Ómicron es más contagiosa: esto es lo que sabemos de la nueva variante de COVID-19

Ómicron es más contagiosa: esto es lo que sabemos de la nueva variante de COVID-19

A la nueva variante ómicron del coronavirus le bastaron unas pocas semanas para cumplir las terribles predicciones sobre su enorme capacidad de contagio, pero los científicos aún no saben si causa una enfermedad más grave, mientras el mundo se enfrenta a una explosión de casos justo antes de la Navidad.

“Todo es más arriesgado ahora porque la ómicron es mucho más contagiosa”, dijo el doctor S. Wesley Long, quien dirige el laboratorio de análisis del Hospital Metodista de Houston, y quien en la última semana canceló varios planes para evitar la exposición.

La ómicron es ahora la variante dominante en Estados Unidos, informaron el lunes funcionarios federales de salud, y representó cerca de tres de cada cuatro nuevas infecciones la semana pasada.

Su velocidad de propagación, que supera incluso la de la variante delta, tiene perplejos a los funcionarios de salud pública. En tres semanas, la ómicron representa el 80 por ciento de los nuevos casos sintomáticos diagnosticados en los centros de pruebas del Hospital Metodista de Houston. La variante delta tardó tres meses en alcanzar ese mismo nivel, explicó Long.

La rápida propagación de la mutación y su capacidad de evadir la inmunidad llegó en un mal momento: justo cuando aumentaron los viajes y mucha gente bajó la guardia.

En cualquier caso, todavía no está claro cómo afectará al mundo la ola de ómicron, ya que hay muchas preguntas sin respuesta. Aquí te contamos lo último que se sabe y lo que aún falta por saber sobre esta variante.

¿Cuánta protección ofrecen las vacunas?

Las vacunas aplicadas en Estados Unidos y en todo el mundo no ofrecen tanta protección contra ómicron como lo han hecho contra las versiones anteriores del coronavirus. Sin embargo, siguen siendo de gran ayuda.

Las pruebas de laboratorio muestran que, aunque dos dosis no sean suficientes para prevenir la infección, una inyección de refuerzo de la vacuna de Pfizer o de Moderna produce anticuerpos que combaten el virus y son capaces de hacer frente a ómicron.

Los niveles de anticuerpos descienden de forma natural con el paso del tiempo, y un refuerzo los vuelve a elevar, 25 veces en el caso de la inyección extra de Pfizer y 37 veces en el de Moderna.

Con información de El Financiero