PLUMAS

POLITILEAKS

PLUMAS

Maru de Aragón

Maru de Aragón

La identidad blanca, motor de la política de Trump

Vie 19 Julio 2019 18:42

“Con sus ataques racistas contra cuatro legisladoras demócratas,  Donald Trump, presidente de Estados Unidos y el Partido Republicano han  dejado muy claro cuál será el tono de la campaña electoral del 2020: una reedición de la del  2016 caracterizada por la división racial y cultural. Es el tipo de lucha que le fascina”, dice el New York Times

Trump ha sido condenado tanto dentro como fuera de su país por los insultos proferidos durante tres días seguidos  contra estas congresistas  que pertenecen a minorías étnicas y raciales. “¿Por qué no se regresan  a sus países y ayudan a arreglar esos lugares infestados de crímenes”.  “Si no están felices aquí se pueden marchar. 

Nadie las va a extrañar. Odian a EU”, tuiteó Trump. Aunque no mencionó sus nombres era evidente que  se refería a Alexandria Ocasio-Cortez, de Nueva York ( hija de padres puertorriqueños); Rashida Tlaib, de Michigan, ( musulmana, hija de padres palestinos ) Ayanna Pressley de Massachusets ( primera congresista afroamericana de este estado) e Ilhan Omar, representante de Minnesota. Todas, a excepción  de Omar,  nacieron en EU. Omar es refugiada de Somalia y se naturalizó en el año 2000.

Los tuits de Trump ocurrieron poco después de que  Ocasio-Cortez y sus tres compañeras criticaran  públicamente una iniciativa de ley de asignación de  fondos de emergencia  que,  en su opinión, es insuficiente  para proteger a los inmigrantes detenidos en la frontera con México, en particular a los niños. A pesar de sus divisiones internas,  los tuits de Trump  provocaron que los demócratas cerraran filas. 

Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, reprobó el racismo y xenofobia de Trump y presentó una resolución de condena del presidente, la cual fue aprobada de manera unánime por los demócratas y por solo 4 republicanos. El documento enfatiza que  los comentarios racistas de Trump son una afrenta para millones de inmigrantes que han hecho de EU un país fuerte. 

Según el NYT  la falta de una amplia condena por parte de los Republicanos ilustra tanto el férreo control de Trump sobre su  partido como la convicción de muchos de ellos  de que los ataques contra las políticas progresistas de algunos demócratas se convertirán en elemento central de la campaña del 2020. En esta dura contienda electoral, muchos Republicanos tratarán de etiquetar a estas cuatro legisladoras y a otros demócratas como de “extrema izquierda”. 

De hecho, en entrevista con Fox News, Lindsey Graham, Senador Republicano por Carolina del Sur las llamó “pandilla de comunistas” aunque matizó diciendo que son estadunidenses y que fueron electas para el cargo.

La polémica estalló en momentos en que el Servicio de Inmigración y Aduanas ( ICE por sus siglas en inglés) puso en marcha operativos  en varias ciudades para  deportar a inmigrantes que tienen orden de expulsión en los tribunales migratorios y luego de la derrota sufrida por Trump quien pretendía incluir una pregunta sobre ciudadanía en el censo que se realizará a partir de abril del próximo año.

Tanto la disposición de los Republicanos a colgar etiquetas a los Demócratas como el ataque de los Demócratas contra Trump llamándolo “racista y supremacista blanco” auguran una campaña electoral especialmente encarnizada, dice el NYT. El diario  indica que cuando se trata de raza, Trump juega con fuego como ningún otro presidente del último siglo. Ningún otro dirigente en los tiempos modernos, ni siquiera Franklin Roosevelt que ordenó crear campos de concentración para japoneses   durante la Segunda Guerra Mundial,  ha azuzado las llamas del racismo de  manera tan abierta, implacable y hasta ávida como Trump. Sus ataques contra las legisladoras encajan  perfectamente en su estrategia política “nosotros-contra-ustedes” que ha sido el corazón de su presidencia de  desde un inicio.


De cara a las elecciones del próximo año, parece estar trazando una línea muy clara entre los blancos, los nativos del país y los que no lo son- la diversidad étnica- y está retando a los electores a que decidan de qué lado están. Ashley Jardina, profesora de la Universidad de Duke y autora del Libro “White Identity Politics” declaró al Washington Post  que entre el 30 y el 40% de los estadunidenses blancos aceptan  la idea de la identidad racial blanca. Y es precisamente este grupo, preocupado por la amenaza creciente de la inmigración, el que se siente muy atraído por el presidente.

Al insultar  a las legisladoras no blancas, Trump tal vez no sabía que  por lo menos  13% de los legisladores del actual Congreso son inmigrantes o hijos de inmigrantes de Europa, América Latina y Asia. De acuerdo con el Centro de Investigaciones Pew, casi todos son Demócratas: hay 52 en la Cámara Baja y 16 en el Senado. Hay otros diez que son republicanos. Y tal vez tampoco recuerda que él es nieto de inmigrantes. 

Su abuelo Friedrich, nació en el poblado alemán de Kallstadt y emigró a EU siendo adolescente  en busca de una mejor vida. Provenía de una  familia muy modesta, administró un pequeño viñedo y trabajó en una peluquería. La asfixiante falta de oportunidades en su pueblo y la perspectiva de vivir en la pobreza lo llevó a emigrar. Llegó a EU en 1885. Más de un siglo después, dice el Washington Post,  uno de sus nietos trata de aplicar una política migratoria de línea dura que, de haberse puesto en marcha en 1880, seguramente lo  habrían descalificado para entrar y  permanecer en Estados Unidos.



Gabriel Quadri

Gabriel Quadri

Alianzas al 2018, zanahoria envenenada para los partidos pequeños

Mié 07 Junio 2017 10:08

Para el 2018 hay al menos una prioridad absoluta, que es ahorrarle a México los trágicos desenlaces del populismo mesiánico, corrupto y autoritario. En paralelo, se trata de encontrar fórmulas racionales y practicables para relanzar al país a una senda de crecimiento más dinámico, para luchar eficazmente contra la delincuencia y para restablecer la legalidad y el estado de derecho, así como para lograr un abatimiento radical de la corrupción. Los medios pasan por sumar fuerzas entre instituciones políticas, organizaciones y ciudadanos conscientes del riesgo, y también de los desafíos verdaderos que México enfrenta.

Individualmente, como partidos más o menos grandes, PAN, PRI y PRD, asumirían un riesgo considerable, y el otro partido relativamente grande, Morena, podría alzarse con el triunfo con la quinta o la cuarta parte de los votos dada la fragmentada aritmética electoral. Las alianzas serían estrategia lógica. PAN y PRD ya la exploran y adquirirían una gran masa electoral potencialmente triunfadora. Sin embargo, no es imposible que el PRD caiga narcotizado de nuevo por el Mesías de la izquierda, ahora cabalgando sobre su propio partido personal, Morena. Así, sus posibilidades de triunfo crecerían; aunque no está claro que vayan más allá de una suma cero. Es decir, PRD y Morena juntos en 2018 equivaldrían al PRD del 2006 y del 2012, a menos que logren trascender las barreras naturales de la izquierda entre el electorado, y superar el rechazo mayoritario a su caudillo. Una alianza entre PAN y PRI es impensable (¿o no?).

