Brechas digitales, conectividad y Covid-19

Alejandra Lagunes

10_home_office_covid19_bb080420.jpg

Foto: Pixabay

Alejandra Lagunes

Jue 09 Abril 2020 05:00

La pandemia nos ha afectado a todos, es verdad, pero también es cierto que lo ha hecho de formas distintas, y que uno de los mayores riesgos a los que nos enfrentamos es que durante estos momentos se profundicen muchas de las desigualdades que ya existen en nuestro país. El acceso a Internet y a las TIC se ha convertido en estas semanas en el medio a través del cual muchos hemos podido continuar con nuestras actividades cotidianas: el trabajo, el entretenimiento, o la educación; para quienes no tienen todavía acceso a estas herramientas, el impacto de la pandemia pueden ser mucho más profundo y de largo plazo.

Más de 154 millones de niños y niñas que representan el 95% de los inscritos en una escuela en América Latina y el Caribe, están temporalmente fuera de ella. Muchos han podido seguir con sus actividades escolares a través de plataformas educativas en línea, pero una enorme cantidad de niños y niñas seguramente no han tenido acceso a ellas ya sea porque no tienen las herramientas necesarias - como por ejemplo, una computadora o una tablet - o porque no cuentan con una conexión a Internet. Y es que de acuerdo con la última Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares, en México solo 44.3% de los hogares disponen de una computadora, y se estima que el 56.4% (20.1 millones) cuentan con Internet fija o móvil.

Aunque se han anunciado programas de Teleprimaria, Telesecundaria y Telebachillerato, para quienes no cuenten con acceso a Internet (el 92% de los hogares cuentan con al menos una televisión), lo cierto es que las plataformas con acceso a internet permiten métodos de aprendizaje mucho más dinámicos, y de canales de retroalimentación. En ese sentido, la brecha digital y la ausencia de conectividad en los hogares se ha traducido también en una clara desventaja en el ámbito educativo de los niños y niñas sin acceso a Internet.

Programas de colaboración pública - privada como el proyecto de la Red Compartida pueden resultar muy efectivos para avanzar en las metas de conectividad en nuestro país y cerrar la brecha digital. A principios de este año, se anunció que esta Red cuenta con 4,436 sitios cubriendo 56 millones 367 mil 355 habitantes en 30 entidades federativas, incluyendo 57 de los 111 pueblos mágicos definidos por la Secretaría de Turismo. Este avance representa 50.18% de la población nacional conforme al Censo de Población y Vivienda (INEGI 2010). Por otro lado, durante su mensaje del domingo 5 de abril, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que el programa “Internet para Todos” ha conectado a 22 mil comunidades, que al final de año serán 65 mil y que para el 2022 se tendrá cubierto todo el territorio. Sin embargo, no sabemos qué comunidades son las que se han conectado, ni se tiene mayor información sobre el proyecto.

La pandemia ha hecho mucho más evidente las desigualdades en nuestro país, y al mismo tiempo, nos ha enviado un mensaje contundente: es necesario apurar el paso para cumplir con el mandato constitucional establecido mediante la reforma de Telecomunicaciones de la administración anterior, y garantizar el acceso de todas las personas a Internet. Hoy, como nunca antes, ha quedado claro que el acceso a Internet, además de ser un derecho en sí mismo, es un habilitador importantísimo para acceder a otros derechos como el de la educación.

Te puede interesar:
Telecomunicaciones frente al coronavirus: oportunidades y retos

App Político MX

DESCARGA
NUESTRA APP

Degradado

y recibe lo mejor de Político.mx

Forma central Degradado
Político MX podcast

PODCAST

degradado Forma 45 grados

Escúchanos en estas plataformas:

degradado