Morena impone mayoría en San Lázaro y avala nuevo ‘impuesto’ por uso de aeropuertos

Con 262 votos a favor y 198 en contra, la Cámara de Diputados aprobó en lo general y lo particular la Ley Federal de Derechos, pasa al Senado.

Morena impone mayoría en San Lázaro y avala nuevo ‘impuesto’ por uso de aeropuertos
Foto: Cámara de Diputados

Morena impuso su mayoría en la Cámara de Diputados que esta noche aprobó en lo general y en lo particular la reforma a la Ley Federal de Derechos, que prevé, entre otras cosas, la creación de un nuevo “impuesto” con una tasa del 5% al 9 % de pago de derechos de concesionarios, por la operación de aeropuertos federales y el Tren Maya.

Da clic aquí y entérate de todo sobre las elecciones y la política en nuestro canal de WhatsApp. 

Con 262 votos a favor y 198 en contra, la Cámara de Diputados aprobó en lo general y lo particular la Ley Federal de Derechos por lo que pasará al Senado de la República. 

¿Cómo va a impactar en la tasa aeroportuaria?

Morena y sus aliados han apostado por la creación de dos fideicomisos turísticos que serán operados por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Marina a través de un transitorio de última hora incluido en la Ley Federal de Derechos.

El fideicomiso para la Sedena busca aplicar una tasa a los concesionarios de aeropuertos a fin de garantizar la operación de la empresa Tren Maya S.A. y financiar la Aerolínea Militar del Bienestar que opera el Ejército. 

De acuerdo con el transitorio 220-A para la Ley de Derechos, “Los ingresos que se obtengan por la recaudación de este derecho, se concentrarán en la Tesorería de la Federación y se destinarán a las Secretarías de la Defensa Nacional y Marina, para el fortalecimiento del Sistema Aeroportuario bajo su coordinación, a través de los fideicomisos públicos federales sin estructura que se constituyan para tal fin…”.

El diputado del PAN, Héctor Saúl Téllez, alertó en el Pleno de la Cámara de Diputados, que esta iniciativa asegura que los beneficiarios de los derechos que paguen los concesionarios sean el Ejército y la Marina, a través de la creación de un fideicomiso sin estructura, que podría carecer de transparencia. 

“En esta iniciativa, se hace una exclusividad directa para que los beneficiarios de los derechos que paguen los concesionarios y asignatarios en materia aeroportuaria se vayan únicamente en la administración del Ejército y de la Marina y que se cree un fideicomiso sin estructura de carácter puramente militar y que bajo la consigna de seguridad nacional, seguramente no tendremos ninguna transparencia financiera”, acusó el diputado en el Pleno de San Lázaro. 

¿De qué va? 

La iniciativa busca incluir un transitorio que propone aplicar una tasa del 9 % a la suma de los ingresos brutos por servicios aeroportuarios, complementarios y comerciales, que están señalados en la Ley de Aeropuertos y su reglamento. 

“Las personas titulares de concesiones a que se refiere la Ley de Aeropuertos, determinarán el derecho, por cada ejercicio fiscal, aplicando la tasa del 9 % a la suma de ingresos brutos por servicios aeroportuarios, complementarios y comerciales, señalados en la Ley de Aeropuertos y su Reglamento, conforme a sus estados financieros dictaminados”, señaló el transitorio. 

Efectuarán pagos provisionales bimestrales a más tardar los días 17 de los meses de marzo, mayo, julio, septiembre y noviembre del ejercicio fiscal, mediante la declaración que presentarán en las oficinas autorizadas.

El nuevo fideicomiso prevé disponer de más de 24 mil millones de pesos por año para garantizar la operación de la empresa Tren Maya, que está a cargo del Ejército.

La Ley Federal de Derechos incorpora el pago del derecho de trámite aduanero a la importación y exportación de mercancías en el marco de tratados internacionales que las excluye del cobro de cargos o derechos sobre el valor de mercancías, cuya cuota se cobrará a partir del 30 de diciembre de 2023. 

Otras modificaciones a la Ley Federal de Derechos, que se aprobaron en lo general durante la sesión en la Cámara de Diputados, van sobre la competencia económica, marítima, servicios educativos, ambientales, espectro radioeléctrico y bienes culturales.