Morena en el Senado se dice listo para debatir reforma energética de AMLO

La bancada de Morena en el Senado, en voz de Alejandro Armenta, se dijo lista para analizar, debatir y aprobar la reforma constitucional en materia energética que envió el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Morena en el Senado se dice listo para debatir reforma energética de AMLO

La bancada de Morena en el Senado, en voz de Alejandro Armenta, se dijo lista para analizar, debatir y aprobar la reforma constitucional en materia energética que envió el presidente Andrés Manuel López Obrador al Congreso de la Unión, la cual entre otros cambios plantea fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad (CFE). 

“El grupo parlamentario de Morena está preparado ya para acompañar al presidente Andrés Manuel López Obrador en la estrategia de tránsito de la soberanía energética que está consolidando con los hidrocarburos al tránsito a las energías limpias”, destacó el senador Alejandro Armenta.

Previo a que el presidente formalizará la entrega de la iniciativa de reforma, Armenta señaló en conferencia de prensa que se trata de consolidar dicho plan no solo con los hidrocarburos, sino también con el tránsito hacia las fuentes de energías limpias.

Además, informó que, en conjunto con la presidenta de la Comisión de Energía, Rocío Abreu Artiñano, han dialogado con las secretarias de Energía y de Economía, Rocío Nahle y Tatiana Clouthier, respectivamente. 

¿Por qué es importante? El senador destacó que la reforma será un instrumento tan poderoso, cómo lo fue hace 100 años el petróleo y los hidrocarburos, por lo que el grupo parlamentario de Morena, está listo para apoyar al presidente en la “recuperación de la soberanía energética”. 

Antecedente. En contraste, la bancada del PAN en el Senado, señaló que la reforma propuesta por el presidente busca darle el monopolio de la energía eléctrica a CFE en producción, comercialización y distribución, desapareciendo a los órganos reguladores.

Lo cual calificaron como un “grave retroceso” para la confianza en las inversiones, la competitividad y un “fuerte golpe” al medio ambiente, por lo que dijeron que se oponen “firmemente”.