Suponiendo entonces fórmulas PAN+PRD, o PRD+Morena, y asumiendo en principio la imposibilidad de un binomio PRI+PAN, quedan los partidos pequeños para completar las ecuaciones en torno al PRI y al PAN, sin descartar que algunos como PT y MC puedan sumarse a la coalición de izquierdas. También cabe tomar como parámetro dado la conjunción del Partido Verde con el PRI. Entonces, las presiones, promesas y zanahorias políticas sobre Nueva Alianza y Encuentro Social serán enormes, para integrarse a alguno de los polos en torno al PRI, al PAN o al PAN-PRD.

Sin embargo, serán zanahorias envenenadas. En un escenario altamente competido, los partidos pequeños en alianza con grandes fungen como estaciones de transferencia de votos hacia los partidos grandes; sus propios votos. Entonces, perderán el registro, como ha ocurrido ahora en el Estado de México, Nayarit y Coahuila. Se trataría de un suicidio anunciado, de un pacto de autodestrucción difícilmente justificable o explicable. Entre más reñida la justa electoral, y sin segunda vuelta a la vista, más rotundas serán las probabilidades de desaparecer como partidos políticos. Rehuirán las alianzas. Irán con candidatos propios. Por tanto, veremos una paleta amplia y multicolor de candidatos para el 2018, sin contar a los independientes.


Hannia Novell

Hannia Novell

Los otros datos de la PF

Sáb 06 Julio 2019 01:10

El primero de mayo de 2015, Iván Morales Corrales recibió dos noticias. Su novia le anunció que iba a ser papá, pero el deber con la Patria era primero y el festejo tendría que postergarse porque sus superiores le notificaron que participaría en el Operativo Jalisco, para capturar a Nemesio Oseguera Cervantes “El Mencho”, líder del Cártel Jalisco Nueva Generación.

El agente de la División de Inteligencia de la Policía Federal (PF), junto con once militares de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), subieron a un helicóptero para realizar recorridos de reconocimiento por municipios del Estado y al detectar un convoy de vehículos atípico, decidieron acercarse.

Los vehículos que integraban el convoy también los avistaron y, como reacción, dispararon un misil de origen soviético que impactó en la cola del helicóptero oficial y los obligó a un aterrizaje de emergencia. Al caer, la aeronave se incendió y los agresores se acercaron con sus automóviles para atacar a los agentes que sobrevivieron al impacto.  

Los otros tres helicópteros de la Fuerza Aérea Mexicana y de la Policía Federal -que también participaban en el Operativo Jalisco- repelieron la agresión y rescataron a tres de sus compañeros; los otros ocho murieron en el ataque.

Iván Morales fue uno de los sobrevivientes. Fue trasladado al Hospital Central Militar en la Ciudad de México. Llegó en condiciones críticas y fue sometido a varias intervenciones quirúrgicas. Contra todos los pronósticos se recuperó cabalmente y salió del hospital cinco meses después.

La PF fue un elemento clave en la detención de capos de la droga, tan peligrosos y sanguinarios como Joaquín “El Chapo” Guzmán y Servando Gómez Martínez “La Tuta”. En esa guerra contra el narcotráfico, la Comisión Nacional de Seguridad reveló a través de una solicitud de transparencia que durante 2006 y 2017, cayeron 548 policías federales.

Los estándares de innovación y excelencia con los cuales trabajó desde un inicio la Policía Cibernética han sido reconocidos en diversos países latinoamericanos y europeos. Incluso, han permitido la detección y aseguramiento de material con pornografía infantil y la identificación de redes internacionales.

Ni qué decir de la labor de rescate y apoyo de los policías federales durante siniestros como el huracán Wilma en Cancún en 2005, el terremoto en Haití en 2010, el huracán Ingrid y la Tormenta Manuel en Guerrero en 2013.

Los insultos lanzados en campaña se convirtieron en humillaciones y agravios. Les quitaron seguros de vida, les cancelaron viáticos y hasta recortaron la gasolina de sus patrullas. Los 40 mil elementos siguen en la incertidumbre, ignoran si la 4T respetará sus estudios, grados, medallas, sueldos y antigüedad. 

Mientras México sufre la crisis de inseguridad y violencia más fuerte de su historia, el crimen organizado y la delincuencia común están incontrolables, la 4T asegura que hay mano negra en las protestas de los policías federales.

Es necesario resolver las inconformidades y atender las justas demandas laborales. Los exámenes de control de confianza son ineludibles, pero también el respeto a la trayectoria y dignidad de quienes, diariamente, arriesgan su vida y que seguramente no son un número menor. 


Raymundo Riva Palacio

Raymundo Riva Palacio

Nuevo periodo y poco margen para Peña Nieto

Dom 31 Enero 2016 13:13

Nuevo periodo y poco margen para Peña Nieto

Raymundo Riva Palacio, 1 de febrero de 2016

El sexenio del presidente Enrique Peña Nieto será un sexenio corto. Duró menos de tres años ante el colapso del Pacto por México, un gran acuerdo político que le permitió, durante 18 meses, negociar con los partidos de México la transformación del país. Nada menor, aunque el combustible se acabó por donde siempre se pierden los consensos: el pobre comportamiento económico. La conflictividad social derivada de las resistencias a las reformas y el desacuerdo entre las élites se agravó por la inseguridad y la percepción de corrupción.

El gobierno ha vivido de la inercia sin mucho más combustible para imponer los objetivos que tenían planeados para una segunda parte de la administración: la reforma a las normales y una ley de transgénicos. Una más, la autorización de casinos, está en el túnel de la incertidumbre porque no existe la confianza dentro del gobierno para alcanzar consensos con la oposición. La pregunta es ¿por qué existe una aspiración para alcanzar consensos todavía cuando no hay incentivos para que la oposición apoye al gobierno del presidente Peña Nieto? La fuerza del Presidente se agotó temprano en su sexenio. Durante el último trimestre de 2014 y todo el 2015, fue un gobierno a la defensiva sin poder tomar la iniciativa.

Salvó al gobierno y al PRI que en las elecciones federales de verano hubo un voto antisistémico generalizado que le quitó apoyo y votos a todos los partidos; el PRI, al tener una base territorial más amplia que sus adversarios, pudo mantenerse por encima del resto de los partidos pese a perder más votos que otros. Pero la mayoría en el Congreso no le da la fuerza para negociar como la tuvo durante el primer tercio de la administración, y tampoco se aprecia en el horizonte que en el resto de la legislatura vaya a cambiar la tendencia. El Presidente no ha podido sacar el mando único que propuso hace 16 meses, y difícilmente lo hará si no pacta con el PAN que a cambio de ella, desatore su respaldo a las leyes secundarias del Sistema Nacional Anticorrupción. No hay posibilidades reales de forjar una nueva alianza legislativa con el PRD, que se revuelve internamente en busca de cohesión y una estrategia que le ayude a no ser borrado por Morena en los procesos electorales de este año, que de ser así será el preámbulo de su empequeñecimiento como la principal fuerza de izquierda del país.

