Partidos Políticos
PRI-CEN_1200_notas6171018.jpg
Foto: Notimex Zamora, Murat y Nuño: ajustes finales al tablero del PRI
Mié 17 Octubre 2018 21:18

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) sigue moviendo sus piezas internas, antes de que se vuelva otra vez una fuerza política de oposición, por demás disminuida en sus posiciones de poder. Los diferentes actores saben que el acomodo que tengan a partir del 1 de diciembre les permitirá afrontar “la orfandad” de no tener al presidente de la República como árbitro y vértice de las decisiones: una lección que algunos parecen aprender, y otros no. En este rejuego los nombres de Arturo Zamora, José Murat y Aurelio Nuño cobran relevancia; todos representando un grupo de influencia priista.


Es en este escenario que se puede entender que Arturo Zamora Jiménez, secretario general de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP), se registró como único aspirante a la Secretaría General del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI; el viernes 19 de octubre sería ratificado durante la sesión extraordinaria del Consejo Político Nacional. El cargo está vacante desde el 16 de agosto luego de que el exgobernador de Coahuila Rubén Moreira renunciara al cargo. Zamora estaría para concluir el periodo 2015-2019.

Con ello se mantiene la reconstrucción de la dirigencia partidista, encabezada por Claudia Ruiz Massieu, con la mira puesta a sobrevivir la entrada del nuevo Gobierno Federal proveniente de Morena; los enroques que se contemplan en los pasillos del órgano político y entre columnistas refieren más a reacomodos y a una lucha por controlarlo.


Porque al confirmarse la llegada de Zamora a la secretaría, la CNOP podría ser encabezada ni más ni menos por el exgobernador oaxaqueño José Murat Casab; expertos hablan de que es una manera de responder a las exigencias de los grupos que dentro del PRI que mantienen el control del reparto de posiciones. No puede dejarse de lado las posiciones recalcitrantes de Murat, identificado con “los duros y los tradicionales” en el partido.


A Político.mx también llegaron versiones de que solo en esa posición, al frente de la CNOP, es como Murat aceptó dejar la dirigencia de la Fundación Colosio. ¿El objetivo?, colocar a uno de los principales operadores del todavía presidente Enrique Peña Nieto: Aurelio Nuño, exsecretario de Educación Pública y excoordinador de la campaña presidencial de José Antonio Meade. Son las últimas piezas que podrá colocar el residente saliente de Los Pinos, con miras a mantener líneas de influencia en el partido.


Por que en ello coinciden expertos y columnistas: a partir del 1 de diciembre, sin “el árbitro” principal, liderazgos y corrientes buscarán hacerse del control de lo que queda del PRI con miras a 2021 y todavía más allá. La pugna entre tecnócratas y tradicionales aún está vigente, sobre todo a partir del pago de facturas y adeudos políticos en la elección presidencial; hablamos desde la renovación de la dirigencia hasta de las posiciones para aprovechar en cuanto sea posible las debilidades del nuevo gobierno.

Piden que PRI consulte a bases para renovar dirigencia en 2019