Hannia Novell
diputados_notas1070817.jpg
Diputados, caros, poco productivos y faltistas
Sáb 11 Noviembre 2017 08:07

Cada uno de nuestros 500 diputados federales ganan al mes 148 mil 297 pesos. Setenta y tres mil 739 pesos corresponden propiamente a la dieta; para asistencia legislativa se les entregan 45 mil 786 pesos y 28 mil 772 son para atención ciudadana.

Al mes, la Cámara de Diputados nos cuesta 74 millones 148 mil 505 pesos y 889 millones 782 mil 060 pesos al año. Y subrayo NOS cuesta porque esos recursos salen de los impuestos que pagamos todos los mexicanos.

Son datos oficiales que se pueden encontrar en la página web de esta Cámara del Poder Legislativo en la sección de Información Financiera y la categoría de Remuneraciones .

Pues bien, como sus patrones, lo menos que podemos exigir es que desquiten esos sueldos: que propongan leyes, que acudan a las reuniones de comisiones y que asistan a las sesiones del Pleno que, por cierto, son sólo dos por semana, martes y jueves. Vaya, que trabajen.

Pero hay aquí un serio problema. Ni siquiera ppodemos tener con precisión los datos de las inasistencias. Se ha solicitado la información al secretario General, Mauricio Farah (a quien, por cierto, tampoco le va nada mal pues gana 155 mil 477 pesos al mes), sin éxito.

Por ende, tampoco se puede saber si, como lo establece la Ley Orgánica del Congreso, se les han descontado los días faltados como a cualquier otro trabajador cuando su inasistencia es injustificada.

Pero cheque este dato. En la página http://www.diputados.gob.mx/, del lado izquierdo, hay una pestaña con el nombre de Asistencias. Si usted le da click le va a desplegar un calendario. Ahí puede elegir el mes y el año que desea consultar. 

Resulta que si desea conocer los datos de “Noviembre” de “2017” se va a quedar con la duda. Abajo del cuadro del calendario aparece esta leyenda: “Los días en rojo son aquéllos que tienen un vínculo y por lo tanto contiene información”. 

Adivinó: para el actual mes del presente año, no hay días en “rojo”. Tampoco para octubre. Esto no es comprensible si tomamos en cuenta que para pasar lista se utiliza un sistema electrónico con huella dactilar, lo que permitiría procesar la información en segundos. No nos pongamos exigentes, para el día de cada sesión. Pero no hay información de septiembre. Elegí aleatoriamente el último día del mes en el que hubo sesión que fue el miércoles 27. Para consultar los datos se despliega un cuadro  que habla de 416 asistencias, pero de otras 30 “Asistencias por cédula” (vaya a saber lo que signifique); una “Asistencia por comisión oficial”; 29 “Permisos de la Mesa Directiva”; 20 “Inasistencias Justificadas”; y una “Inasistencia”, para hacer un gran total de 497.

Los medios hemos tenido que hacer nuestros propios ejercicios para obtener más información. Y ¡oh sorpresa! Mire,  a pesar de que las sesiones se llevan a cabo en un salón de plenos semivacío, sólo se han aplicado descuentos por faltas a 51 de los 500 representantes populares de esta Legislatura. 

Del 1 de septiembre de 2015 al 31 de marzo de 2017, los 51 legisladores han tenido descuentos por 295 mil 058 pesos por no justificar 84 faltas . 

Así pues, tenemos una Cámara de Diputados sumamente costosa, poco productiva, con alto grado de inasistencia y, para rematar, opaca.