El PRD ha sido muy consecuente con Peña Nieto y en la docilidad han perdido espacio frente al consistente discurso beligerante de Andrés Manuel López Obrador. A diferencia del PAN que tiene los espacios para entrar en negociaciones con el PRI quid pro quo, el PRD se encuentra en una ratonera que lo obliga a tomar decisiones más claras de alejamiento de Los Pinos. El Presidente y sus operadores no tienen mucho donde moverse. Su gran aliado, el Partido Verde, está muy lastimado en términos de imagen y electoralmente también se ha ido reduciendo –sin Manuel Velasco en Chiapas y la necesidad del PRI de colocar a sus miembros a contender por esa franquicia-, su peso electoral representaría un estado anémico. Nueva Alianza, que jugará por su sobrevivencia en mancuerna con el PRI, no le da el soporte necesario para que el Presidente pueda terminar cómodamente su mandato, como tampoco el Partido Encuentro Social, lo más cercano actualmente a un partido satélite del priismo. Solo le quedan al Presidente y el PRI las opciones de Morena y Movimiento Ciudadano. Con López Obrador habrá alianzas tácticas durante 2016 y 2017, al ser un opositor intransigente de candidaturas comunes, pero en el entendido que su estrategia no es ganar espacios territoriales en este momento, sino apuntalar su tercer candidatura presidencial.

Movimiento Ciudadano es la opción real que tiene el gobierno de Peña Nieto. Es un partido que creció en las últimas elecciones, con el combustible que le inyectó Enrique Alfaro en la alcaldía de Guadalajara, cuya victoria fue acompañada con 19 diputaciones. Con una estrategia de candidatos quirúrgicos –como en Nuevo León con Fernando Elizondo-, ganó nuevos adeptos para crecer electoralmente como nunca antes. Movimiento Ciudadano ha roto con López Obrador y en las condiciones en las que se encuentra el PRD, no habría razones objetivas de corto plazo para que jugaran con ese partido. Tampoco ha estado inclinado al PAN. Movimiento Ciudadano puede apoyar al PRI en las próximas elecciones estatales e incluso en la presidencial de 2018, pero no le dará tampoco para una coalición legislativa, donde la legitimidad de Peña Nieto y el PRI pasa por las alianzas con el PAN y el PRD, que solo podría tener si decide ceder más de lo que puede ganar. Quizás esa vía es lo único que les quede para navegar el resto del sexenio en lo que toca al gobierno.


Sergio Sarmiento

Sergio Sarmiento

El presidente decide

Mié 10 Julio 2019 10:32

El presidente López Obrador dijo en su discurso inaugural, el 1 de diciembre de 2018, que su administración buscaría imitar a los gobiernos del “desarrollo estabilizador”, el período entre 1958 y 1970 en que la economía nacional, bajo la batuta del secretario de hacienda Antonio Ortiz Mena, “no solo creció al 6 por ciento anual” sino que lo hizo “sin inflación y sin incremento de la deuda pública”. 

Una de las razones por las que Adolfo López Mateos y Gustavo Díaz Ordaz lograron este período de excepción en una turbulenta historia económica mexicana es porque dejaron trabajar a Ortiz Mena y a sus colaboradores. Las decisiones del secretario de hacienda eran respetadas por los presidentes, mientras que Luis Echeverría y José López Portillo centralizaron la toma de decisiones en Los Pinos y empezaron el camino que llevaría al desplome económico de los años ochenta. 

En la Cuarta Transformación el presidente parece más dispuesto a imitar a los gobernantes de la docena trágica que a los que permitieron el crecimiento sano de los sesenta. Esto quedó en evidencia ayer con la renuncia del secretario de hacienda, Carlos Urzúa, por la imposición de políticas económicas “sin sustento”, sin “base en evidencia” y marcadas por “extremismos”. 

López Obrador tomó una decisión sana al nombrar de inmediato como sucesor a Arturo Herrera, segundo de a bordo de Urzúa, un economista sensato y respetado. Pero al final de nada servirá tener a los mejores en el equipo económico si en lugar de dejarlos operar, como cuando Ortiz Mena era secretario de hacienda, el presidente quiere tomar todas las decisiones, como lo hicieron Echeverría y López Portillo

@SergioSarmiento


Leonardo Curzio

Leonardo Curzio

Frente del PRD y PAN muestra de que solos no pueden

Lun 26 Junio 2017 15:36

El frente es un reconocimiento claro de que el PAN y el PRD han perdido competitividad y que carecen de la fuerza suficiente para derrotar a Morena y al PRI. No veo detrás de este movimiento político ni un proyecto modernizador incluyente, como tampoco veo una estrategia particularmente novedosa. Veo solamente la vieja tesis de Manuel Camacho de que las alianzas se justifican para dar competitividad al sistema. Los perredistas y los panistas demuestran así que solos no pueden. 


Ana María Salazar

Ana María Salazar

¿A quién culpar?

Jue 15 Junio 2017 19:17

Hace cinco años la Ciudad de México seguía siendo relativamente segura a comparación del resto del país. Ahora registra una ola de criminalidad que no se veía desde hace veinte años.

La pregunta es: ¿quién va a asumir la responsabilidad política de este deterioro?

En los primeros meses del 2017, los robos que se denunciaron fueron al menos 23 mil 400, es decir, un promedio de 260 robos diarios, el doble de la media nacional. Por lo tanto. ¡Tienes el doble de probabilidad de ser asaltado en la Ciudad de México que en cualquier otra entidad del país!

Si comparamos el primer trimestre de este año con el mismo período del 2016, los asaltos en la Ciudad de México se han disparado en un 27 por ciento –cinco mil robos más que en el 2016. Cabe destacar que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) estima que el 95 por ciento de los robos quedan sin denuncia.

Los delitos que registraron un mayor incremento son, en primer lugar, robo a los pasajeros del Sistema de Transporte Colectivo (Metro) con un incremento de 173.5 por ciento; asalto a bancos registró un aumento de 100 por ciento; robo en tren ligero, RTP y trolebús aumentó 49.3 por ciento; robo en el Metrobús aumentó 31.8 por ciento; robo violento a transeúntes creció 27.7 por ciento y el robo a casa habitación en 12 por ciento.

Las delegaciones más peligrosas y con mayor incidencia en delitos son en primer lugar la delegación Cuauhtémoc, con 3 mil 447 robos denunciados o 647 casos por cada cien mil habitantes (cuatro veces mayor a la media nacional tan sólo en esta delegación). El segundo lugar lo tiene la delegación Benito Juárez con un saldo de 2 mil 309 robos, es decir, 553 robos por cada 100 mil habitantes. En tercer lugar, está la delegación Miguel Hidalgo con mil 779 robos denunciados en el primer trimestre del año, o 488 robos por cada cien mil habitantes. El cuarto lugar es para la delegación Azcapotzalco, con mil 452 robos, es decir, 362 por cada cien mil habitantes.

Las demás delegaciones no están en el Top 5, pero su tasa de delitos también es, en algunos casos, mucho mayor a la media nacional. Siguiendo con el Top continúa la delegación Coyoacán en el quinto lugar, Iztacalco en el sexto, Iztapalapa en el séptimo, octavo Álvaro Obregón, Gustavo A. Madero noveno, Tlalpan décimo y Xochimilco el onceavo.

