Manuel López San Martín
delmazo_delfina_notas18100517.jpg
Cuartoscuro

Escenario poselectorales para el Edomex

Mar 30 Mayo 2017 08:26

Por el 4 de junio de este año, pasa 2018. Lo que suceda en Coahuila y Nayarit –donde se renovará la gubernatura-, Veracruz –que tendrá elecciones municipales- y, sobre todo, lo que ocurra en el Edomex, será definitorio. En los primeros dos casos, el partido en el poder –PRI- está en serio riesgo de entregar la entidad a la oposición, encabezada por el PAN –en alianza con el sol azteca en Nayarit-, a decir de las encuestas públicas. En Veracruz, por el contrario, el PAN-gobierno estatal sacará la aplanadora y, todo apunta, pasará por encima de sus adversarios. Miguel Ángel Yunes se juega la renovación del gobierno veracruzano este año, a pesar de que la elección será el próximo.

Pero las miradas estarán centradas –como lo han estado en los últimos meses- en el Edomex. Claro, en una elección cualquier cosa puede ocurrir, pero las encuestas marcan que hay dos escenarios probables: que gane Alfredo del Mazo o Delfina Gómez.

De ganar el primero, hay dos vertientes que dependen del margen con el que lo haga. ¿Cómo reaccionará Morena? ¿Reconocerá AMLO la derrota? ¿Habrá conflicto postelectoral? Un margen amplio en el triunfo del PRI, desarma a López Obrador. Por el contrario, una victoria estrecha, puede darle gasolina y derivar en una crisis a partir del 5 de junio. Si Morena pierde, ni de cerca está fuera de la jugada en 2018, pero una mala reacción del tabasqueño, que confirme sospechas de sus enemigos sobre su escaso respeto a la autoridad electoral e instituciones, sí puede ponerle piedras en el camino rumbo a los próximos comicios presidenciales.

Interesante será, también, si Delfina Gómez gana. El hecho será histórico por sí solo, porque el PRI estaría perdiendo su último gran bastión, lo que prácticamente los dejaría fuera de la carrera por Los Pinos el próximo año. Pero sobre todo será llamativo observar cómo reacciona López Obrador ganando. Desde el año 2000 no lo hemos visto triunfar. No está en su condición. Como opositor, es uno de los mejores, pero, ¿cómo se comportará en el triunfo?

Por el Edomex, pues, sí pasa 2018. Por eso todas las miradas apuntarán hacia allá. Hay que observar a los actores políticos, pero también los territorios y la matemática electoral. Las claves están en las 20 regiones y su aportación en votos. La más importante es la que tiene como cabecera Ecatepec (13.5% del total de votos), le sigue la de Chimalhuacán (9.3%); Tlalnepantla (8.4%); Nezahualcóyotl (7.7%); Tultitlán (7.6%); Toluca (7.3%); Naucalpan (6.0%); Amecameca (5.8%); Cuautitlán Izcalli (5.3%); Lerma (4.4%); Huixquilucan (4.1%); Altacomulco (3.3%); Metepec (2.8%); Ixtapan (2.7%); Texcoco (2.7%); Ixtlahuaca (2.4%); Zumpango (2.2%); Otumba (1.9%); Valle de Bravo (1.7%); Tejupilco (1.1%).

La del Edomex será una contienda sui generis. Se aceptan apuestas.