Fernando Dworak
Ricardo Anaya
Cuartoscuro ¿Por qué Anaya no parece rockear?
Jue 04 Enero 2018 23:23

La calidad de un músico se observa en vivo, donde interactúa, improvisa y reacciona ante los errores propios y de su banda. Al contrario, el ambiente controlado de un estudio puede hacer que un intérprete mediocre parezca virtuoso entre ediciones, múltiples tomas y efectos de sonido. Lo mismo pasa con un político: podrá ser un portento intelectual, un astuto estratega o un hábil polemista,  pero no sirve si no prende al público.

Si el puntero es el mejor comunicador político mexicano, Meade y Anaya deberán ganar la imaginación del votante más que su intelecto. Aunque el primero aparece muy activo, el segundo ha adoptado una estrategia poco ortodoxa, por decir lo menos.

En vez de mostrar que no es un “señoritingo”, Anaya se muestra en spot refinado y políglota. Se avienta “palomazos” editados con el rockstar de la izquierda. Las propuestas estrella como el cambio de régimen no se entienden. E interactúa por redes sociales, donde puede borrar  comentarios incómodos.

Queda claro que no va en tren o en avión y que tal vez no necesita a nadie alrededor. Pero si no se para ni para saludar en la terminal del ADO, puede no llegar lejos, muy lejos de aquí.