Lo interesante es que hay cuatro delegaciones las cuales sus tasas de delitos se encuentran por debajo de la media nacional y estas son: Tláhuac, Cuajimalpa, Magdalena Contreras y Milpa Alta.

El Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, le echa la culpa al nuevo sistema penal, y que gracias a su implementación fueron puestas en libertad más de 12 mil personas que se encontraban en prisión, la población en las cárceles de la Ciudad de México pasó de 42 mil presos a 30 mil. Buen argumento por parte del Jefe de Gobierno, pero organizaciones civiles demostraron que esta relación de incidencia delictiva y presos liberados no está bien fundamentada y por lo tanto no es consistente.

Pero si, la respuesta de Mancera es echarle la culpa al nuevo sistema de justicia penal, literalmente semanas antes de que tenga que retirarse como jefe de gobierno para lanzar su campaña presidencial, no será suficiente para poder justificar cómo está dejando la ciudad.

Y ante la ola de violencia que se vive en el país, seguramente la violencia y seguridad tendrán que ser temas de campaña. Y citando al chapulín… “y ahora ¿Quién podrá defendernos?”.


Yuriria Sierra

Yuriria Sierra

Peña y Trump: 30 minutos

Jue 06 Julio 2017 06:11

Ya sabemos que no hablarán del infame muro. Pero tendrán 30 minutos, en privado, sólo para ellos. ¿Qué se dirán Enrique Peña Nieto y Donald Trump? ¿Qué temas abordarán, sin que nuestro presidente se encuentre permanentemente bajo la diana del bully por excelencia? Lo cierto es que, aunque no se mencionen en la prensa de EU, Trump le ha bajado muchas rayitas a sus ataques contra México (y qué bueno que pocos lo han notado, porque hacerlo traería consigo el riesgo de que el presidente de EU y su banda de azotadores políticos le metieran otra vez pólvora a la estufa). La moderación sin duda se debe en enorme medida a los buenos oficios de Luis Videgaray, pero también a la presión de los sectores productivos en EU que se benefician ampliamente de una buena relación con México. Nuestro canciller ha adelantado que no habrán grandes anuncios después de la reunión, pero también asumimos que no se juntarán media hora sólo para hablar de sus palos de golf o de Lupita Jones, ex Miss Universo mexicana.

Hablarán, tal vez, del arranque de la renegociación del TLCAN y seguirán con el tema de seguridad (que para eso está en estos días John Kelly en la CDMX). No hablarán de los acuerdos de París ni del veto a musulmanes. Sí, probablemente de colaboración en el combate al narco u al terrorismo. Hablarán tal vez anecdóticamente (o quizá no tan anecdóticamente) de los medios de comunicación, de las redes sociales, de lo complejo que encuentran (ellos dos y todos los demás) gobernar en tiempos de Facebook. De las afectaciones al peso mexicano cada que Trump pone un tuitazo en contra nuestra. Pero le aseguro que no llegarán tan lejos como para tocar el tema de los memes y las parodias.

Posiblemente Peña Nieto le agradezca a Trump que lleve tiempo sin referirse a los mexicanos como narcotraficantes, violadores y rateros. La buena educación política así lo indicaría, pero tratándose del personaje que se trata, yo no dudaría que, así fuera por puro deporte, no desaprovecharía un detalle así para intentar cobrárselo a EPN de alguna forma. Así que será mejor idea no reconocérselo a Trump como un detallazo, si no como un acto de mínima sensatez y sentido común en diplomacia.

Me parece que una agenda que puede secuestrar peligrosamente el encuentro sea la de la elección presidencial en México del año que entra. Peña Nieto tendría que ser sumamente cuidadoso de no aceptar exigencias que excedan lo electoral e institucionalmente deseable. Porque en ello no va la relación con EU: va la estabilidad interna de nuestro país y las relaciones (y la poca o mucha reputación democrática) que hemos logrado construir frente al resto del mundo. 

Es más: me parecería menos dañino si los treinta minutos se les fueran, a ambos, en una sesión de amarga catársis casi digna del diván, sobre cómo han manejado emocionalmente los escándalos por el tema de los espionajes. Rusia para Trump. Aristegui, Loret y Juan Pardinas para Peña Nieto. Así, al menos tenemos la garantía de que que serían 30 minutos más improductivos para ellos, pero menos riesgosos para los mexicanos y los gringos.


Mario Campos

Mario Campos

La crisis de la Policía Federal es el síntoma, no la enfermedad

Lun 08 Julio 2019 20:51

La crisis de la Policía Federal es un reflejo de aspectos clave del gobierno federal.

El primero, el desprecio por las instituciones que no le son propias. Es claro que en la Federal, como en cualquier otra corporación, hay elementos buenos o malos, fortalezas y áreas que corregir, el problema es que no se hizo ese ejercicio y como en el resto de la administración se cortó con machete y no con bisturí, señalando al pasado remoto - y no al reciente del último sexenio - como la fuente recurrente de todo mal

En segundo lugar, la crisis escaló como resultado de la desatención. Desde hace semanas circulaban los audios de malestar de policías y nadie en el gobierno federal fue para atender la inconformidad. El desprecio por la protesta - que han vivido ya muchos otros grupos, como los familiares de personas con discapacidad o ahora de nuevo los pacientes con VIH - es una receta para el conflicto. Esta acción, grave en todos los casos, es particularmente delicada cuando hablamos de personas entrenadas en armamento e inteligencia que deberían estar al servicio del estado y no de ninguna otra agenda u organización.  

Finalmente, el conflicto confirma la apuesta del Presidente López Obrador por la militarización. La Policía Federal no le gusta, en el fondo, porque comparte la visión del Ejército, que en opinión de varios analistas se siente mucho más cómodo con una guarda con miembros, mandos, formación, equipo y estructura militar, sin tener que compartir con una incómoda Policía Federal.

La crisis por tanto no es la enfermedad sino el síntoma de una forma de entender el gobierno que va trastocando diversas áreas de la vida pública, solo que en este caso por la naturaleza de los afectados ha recibido una atención fuera de lo normal.

Es así, con este manejo y desaseo, que se van desmontando muchas de las instituciones construidas hasta ahora sin que esté claro cuál es nuevo destino al que el gobierno nos quiere llevar. 

@MarioCampos


Danielle Dithurbide

Danielle Dithurbide

El rey del rating

Sáb 06 Mayo 2017 07:08

De todas las cosas que se pueden decir del presidente número 45 de los Estados Unidos, solo hay una en la que todos, seguidores y detractores, deberíamos de coincidir: es un genio del espectáculo. El mago de la audiencia, el director de la orquesta de los medios de comunicación. Él manda y lo sabe.

Por eso no resulta tan complicado entender que hay momentos en los que todo el mundo, literalmente, habla de él, y otros en los que le baja a sus actividades, le baja a sus ataques , a sus insultos y a sus tuits y en consecuencia no hablamos tanto. Por eso es que él manda.

