PGR de Peña Nieto compró equipo de espionaje a empresas de García Luna

La PGR, ahora Fiscalía, estuvo liderada por Murillo Karam cuando fue el sexenio de Peña Nieto

PGR de Peña Nieto compró equipo de espionaje a empresas de García Luna
El exsecretario de seguridad de Calderón es investigado por desvío de recursos a través de una red de empresas de servicios de espionaje
FOTO: GUILLERMO PEREA/CUARTOSCURO.COM.

La extinta Procuraduría General de la República (PGR), durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, habría comprado equipo de espionaje a una de las empresas ligadas a Genaro García Luna, exsecretario de seguridad de Felipe Calderón.

Así lo reveló el diario El País, que tuvo acceso a documentos de compra de la PGR, liderada por Jesús Murillo Karam, en los que por medio de adjudicación directa, habría pagado más de 5 millones de pesos a la red de empresas de García Luna.

De acuerdo con la investigación del medio, la Procuraduría adquirió una plataforma de intervención telefónica a NICE Systems Ltd., empresa de la familia Weinberg, ligados a la red de empresas usada por García Luna para desvíar millones de dólares

Político MX te recomienda: ¿AMLO se acerca a García Luna para ir contra Fox y Felipe Calderón?

Mientras que un segundo contrato, en noviembre del 2013, se dio a Nunvav Inc. para darle mantenimiento a otro equipo de espionaje por 2.7 millones de pesos. Nunvav fue creada en Panamá y es señalada por la UIF como la principal en la red de corrupción denunciada por el gobierno mexicano.

Las adjudicaciones directas fueron justificadas como “necesidades urgentes” y fueron reservadas durante años por motivos de seguridad nacional.

A pesar de que García Luna fue encontrado culpable por delitos de narcotráfico y conspiración con grupos delictivos, todavía queda pendiente la denuncia por parte de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de haber desvíado recursos federales a través de una red de empresas ligadas a amigos y familiares.

Esta fue presentada en una corte de Florida y se intenta recuperar cerca de 750 millones de dólares obtenidos a través de varios contratos con la Policía Federal, la PGR y la Segob entre 2009 y 2018. Sin embargo, estos contratos revisados por El País no constan en la demanda del gobierno mexicano.