Ayotzinapa y la esperanza

Dom 15 Septiembre 2019 22:12

3_conferencia_amlo_padres_ayotzinapa_notas_110919_ml.jpg

En 10 meses el gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha entregado mediocres resultados en economía, malas cuentas en respeto a los organismos autónomos y muy pobres resultados en seguridad. Sin embargo hay un rubro en el que los cambios hasta ahora han sido positivos y me refiero a la gestión del caso de Ayotzinapa

En primer lugar, por tener como cabeza del tema a Alejandro Encinas, uno de los mejores políticos del gobierno por su capacidad de empatía. Ese hecho en sí, que se ha reflejado en el trato a las familias de los normalistas desaparecidos, ya ha marcado una notable diferencia con la administración anterior. 

A eso se han sumado la designación de un fiscal especial para el caso -que conoce el tema- y el regreso de integrantes del ya desaparecido Giei que permiten que todo el trabajo se retome sin desperdiciar investigaciones previas. 

Acciones que en sí mismas generan esperanza pero que ahora deberán estar acompañas de otras medidas concretas. Entre ellas, que como han dicho ya, se vean los errores y omisiones de las investigaciones pasadas y se castigue si hay acciones que merecen acciones penales. 

Que se cumplan los compromisos de continuar las líneas de investigación y pistas que fueron indebidamente ignoradas en los últimos años; y que se trabaje en desmontar las condiciones que permitieron los hechos de Ayotzinapa para que esa situación nunca vuelva a ocurrir. 

Eso implica depurar y fortalecer policías locales, desmontar las redes del crimen con políticos de distintos niveles  y fortalecer los mecanismos de respuesta inmediata ante situaciones similares.

De ser así  el gobierno federal sí podría marcar un antes y un después en este rubro. Y esto si, todos, se lo tendríamos que reconocer. 

@MarioCampos