Pedro Fernández pidió permiso a Malverde para poder personificarlo en serie

Pedro Fernández pidió permiso a Malverde para poder personificarlo en serie

Pedro Fernández reveló que para dar vida a Jesús Malverde en la serie  de Telemundo Malverde: El Santo Patrón, que se estrena el martes 28 de septiembre, se encomendó a él en su capilla. “Hice un viaje a Culiacán, Sinaloa, para visitar su capilla, pedirle su permiso de poder personificarlo, de poder llevar a cabo su historia”, dijo Fernández en una entrevista reciente por videollamada desde Los Ángeles. “Con mucho respeto, a todos sus fieles y con mucho respeto hacer mi mejor trabajo para llevarlo a la pantalla”.

Aunque existen pocos datos sobre el origen de Malverde, en la serie se muestra que tras quedar huérfano fue criado por indígenas yoremes, por lo que tenía conocimiento de herbolaria que usaba para curar a la gente y esto fue lo que lo llevó a ser considerado un santo. “La gente no daba crédito de cómo los podía curar”, dijo Fernández. Pero en algún momento, y ante las injusticias a las que estaban sometidos los campesinos mexicanos en la época cercana a 1910, Malverde cambia las hierbas por armas y comienza a luchar para recuperar las tierras que les han arrebatado, convirtiéndose en una especie de Robin Hood mexicano. 

"Más que vengarse, era buscar realmente que las cosas fueran más de igual a igual sin importar las clases sociales”, dijo Fernández. Muchas de sus escenas implicaban montar a caballo, algo que el actor de películas como La niña de la mochila azul, Allá en Garibaldi y El ganador ha hecho por décadas debido a su contacto con la música regional mexicana, pero que a pesar de todo implicó un cierto grado de dificultad. “Pareciera que es algo como muy padre y muy divertido”, dijo.

“Pero es un tema muy complicado. No olvidemos que los caballos al fin y al cabo son animales y trabajar con ellos ante las cámaras y tanta gente los animales no están acostumbrados”.

La serie, que también cuenta con las actuaciones de Isabella Castillo, Mark Tacher, Carolina Miranda y Alejandro Nones, se filmó al sur de la Ciudad de México, Puebla, Hidalgo y el Estado de México. “Telemundo produjo, realizó y construyó todo un pueblo en las montañas para poderle dar el realismo que merece la producción”, contó Fernández.

“Ha sido algo extraordinario, fantástico”. Isabella Castillo es China Navajas Castillo interpreta a China Navajas, un personaje inspirado en las soldaderas, mujeres que combatieron en la Revolución Mexicana. 

“El hecho de que mi personaje pueda venir en representación de todas aquellas mujeres que no se les termina de dar el crédito que se merecen es un orgullo”, dijo Castillo en entrevista por videollamada desde Georgia, Estados Unidos. 

La actriz cubana de Grachi y El Señor de los Cielos dijo que la historia de Malverde hizo que se volviera mucho más conocedora de México y sus raíces. “Lo amo mucho más porque me metí mucho más en México profundo, en la historia, con la música mexicana”, expresó. “Puedo lograr entender el significado de una ranchera realmente después de haber interpretado a la China Navajas”. Después de que matan a su familia, la China es adoptada por Malverde, quien la hace integrante de su banda y le da trato de hermana. Ella, a su vez, le corresponde el cariño. “Es fiel seguidora de Malverde y está dispuesta a dar la vida por él”, dijo Castillo. “Al ser mujer tiene que tener los pantalones bien puestos... y los hombres de Malverde siempre respetaron mucho a La China, ella se dio a respetar”. 

Mark Tacher es Vicente del Río Tacher, en tanto, da vida a Vicente del Río, un terrateniente y comerciante próspero del pueblo San Blas de Vaca que tiene a la gente subyugada a sus precios. Además, está casado con Isabel Aguilar (Miranda), un viejo amor de Malverde, por lo que no tardan en enfrentarse.

“Es chapado a la antigua, es un machazo, una persona que no le gusta que le contesten ni que le hablen fuerte. Casi, casi que no le gusta que le hablen de tú”, dijo Tacher por videollamada desde Los Ángeles.

“Es un hombre que le gusta mucho el poder y el dinero y en algún momento dado se le aparece esta imagen de Jesús Malverde en la vida y se le mete hasta en medio de la cama, literal”, agregó. En cuanto a las escenas a caballo, a él no le resultaron tan difíciles. “Toda la vida he andado a caballo, me fascinan”, dijo. “Me parecen que son como perros gigantes, amo los caballitos”. 

Con información de Milenio