El fin de semana pasado, que se cumplían sus primeros 100 días en la Casa Blanca Trump en realidad no tenía nada que festejar, por el contrario, los primeros 3 meses de su administración fueron lo más parecido a una catástrofe. Salvo por un par de pequeños triunfos, lo único que había experimentado eran fracasos, y duros golpes incluso del partido que lo llevó a la presidencia.

Apenas un día antes de los famosos cien días, su principal promesa de campaña o por o menos la que más había presumido, empezaba a caerse a pedazos, con la negativa del Congreso de aprobar presupuesto para cumplirla: el muro y ese golpe era tan duro, que había que mover toda la maquinaría para voltear la atención de los medios a otro lado y subir las agujas que miden los ratings a otro tema, y lo hizo. Es tan hábil, que encontró la forma de que todos habláramos de otra cosa; una llamada telefónica. Sencillo y simple. Así, el líder del mundo libre, como le llaman, habló e invitó a su casa a otro líder, uno que ha mandado matar a miles presuntos delincuentes y lo ha presumido. Es Rodrigo Duterte presidente de Filipinas. Un asesino confeso. Por si fuera poco, trató de “hacer las paces” con otro, al que llevaba días amenazado con atacar y con eso desatar un conflicto con posibilidades nucleares.

Pero días después había que hablar del nuevo del muro, y entonces el show continúo, pero la estrella no debía de ser él y mandó a sus soldados más fieles a pelearse con la prensa convirtiendo la majestuosa valla que él había anunciado en una pequeña reja. Así se nos olvidó el desastre de los primeros cien días y el cuasi knock out en el que llegó a ellos.

Pero esta semana con la aprobación en la Cámara de Representantes de su proyecto de seguro social, fue buena y entonces, el director de la orquesta tomó la decisión de mantener un bajo perfil, mandar a su vicepresidente a un descolorido festejo de 5 de mayo, que de otra forma hubiera sido un escándalo, tomarse  el fin de semana en Nueva York y dejar a los medios hablando de su triunfo. Un mago.

Desde el 8 de noviembre en el que Donald J. Trump se convirtió en el presidente electo, los niveles de audiencia de los principales canales de noticias y noticiarios, en su contra y su favor, en los Estados Unidos han experimentado el mayor aumento en una década. El presidente tiene el nivel de aprobación más bajo de la historia moderna en este perdidos, pero es una estrella de la televisión. Es el rey del rating y lo maneja a su antojo.


Fernando Dworak

Fernando Dworak

La única regla de transparencia para medios

Vie 12 Abril 2019 06:10

Cuando me preguntan cuándo tendremos políticos virtuosos, pido el cuento de hadas que imaginan, pues de esos nunca habido, no hay y nunca habrá. Si ellos tienen la misma fibra moral que el resto, el reto es acotar el poder para evitar abusos.

El sistema de libertades que gozamos es el producto de luchas y si nos confiamos lo podemos perder. Una trampa favorita de los gobernantes es hacernos creer que ellos sí son virtuosos para desmantelar instituciones.

Una garantía que debe tener la prensa es la secrecía de sus fuentes. Sin ella no podrían salir a la luz cosas que a ningún poderoso le gustaría que se supieran. La única obligación de los medios es investigar con toda rigurosidad y no publicar sin estar seguros. Pero ese tema corresponde a la ética del gremio, no a la transparencia.

Se nos ha acostumbrado a juzgar la calidad de un medio según nos guste su contenido en vez de contrastar fuentes para hacernos un juicio. De eso se aprovecha el ejecutivo para argumentar que la crítica proviene de “chayoteros” mientras siembra desconfianza. La única transparencia debe aplicar a las asignaciones gubernamentales a la publicidad y sus criterios. Lo demás sería tiranía.


Javier Risco

Javier Risco

La popularidad del presidente Peña Nieto

Mié 21 Septiembre 2016 14:30

Javier Risco habla sobre la popularidad del presidente Peña Nieto y su afirmación respecto a que no gobierno para tener una buena percepción. 


Juan Pablo de Leo

Juan Pablo de Leo

Trump, ¿con AMLO sí y con Peña no?

Mié 25 Julio 2018 06:00

Enrique Peña Nieto ha asumido, como jefe del Estado Mexicano, los insultos y ataques que Donald Trump ha hecho contra México. Desde el inicio de su campaña, Trump habló mal de México, pero nunca de su presidente. Al contrario. Trump no ha tenido más que buenas palabras tanto en público como en privado para Peña Nieto. 

El tema para Trump no es el gobierno en el poder, el tema para Trump es México. Pensar que el hecho de que se vaya a Peña Nieto solucionará la confrontación con México, es no entender el momento político que vive Estados Unidos.

El exembajador de México en Estados Unidos, José Sarukhán, fue el primero en hacer notar el grave error diplomático que habría cometido Andrés Manuel López Obrador y su equipo de transición internacional al haber enviado una carta al presidente Donald Trump con la comitiva que visitó México hace unos días comandados por el secretario de Estado, Mike Pompeo

El último párrafo de la misiva a Trump fue el que más llamó la atención, pues como lo señaló Sara Khan, ignora y crítica a los demócratas indirectamente, más allá también de las propias comparaciones que López Obrador hace con Trump.

A pesar de los desplantes políticos a los demócratas, la carta fue, al parecer, bien recibida por Donald Trump, quien se expresó favorablemente de López Obrador y de quien dijo estar seguro de hacer cosas maravillosas juntos. La respuesta de Trump a López Obrador llama la atención cuando la confrontación nunca fue con Peña Nieto, sino con el Estado Mexicano. Recordemos que la animadversión entre México y Trump comenzó cuando esté llamó asesinos y violadores a los mexicanos. No a Peña ni a su gobierno. Después vino el muro y su construcción; luego el pago. Todos los ataques dirigidos al país, no al gobierno.

¿Entonces qué cambió?, no me puedo imaginar la iracunda reacción que una carta como la revelada el fin de semana por López Obrador, Marcelo Ebrard y su equipo, hubiera causado si esa misma hubiera sido enviada por el gobierno actual. Desde su inicio como candidato, a la actual administración se le exigió a nivel político, mediático y social un rompimiento con el gobierno de Trump tras los constantes insultos. 

De las pocas ocasiones que Peña Nieto ha tenido positivos en su gobierno, fue cuando enfrentó a Trump con un video por el tema del muro y su financiamiento.

Un caso diferente fue cuando invitó a Trump como candidato: su peor momento. Ahora, ni pío de nadie por la invitación de López Obrador a Trump a su toma de posesión. Repito, ¿entonces que cambió?

La respuesta es nada. Trump está acostumbrado a mentir y traicionar. México le ha servido, y le seguirá sirviendo como punching bag para satisfacer los deseos de su base electoral. Con o sin TLC de por medio, México será estratégico en los ataques de Trump: con silencios de semanas y meses para acabar con insultos y diatribas contra México en campañas políticas. López Obrador y su equipo lo obviaron en la carta los temas duros de la relación más allá del TLCAN: el muro y la migración. Así, ¿cómo?

