Fernando Dworak
vargas_llosa_fernando_opinion020318.jpg
Un disclaimer para Mario Vargas Llosa
Vie 02 Marzo 2018 06:53

Nuestra cultura para debatir es tan pobre que lo llenamos todo de calificativos, caemos en cuanta falacia vemos y preferimos recurrir a conspiraciones y creer en argumentos ad hominem que contrastar ideas. No es raro que vaya a la delantera un candidato que se autoproclama “liberal”, aun cuando está muy lejos de serlo. Tampoco extraña que descarguemos nuestro chauvinismo con liberales como Mario Vargas Llosa.

Si deseamos mantener una democracia necesitamos regresar a las palabras su significado. De reconstruir esos referentes, podremos tolerar a quien piense distinto e intercambiar argumentos al no haber una verdad absoluta. Ese respeto a la libertad ajena sólo debe ser limitado cuando se afecta la libertad propia. Al reconocer que la libertad propia es el atributo superior del ser humano, se le protege se le reconocen derechos políticos y económicos a través de la  democracia y el libre mercado.

Un liberal es crítico por definición: reconocerá cuando algo vaya bien en un país y criticará lo que considera, bajo el ideario arriba descrito, como un peligro para la libertad el individuo. Al hacerlo, naturalmente, enojará a políticos autoritarios.

Eso fue lo que pasó hace unos días con las declaraciones de Mario Vargas Llosa.