Marko Cortés, dirigente nacional del PAN, anunció que el partido opositor presentó una denuncia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) contra el presidente Andrés Manuel López Obrador por transgredir los derechos humanos y políticos, así como también por la constante persecución de los aspirantes del llamado Frente Amplio por México

En este sentido, los panistas acusaron que López Obrador ha buscado agredir a los aspirantes opositores, principalmente, a la senadora Xóchitl Gálvez, al exgobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, y al diputado Santiago Creel

"Con sus mentiras, todos los días, López Obrador abusa de su poder en contra de ciudadanos, intelectuales, periodistas, académicos, contra todos aquellos que piensen distinto. López Obrador abusa todos los días, pública y cínicamente, utilizando los medios públicos y los medios afines al gobierno como un aparato de propaganda", señaló Cortés Mendoza a través de un comunicado de prensa.

Político MX te recomienda: Panistas toman fuerza en el Top 10 del Power Ranking CDMX

La dirigencia nacional del PAN se dijo confiado de que la CIDH, a la brevedad, emita una recomendación al Estado Mexicano para la adopción de medidas que garanticen la protección de los derechos humanos y que evite "daños irreparables", en contra de los derechos políticos de los panistas o cualquier otro aspirante del bloque opositor.

En el caso específico de García Cabeza de Vaca y Santiago Creel, afirman que el mandatario federal ha puesto en "riesgo permanente" su libertad al realizar denuncias de carácter público, así como también por señalarlos, de manera constante, de acusaciones falsas y calificativos sin sustento. 

Mientras que en la situación de Xóchitl Gálvez, denunciaron que la senadora ha sido el centro de ataques de AMLO, pues aseguran que el tabasqueño ha lanzado campañas de desprestigio, y más grave aún, lo acusan de utilizar información confidencial en materia fiscal y hacendaria, información que aseguran que es falsa y tergiversada con el objetivo de dañar las aspiraciones presidenciales de la legisladora opositora.