctor Larios y los gobernadores: es la certeza de que dicha fórmula puede alcanzar el triunfo y da la posibilidad al PAN de convertirse en verdadera oposición.


Como efecto dominó, según prevén analistas y columnistas, les dará mayor capacidad para negociar desde una posición de fuerza en el Congreso, sobre todo ahora que se tendrá que definir el Presupuesto.

Por supuesto que no se debe descartar lo que puedan generar en la discusión las opciones de Ernesto Ruffo Appel y Manuel Gómez Morín, al representar en mayor o menor medida a corrientes y liderazgos, por más que ellos clamen independencia. Más aún, ellos son los que le pueden dar la legitimidad democrática al nuevo liderazgo, ante la carencia que hubo en el proceso anterior.


Ante la perspectiva de que los factores clave para la sobrevivencia partidista y electoral, en los próximos meses, son la unidad y la fortaleza todo indica que habrá que sumarse a la “fórmula” que ofrezca la mayor fortaleza posible, o de lo contrario, no cumplir con el papel de “oposición responsable” que ellos mismos se impusieron y que la nueva geometría electoral estableció desde el 1 de julio pasado.

Proceso para renovar CEN del PAN tomaría 2 a 5 meses: Romero