No se trata de Felix

Mario Campos

05_AMLO_salgado_macedonio_notas190320ct.jpg

Fotos: Cuartoscuro.com/Senado de México

Mario Campos

Lun 29 Marzo 2021 01:25

El Presidente López Obrador se enfrentó con el movimiento feminista con tal de defender a Felix Salgado Macedonio, y ahora, está en choque con el INE con tal de ser su tabla de salvación.

El fenómeno bajo la lógica electoral es francamente incomprensible pues es probable, que aún cambiando el nombre de Salgado por el de otra persona, Morena tendría posibilidades de ganar.

¿Por qué entonces la insistencia? Porque para el Presidente no se trata de sostener a un candidato, sino de mostrar que a él, nada ni nadie le debe decir qué hacer.

No se trata tampoco de la evidente violación de Morena al no presentar informes de las precampañas de sus precandidatos, sino de exigir que a sus elegidos, nadie los quiera detener.

Esa lógica es la que hoy tiene a su gobierno en un choque de trenes con cualquiera que se atreva a cuestionar su gestión. Lo hizo contra la Auditoría Superior de la Federación, lo ha hecho contra el INAI, el Poder Judicial y ahora se muestra empeñado en atacar al Instituto Nacional Electoral.

La actitud - bien descrita por Rafael Cardona - es consecuencia de tener a un presidente que se asume como el poseedor único de la autoridad moral, pues frente a eso, no hay instituciones que valgan.

El moralmente superior no tolera ser vigilado, cuestionado o señalado, pues asume que nadie tiene la autoridad para hacerlo. De ahí la ruta inevitable hacia la permanente descalificación, y la condena a toda forma de disenso, que es visto como traición a la patria o como una acción derivada de la corrupción.

El tema es grave porque está claro que esa cruzada no se trata de Felix Salgado sino de la visión del Presidente en que solo cabe una voluntad, la suya, así pase por encima de las instituciones que con tanto trabajo se han logrado construir.

En la defensa de Salgado, acusado de violaciones, el presidente López Obrador perdió la bandera de quien dice buscar la "moralización de la vida pública" , ahora con su batalla contra contra el INE pese a las evidentes muestras de violaciones a la ley, está matando su supuesto compromiso con la legalidad.

Veremos qué pasa con este y otros casos en la cancha del Tribunal Electoral, usualmente complaciente con la voluntad presidencial, pero pase lo que pase, el capítulo habrá terminado con costos muy altos para un Presidente que en este caso ha mostrado uno de sus peores rostros, que ya no se podrá olvidar.

App Político MX

DESCARGA
NUESTRA APP

Degradado

y recibe lo mejor de Político.mx

Forma central Degradado
Político MX podcast

PODCAST

degradado Forma 45 grados

Escúchanos en estas plataformas:

degradado