Delfina y su culpa compartida

Fernando Dworak

delfina_notas2250417.jpg

FOTO: DIEGO SIMÓN SÁNCHEZ /CUARTOSCURO.COM

Fernando Dworak

Vie 28 Abril 2017 06:58

Se cae en la falacia de la culpa repartida cuando, de un error compartido, se infiere que las culpas están distribuidas, evitándose discutir la gravedad de cada parte. Ejemplo: Delfina Gómez argumentó, tras la acusación de descontar salario a la burocracia de Texcoco, que también lo hacían los demás partidos y que además fue voluntariamente y con recibo.

La falacia: aunque los partidos cobran aportes a sus militantes, debe fundamentarse en estatutos. Y son los institutos quienes hacen el cobro padrón en mano. Delfina hizo algo ilegal, aunque algunos gobiernos hagan algo similar. La culpa repartida no se disuelve, se multiplica. Afirmar que los empleados lo hacían voluntariamente y con firma es lo más cercano a obligar a una víctima de violación a decir que la vejación fue consensuada si no militan en Morena.

Por desgracia el dinero es difícilmente rastreable, pues demostraría que hay un sistema de financiamiento ilegal a los partidos. Según analistas, por cada peso acreditable ingresan cuatro que no lo son. Pero nuestra sobrerregulada y prohibitiva normatividad electoral permite estos excesos: aunque no existe la culpa compartida, sí lo es la impunidad. Si cae uno caen todos y luego quien apaga la luz. Pos oye…

App Político MX

DESCARGA
NUESTRA APP

Degradado

y recibe lo mejor de Político.mx

Forma central Degradado
Político MX podcast

PODCAST

degradado Forma 45 grados

Escúchanos en estas plataformas:

degradado