Mario Campos
44_sismo_mexico_condesa_220917.jpg
#Homenaje19S y las nuevas reglas del juego
Dom 08 Octubre 2017 21:01

La reacción de los ciudadanos al sismo del 19 de septiembre fue una respuesta política. Una en que miles de mexicanos actuaron porque se dieron cuenta que otros los necesitaban y que no podían esperarse a la acción del gobierno.

Esa convicción no ha desaparecido al paso de estas semanas, al contrario. La brecha con los políticos crece y crece alimentada, entre otras cosas, por los mensajes de los propios gobernantes como el del Presidente Peña Nieto que apenas en este fin de semana propuso a los damnificados por los sismos que hagan tandas para hacerse de sus casas (sic), como si no existieran los programas de gobierno para atender este tipo de emergencias.

Los gobernantes simplemente parecen decididos a no hacer su trabajo y por eso ahora sin pudor piden cobijas o agua para otros ciudadanos como si ellos fueran una OSC más y no una costosísima autoridad que vive de nuestros impuestos.

Ante este panorama algunos ciudadanos pueden pensar que no necesitamos de los gobernantes. No caigamos en esa trampa. Lo que pasa es que no necesitamos de estos gobernantes sino a algunos que sí ayuden mediante el uso adecuado de los recursos públicos, y no que los gestionen como si fueran sus negocios privados.

Sin duda estamos viviendo tiempos en que los ciudadanos son cada vez más conscientes de su poder y de la obligación de los gobiernos de rendir cuentas. Porque hoy sabemos que la corrupción mata, a veces por acción (como en los socavones) o por omisión (como la falta de coordinación ante los sismos).

Y es ese marco que habrán de realizar las campañas electorales. En uno definido por una mayor vigilancia, con una ciudadanía desconfiada y una clase política alejada de la sociedad. ¿Cómo impactará esto en los mensajes de los diversos aspirantes? Ya lo veremos. 

Por lo pronto, en este ambiente es que se presenta la iniciativa del #Homenaje19S, un espacio sin políticos, sin discursos, sin protagonismos en el que los ciudadanos honremos a los propios ciudadanos. 

Primero, a los que ya no están entre nosotros; segundo, a todos los mexicanos y mexicanas - con y sin uniforme - que se partieron el alma por ayudar; y en tercer lugar para agradecer a todos aquellos extranjeros que también vinieron de lejos cuando los necesitamos.

La iniciativa es muy simple, que el próximo 19 de octubre a las 13:14 (hora del sismo) nos reunamos con el puño en alto y en silencio en los mismo lugares a los que acudimos cuando hacemos los simulacros. 

Tres minutos para pensar en las víctimas, en los brigadistas y en lo que nos ha cambiado este sismo.

Tres minutos para vernos, abrazarnos, llorar y agradecer.

Tres minutos para no soltarnos como ciudadanos. 

Tres minutos para no olvidar. 

La iniciativa va avanzando a través de las redes sociales y de diversas personas que la van haciendo suya. ¿Tendrá la fuerza para que sea una realidad?  Ojalá que así sea. 

En cualquier caso es evidente que el sismo removió más que la tierra y eso no va a desaparecer. Porque aunque los ciudadanos nos veamos igual ya no somos los mismos.  

@MarioCampos