Les tengo una mala noticia en ese sentido: la luna de miel Trump-AMLO tiene fecha de caducidad, porque así lo indica la política exterior de Trump, pues si bien un cambio de estrategia es válido y necesario, el tener un amplio conocimiento de los inquilinos de la Casa Blanca también lo hace, o ¿a esta administración no le será exigida una posición de poder para enfrentar a Trump? Esa posición será revelada ante el primer ataque, ante la primera provocación, que ya verán, no tarda mucho.


Beto Tavira

Beto Tavira

Alejandro Moreno y la sucesión en el PRI

Mié 14 Noviembre 2018 02:00

Ha decidido sentarse en la grande. El gobernador de Campeche, Alejandro Moreno Cárdenas, hace unos días resolvió que cumplirá con los requisitos de los estatutos del Partido Revolucionario Institucional con el objetivo último de ocupar la silla principal de la Presidencia del CEN del PRI. Así se lo ha hecho saber a su almohada, a su esposa Christelle Castañón y a sus colaboradores más cercanos, a quienes “les cayó el chahuistle” de las espías de mi CISEN y les sacaron la sopa: “Alito” –como se le conoce a Alejandro Moreno– prepara su mudanza rumbo a la Ciudad de México donde deberá habitar mientras se lleva a cabo la elección interna que decidirá quién es el o la sucesora en 2019 de Claudia Ruiz Massieu Salinas… sí, sí, sí, la sobrina de Carlos Salinas de Gortari, protagonistas de una de las dinastías políticas que me han dado suficiente material hasta para escribir un libro: Los Salinas. Retratos de Los Cachorros del Poder. 

No es la primera vez que el nombre y apellido del góber campechano suena con eco para la dirigencia del PRI. Luego de la derrota del partido tricolor en las elecciones de julio pasado, Moreno Cárdenas “fue tanteado” –según mi CISEN–, para ver si aceptaría tomar las estafeta por parte de René Juárez Cisneros. “Alito” dijo que por ahora no. Pero las coyunturas cambian. Y, como dice la frase hecha, “que dice mi mamá que siempre sí”. ¿Será que los dioses mayas lleven a este soldado del PRI al despacho del poder más importante de Insurgentes Norte 59? 


Claudia Ivette

Claudia Ivett García

Sheinbaum y el fin de la transición de terciopelo

Jue 06 Diciembre 2018 18:52

Hace más de dos décadas que no escuchábamos un discurso tan crítico como el de Claudia Sheinbaum, durante su toma de posesión como Jefa de Gobierno de la Ciudad de México.

Parece que fue ayer cuando Miguel Ángel Mancera rindió protesta como Jefe de Gobierno en el 2012, en lo que fuera la “Asamblea Legislativa del Distrito Federal”. Fue una transición de terciopelo, y entre aplausos, reconocía la presencia de sus antecesores a dicho acto. El público asistente se puso de pie cuando Mancera destacó la presencia de Cuauhtémoc Cárdenas, quien fue aplaudido por extenso periodo. También reconoció a su antecesor Andrés Manuel López Obrador “y por supuesto al licenciado Marcelo Ebrard Casaubón, con quien inicié hace más de 10 años en el ejercicio del servicio público”. Eran otros tiempos.

Recordemos el 2006, cuando Marcelo Ebrard también reconocía a su antecesor, y cito: “afirmamos la plena vigencia del legado del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador que supo poner la prioridad de los pobres y construyó una autoridad al servicio de la justicia”. Ebrard, también reconoció a Alejando Encinas, de quien dijo: “Encabezó un gobierno prudente y eficaz y hay que reconocerlo, tuvo una gran responsabilidad para entregar buenas cuentas y preparar la transición del gobierno”.

Y si retrocediéramos en este ejercicio, encontraríamos a nuestro ahora presidente Andrés Manuel López Obrador, quien el 5 de diciembre del año 2000 declaraba: “Nos animan los logros alcanzados por el primer gobierno democrático del Distrito Federal, pese a los injustos recortes presupuestales y a la furiosa campaña en su contra, las gestiones del ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas”. Estas palabras, las pronunciaba en presencia del entonces presidente Vicente Fox, con quien ostentaba marcadas diferencias ideológicas en materia de política económica.

Durante los últimos 20 años las transiciones fueron de mantequilla, entre militantes y simpatizantes del PRD. La reforma constitucional de 1996 que desapareció la figura de Jefe de Departamento del Distrito Federal creó las bases para la consolidación de la izquierda en la capital del país. Desde entonces, Cuauhtémoc Cárdenas (1997-1999), Rosario Robles (1999-2000), Andrés Manuel López Obrador (2000-2005), Alejandro Encinas (2005-2006), Marcelo Ebrard (2006-2012), Miguel Ángel Mancera (2012-2018) y José Ramón Amieva (marzo a diciembre del 2018) habían tenido una entrega – recepción protocolaria. Pero el cambió llegó.

La alternancia partidista se consolidó en la Ciudad de México y en consecuencia, esta vez el discurso estuvo permeado por la crítica de Claudia Sheinbaum hacia el gobierno antecesor.

La ahora Jefa de Gobierno, tras rendir protesta en una ceremonia que distó mucho de las que relato anteriormente, afirmó sin reparo alguno que “en los últimos años, vivimos el abandono del servicio público y la democracia, se estableció un modelo de desarrollo urbano desigual que privilegió la ganancia inmobiliaria sobre el interés público, que ahondó las desigualdades”.

Sin embargo, las acusaciones al gobierno encabezado por Miguel Ángel Mancera, apenas iniciaban. La primera mujer en ser electa como Jefa de Gobierno de la CDMX, prosiguió: “un gobierno que se dedicó al espionaje político, privilegió el interés clientelar y de grupos por encima de los derechos sociales, que utilizó la fuerza para reprimir al pueblo y regresó la corrupción, que provocó el abandono de los servicios públicos y el regreso de la inseguridad. Se traicionó el camino de la democracia y se olvidó el sentimiento de los ciudadanos”.

Si, en definitiva la Jefa de Gobierno llegó con un discurso crítico y contundente, pero de la crítica a la entrega de resultados, le queda un largo camino por recorrer. Por el bien de millones de habitantes en la CDMX y estados aledaños, es deseable que sus estrategias de seguridad, bienestar, salud, educación y demás compromisos, sean alcanzados. El tiempo nos dirá si para el 2024 el sucesor de este cargo, lanza flores o críticas contundentes.


Roberto Gil Zuarth

Roberto Gil Zuarth

La contrarreforma educativa

Mié 27 Marzo 2019 15:36

Después de los bloqueos al Congreso y la orden del presidente de atender las demandas del magisterio, esta semana se discutirá un nuevo dictamen que, en los hechos, cancela el corazón de la reforma educativa

El gobierno cedió ante la CNTE. En primer lugar, se elimina de la Constitución el término evaluación y se sustituye por el concepto genérico de “procesos de selección” ¿Qué significa? Pues todo y nada, pero en esencia que será la ley, aprobada por mayoría en el Congreso -la misma mayoría que controla Morena- la que fijará en qué consiste ese proceso de selección. Podrá ser sorteo, curso o pase directo desde las escuelas normales. 

