Mario Campos
meade_campos_opinion70318.jpg
Los logros de Meade
Mar 06 Marzo 2018 16:08

La campaña de José Antonio Meade ha tenido logros extraordinarios en las últimas semanas. Por ejemplo, logró que personas públicas de grupos e ideologías diversas se unieran para señalar que “el uso del Ministerio Público federal para perjudicar a (…) Ricardo Anaya erosiona aún más a las instituciones que encarnan la autoridad del Estado mexicano”. 

Postura que compartieron lo mismo Héctor Aguilar Camín que León Krauze, Claudio X. González Guajardo, Mauricio y Pepe Merino, Raúl Padilla o José Woldenberg, entre muchas y muchos otros.

También en estos días provocaron que la Coparmex señalara que “entidades (…) responsables de la procuración de justicia, la seguridad nacional, la fiscalización tributaria y la inteligencia financiera, están siendo utilizadas de forma inaudita y alejada de estándares, con la finalidad aparente de minar la competencia democrática y debilitar a los adversarios políticos”.

La dinámica ha sido tan torpe que incluso obligaron a Denise Dresser y Juan Pardinas a fijar postura - de desmarque - sobre el presunto plagio de Ricardo Anaya, y permitieron que el supuesto plagiado, Tony Seba, le dedicara un tuit de reconocimiento señalando que le “complace que el candidato presidencial mexicano @RicardoAnayaC esté usando mi trabajo para informar un debate público necesario sobre la interrupción de la tecnología, sus implicaciones y las decisiones que la sociedad necesita hacer.”

Visto con objetividad, lo que muestran las últimas dos semanas es que la apuesta por destruir a Ricardo Anaya ha tenido efectos contraproducentes. Le dio una bandera - el “desafuero 2.0”- que lo colocó a los ojos de muchos como el verdadero opositor del gobierno, le permitió a sus seguidores salir a respaldarlo, y le construyó un terreno en el que incluso los que no simpatizan con él pero se oponen al uso electoral de las instituciones pueden manifestarse en contra del gobierno. 

Y si eso ha pasado con la opinión publicada, no es muy distinto el panorama entre la opinión pública. Si tomamos como referencias las últimas dos encuestas, la maniobra no ha tenido costos electorales para el candidato del PAN. En la última medición de Massive Caller el candidato que más habría bajado en estas semanas es el propio Meade que seguiría en tercero, pero ahora está más cerca… de Margarita Zavala; y en el estudio de Suasor Consultores publicado por el Heraldo, que siempre ha colocado a Meade como segundo, incluso Anaya habría ¡subido tres puntos luego de estos ataques!

Con estos datos es evidente que esta nueva etapa de la campaña, que tiene como protagonista al gobierno del presidente Peña, no está ayudando al candidato del PRI que con preocupación debe ver cómo corre el tiempo sin que encuentren la fórmula para estar en serio en la contienda presidencial. 

@MarioCampos