La segunda concesión es la eliminación de la consecuencia de la permanencia. En nuestro país, no acreditar las aptitudes, conocimientos y habilidades básicas de los profesores no conduce a que dejen el servicio. Imagínese que en el sector salud, un doctor que reprueba sistemáticamente las pruebas de conocimientos, siguiera en el quirófano o en la consulta. Nada más que, en la educación, lo que está en juego es el futuro de nuestros niños en un mundo cada vez más complejo y competitivo. 

En tercer lugar, el gobierno le regaló a la CNTE la cabeza del Instituto Nacional de Evaluación Educativa. Muerte a la autonomía. El primer órgano constitucionalmente autónomo que es ejecutado en los tiempos de la cuarta transformación. La intención es muy clara: regresar el control político sobre el órgano que se encargará de aplicar esa entelequia de los “procesos de selección” para el ingreso, promoción y reconocimientos de los profesores. Justo lo que la CNTE ha hecho en Michoacán o Oaxaca: controlar a la autoridad a base de chantajes. 

La contrarreforma educativa muy probablemente satisfará a la Coordinadora magisterial. O, muy a su estilo, presionarán de nueva cuenta en estos días para sacar otro trecho, bajo su histórica consigna “movilización, negociación, movilización”. No quitará el dedo del renglón de obtener, a través del chantaje, más de cinco mil plazas. 

De nueva cuenta faltó oposición que defendiera el modelo educativo que llevamos hace unos años a la Constitución. No advirtieron a tiempo que tenían una ventaja estratégica. A Morena no le alcanzan los votos para aprobar por sí mismo el cambio constitucional ¿Por qué? Pues porque en Morena hay al menos 40 diputados vinculados a la CNTE, de modo que el gobierno requiere bastantes votos de la oposición para compensar los que no les dará el magisterio y lograr la mayoría calificada de dos tercios que requiere el cambio constitucional. 

Muy probablemente la oposición dirá que este equilibrio es mejor que la cancelación total de la reforma educativa. No lo creo. Había que defender con entereza y vigor un modelo que era positivo en muchos aspectos. Por supuesto que ese modelo puede mejorarse. Pero no a través del desmantelamiento de su núcleo esencial. Si Andrés Manuel López Obrador prefiere cumplir sus compromisos electorales y políticos con la CNTE antes que garantizar a los niños una mejor educación, las oposiciones tienen el deber de defender sus derechos y, por supuesto, su futuro. Es justo frente a este tipo de involuciones institucionales, cuando las oposiciones deben negarse a colaborar con el gobierno. Saber, pues, decir “no” frente a las malas ideas. 

Postdata. Los gobiernos estatales deben revisar con cuidado las implicaciones presupuestales de la obligatoriedad constitucional de la educación superior. De nueva cuenta, una reforma que amplía sus responsabilidades pero que no resuelve su fuente de financiamiento. Costará miles de millones de pesos crear plazas universitarias para alcanzar la cobertura universal. A ver de dónde salen los recursos. 


Emiliano Ruiz Parra

Emiliano Ruiz Parra

Pan duro

Mié 21 Noviembre 2018 03:00

El PAN está en ruinas y su vida interna resulta casi irrelevante para la opinión pública. La elección de su nuevo presidente pasó desapercibida. Marko Cortés le ganó a Manuel Gómez Morín (nieto del fundador) en una elección sosa y predecible, sin sorpresas ni debates memorables. La burocracia del PAN —el grupo de Ricardo Anaya y los gobernadores— se aliaron para poner a Cortés y repartirse los cargos. De esa manera, los responsables del desastre electoral quedaron, una vez más, al mando del partido.

Cuando llegaron al gobierno en el año 2000, los panistas archivaron la doctrina y se conformaron con unas cuantas líneas estratégicas: en lo económico, neoliberalismo; y en lo político, pragmatismo. La militarización de la seguridad pública, decretada por Felipe Calderón, se convirtió en otro pilar de la ideología conservadora: detrás de la guerra contra el narco subyacía el aprecio por el orden, un orden que podía conseguirse con mano dura y disparos de metralleta.

En el largo interregno entre la salida de Peña Nieto y la llegada de López Obrador vamos descubriendo que la agenda del próximo gobierno está más cerca de un programa del PAN de lo que parece. Cierto, quizá el PAN no legalizaría la mariguana, pero en lo sustancial hay coincidencias. AMLO va por la continuidad del neoliberalismo, neoliberalismo compensatorio si se quiere, pero neoliberalismo al fin. Y con la Guardia Nacional, Obrador ha superado los sueños más audaces de Calderón: una policía militar con mando militar desplegada en todo el país. Se abandona la hipocresía de que los soldados están de paso; ahora estarán para siempre y por encima de gobernadores y alcaldes. 

Por eso a Germán Martínez, ex ideólogo del calderonismo, le ha resultado tan fácil sumarse a Morena. Porque en el fondo no ha renunciado a su credo conservador, al contrario, ya encontró en dónde aplicarlo. Quizá no sean miles los panistas que sigan a Martínez, pero su caso es elocuente: ni Morena es muy de izquierda y los panistas, desde hace años, han extraviado los referentes ideológicos. Una derecha rebasada por la derecha.

El PAN necesita una generación de líderes inspirados en Clouthier, Castillo Peraza y Luis H. Álvarez. Pragmáticos con identidad, estrategas con ideología. [email protected] que se gasten los zapatos y no teman pisar la cárcel o declararse en huelga de hambre. Ese es el dilema de Marko Cortés: recuperar la credibilidad o administrar la franquicia. Si fracasa, le abrirá el camino a la ultra y a los Trumps y Bolsonaros mexicanos.


Rodrigo Salazar Elena

Texcoco y el gorrionicido de Mao

Mié 14 Noviembre 2018 03:00

De López Obrador se dice que tiene “capital político”. Quien tiene capital político puede esperar un alto respaldo social para directivas que están más allá de sus funciones como autoridad y sin necesidad de la amenaza de coerción. Lázaro Cárdenas fue un presidente que pudo contar con un alto nivel de apoyo en la sociedad en momentos críticos de su gobierno, como fueron su disputa con el Jefe Máximo en 1935-1936 o la nacionalización del petróleo en 1938.

Un raro ejemplo de uso de capital político es la “campaña de las cuatro pestes” de Mao Zedong. En 1958, Mao hizo un llamado a eliminar ratas, moscas, mosquitos y gorriones. Se tenía a estos últimos como una “plaga” por alimentarse de los granos y el arroz cultivados en el campo. Como respuesta a la convocatoria de Mao, la población de todo el país se valió del ruido de tambores y sartenes dondequiera que se viera a estas aves, que en consecuencia comenzaron a morir de agotamiento. La movilización fue tan efectiva que llevó a la práctica extinción de los gorriones, hecho para el que el historiador Roderick MacFarquhar acuñó el término “gorrionicidio”. 

El capital político es un recurso a invertir con la expectativa de generar réditos. Cárdenas invirtió una alta cantidad de capital político para enfrentar grupos muy poderosos en las esferas política y económica. La inversión rindió: fundó un partido de masas, centralizó el poder en la presidencia, estableció la rectoría del Estado sobre la economía y redistribuyó la tierra en niveles no vistos.

Pero la inversión puede salir mal. Mao se enteró de que los gorriones también comen orugas cuando estas comenzaron a infestar los cultivos, afectando especialmente la producción de arroz. En 1959, en la lista de plagas las chinches ocuparon el lugar de los gorriones, que comenzaron a ser importados de la Unión Soviética.

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, convocó a un referéndum preguntando a la población si aceptaba la política de austeridad exigida por los organismos financieros para otorgar nuevos recursos. Con la participación del 62% de la población, la mayoría se manifestó en contra. Es posible que Tsipras esperaba mostrar que contaba con el capital político necesario para declarar una moratoria, pero lo acreedores no mordieron el anzuelo y Tsipras terminó siendo un eficaz administrador del ajuste presupuestal.

Recientemente, la bancada de Morena en el Senado amagó con legislar para eliminar diversas comisiones bancarias. Los mercados reaccionaron de manera negativa e inmediata. Cuando un líder dispone de capital político, puede pedirle a la población ciertos sacrificios a cambio de un beneficio futuro. No hizo esto nuestro futuro presidente, quien mandó parar la iniciativa y se comprometió a no hacer cambios económicos y fiscales durante los primeros tres años de su gestión. La opinión general es que no quiso tener otro enfrentamiento después de cancelar el aeropuerto de Texcoco. Cabe preguntarse cuál fue el rédito del capital político invertido en revertir el NAIM en vez de invertirlo en cambios a la estructura económica

Es obvio: dejar claro “quién manda aquí”. Si en estos tres años siente frustración en sus tratos con los bancos, ¡serénese! Piense que, en cambio, el presidente no es un florero.


Maru de Aragón

Maru de Aragón

La identidad blanca, motor de la política de Trump

Vie 19 Julio 2019 18:42

“Con sus ataques racistas contra cuatro legisladoras demócratas,  Donald Trump, presidente de Estados Unidos y el Partido Republicano han  dejado muy claro cuál será el tono de la campaña electoral del 2020: una reedición de la del  2016 caracterizada por la división racial y cultural. Es el tipo de lucha que le fascina”, dice el New York Times

Trump ha sido condenado tanto dentro como fuera de su país por los insultos proferidos durante tres días seguidos  contra estas congresistas  que pertenecen a minorías étnicas y raciales. “¿Por qué no se regresan  a sus países y ayudan a arreglar esos lugares infestados de crímenes”.  “Si no están felices aquí se pueden marchar. 

Nadie las va a extrañar. Odian a EU”, tuiteó Trump. Aunque no mencionó sus nombres era evidente que  se refería a Alexandria Ocasio-Cortez, de Nueva York ( hija de padres puertorriqueños); Rashida Tlaib, de Michigan, ( musulmana, hija de padres palestinos ) Ayanna Pressley de Massachusets ( primera congresista afroamericana de este estado) e Ilhan Omar, representante de Minnesota. Todas, a excepción  de Omar,  nacieron en EU. Omar es refugiada de Somalia y se naturalizó en el año 2000.

Los tuits de Trump ocurrieron poco después de que  Ocasio-Cortez y sus tres compañeras criticaran  públicamente una iniciativa de ley de asignación de  fondos de emergencia  que,  en su opinión, es insuficiente  para proteger a los inmigrantes detenidos en la frontera con México, en particular a los niños. A pesar de sus divisiones internas,  los tuits de Trump  provocaron que los demócratas cerraran filas. 

Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, reprobó el racismo y xenofobia de Trump y presentó una resolución de condena del presidente, la cual fue aprobada de manera unánime por los demócratas y por solo 4 republicanos. El documento enfatiza que  los comentarios racistas de Trump son una afrenta para millones de inmigrantes que han hecho de EU un país fuerte. 

Según el NYT  la falta de una amplia condena por parte de los Republicanos ilustra tanto el férreo control de Trump sobre su  partido como la convicción de muchos de ellos  de que los ataques contra las políticas progresistas de algunos demócratas se convertirán en elemento central de la campaña del 2020. En esta dura contienda electoral, muchos Republicanos tratarán de etiquetar a estas cuatro legisladoras y a otros demócratas como de “extrema izquierda”. 

De hecho, en entrevista con Fox News, Lindsey Graham, Senador Republicano por Carolina del Sur las llamó “pandilla de comunistas” aunque matizó diciendo que son estadunidenses y que fueron electas para el cargo.

La polémica estalló en momentos en que el Servicio de Inmigración y Aduanas ( ICE por sus siglas en inglés) puso en marcha operativos  en varias ciudades para  deportar a inmigrantes que tienen orden de expulsión en los tribunales migratorios y luego de la derrota sufrida por Trump quien pretendía incluir una pregunta sobre ciudadanía en el censo que se realizará a partir de abril del próximo año.

Tanto la disposición de los Republicanos a colgar etiquetas a los Demócratas como el ataque de los Demócratas contra Trump llamándolo “racista y supremacista blanco” auguran una campaña electoral especialmente encarnizada, dice el NYT. El diario  indica que cuando se trata de raza, Trump juega con fuego como ningún otro presidente del último siglo. Ningún otro dirigente en los tiempos modernos, ni siquiera Franklin Roosevelt que ordenó crear campos de concentración para japoneses   durante la Segunda Guerra Mundial,  ha azuzado las llamas del racismo de  manera tan abierta, implacable y hasta ávida como Trump. Sus ataques contra las legisladoras encajan  perfectamente en su estrategia política “nosotros-contra-ustedes” que ha sido el corazón de su presidencia de  desde un inicio.


De cara a las elecciones del próximo año, parece estar trazando una línea muy clara entre los blancos, los nativos del país y los que no lo son- la diversidad étnica- y está retando a los electores a que decidan de qué lado están. Ashley Jardina, profesora de la Universidad de Duke y autora del Libro “White Identity Politics” declaró al Washington Post  que entre el 30 y el 40% de los estadunidenses blancos aceptan  la idea de la identidad racial blanca. Y es precisamente este grupo, preocupado por la amenaza creciente de la inmigración, el que se siente muy atraído por el presidente.

Al insultar  a las legisladoras no blancas, Trump tal vez no sabía que  por lo menos  13% de los legisladores del actual Congreso son inmigrantes o hijos de inmigrantes de Europa, América Latina y Asia. De acuerdo con el Centro de Investigaciones Pew, casi todos son Demócratas: hay 52 en la Cámara Baja y 16 en el Senado. Hay otros diez que son republicanos. Y tal vez tampoco recuerda que él es nieto de inmigrantes. 

Su abuelo Friedrich, nació en el poblado alemán de Kallstadt y emigró a EU siendo adolescente  en busca de una mejor vida. Provenía de una  familia muy modesta, administró un pequeño viñedo y trabajó en una peluquería. La asfixiante falta de oportunidades en su pueblo y la perspectiva de vivir en la pobreza lo llevó a emigrar. Llegó a EU en 1885. Más de un siglo después, dice el Washington Post,  uno de sus nietos trata de aplicar una política migratoria de línea dura que, de haberse puesto en marcha en 1880, seguramente lo  habrían descalificado para entrar y  permanecer en Estados Unidos.


Síguenos en nuestras redes sociales