Maru de Aragón
democratas_juicio_politico_trump_311019.jpg
Foto: Político.mx

Demócratas dan un paso más hacia el juicio político de Trump

Sáb 02 Noviembre 2019 14:00


Los Demócratas del Congreso de Estados Unidos (EUA) han dado un paso determinante para formalizar y acelerar la investigación que podría conducir al juicio político del presidente Donald Trump. Con 232 votos a favor y 196 en contra, la Cámara Baja, controlada por los Demócratas, aprobó una resolución que abre una nueva y crítica fase: las audiencias serán públicas y se revelarán los testimonios de los testigos, algo a lo que se oponía Trump. La votación, señala el New York Times, mostró la profunda división que hay en la Cámara Baja y la fuerte polarización política a un año de la elección presidencial. Solo dos demócratas votaron en contra de la resolución mientras que todos los Republicanos, bajo la fuerte presión de Trump, votaron en contra. 

Hay que recordar que el 24 de septiembre los Demócratas abrieron una investigación contra Trump por haber solicitado ayuda al dirigente de Ucrania, Volodymyr Zelensky para investigar al vicepresidente Joe Biden, quien podría ser su rival en la elección presidencial del año próximo. 

Desde entonces, Trump había sostenido que la investigación era inválida debido a que no se había formalizado con una votación en la Cámara Baja. En una carta enviada a los Demócratas, el pasado 8 de octubre, firmada por el abogado de la Casa Blanca, pero en gran parte dictada por Trump, la Casa Blanca dejó en claro cuál sería su política general: no entregar ningún documento e impedir que funcionarios del gobierno rindan testimonio. La carta, según el New York Times, calificaba esta investigación como “planeada”. Apoyados en esta estrategia de Trump, personajes clave como Mike Pompeo, Secretario de Estado; Rick Perry, Secretario de Energía; Rudolph Giuliani, abogado personal de Trump y Mick Mulvaney, Jefe de Personal de la Casa Blanca se negaron a rendir testimonio y a entregar documentos. John Bolton, quien fue asesor de Seguridad Nacional de Trump, señaló que no acudiría a declarar “voluntariamente”. Sin embargo, hubo figuras relevantes en este escándalo político que sí lo hicieron como la ex embajadora de EU en Ucrania, Marie Yovanovitch y el embajador ante la Unión Europea Gordon Sondland. Declararon bajo juramento a pesar de la orden de Trump de no hacerlo. Uno de los testimonios más importantes fue el del Teniente Coronel Alexander S. Vindman, el máximo experto en Ucrania del Consejo de Seguridad Nacional. Vindman, inmigrante ucraniano-estadunidense, se convirtió el primer funcionario de la Casa Blanca y el único testigo, hasta ahora, que estuvo presente durante la llamada telefónica entre Trump y Zelensky, en julio pasado. Dijo que las transcripciones de esa llamada dadas a conocer a los medios de comunicación “omitieron frases y palabras importantes”. 

trump_jucio_politico_avances_la_311019

Hasta ahora, Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara Baja, había señalado que la Constitución en ninguna parte menciona que deba realizarse una votación de este tipo. Sin embargo, en un giro político sorpresivo y para garantizar la transparencia de la investigación - un reclamo constante de los Republicanos - anunció que se realizaría con el fin de eliminar cualquier duda. “Nadie está por encima de la ley”, dijo y subrayó que no entiende por qué los Republicanos tienen miedo a que se sepa la verdad. 

Con la resolución aprobada se establece un estricto calendario para pasar de las declaraciones a puerta cerrada a audiencias públicas que serán televisadas, se autoriza al Comité de Inteligencia dar a conocer las transcripciones de las declaraciones hechas a puerta cerrada y se ordena a dicho Comité que redacte y divulgue un informe sobre la investigación. Este informe pasará posteriormente al Comité de Asuntos Judiciales

A partir de ahora, los personajes clave que sean citados a declarar deberán hacerlo y la Casa Blanca estará obligada a entregar los documentos que se le soliciten. El Washington Post enfatiza que esta resolución de ninguna manera justifica que el presidente tiene que ser enjuiciado, solo es parte del procedimiento que debe seguirse. 

Aunque la resolución no establece tiempos específicos, el Washington Post informa que las audiencias públicas podrían comenzar a mediados de noviembre. El New York Times explica que más allá de ser un documento que establece normas y procedimientos que servirán de guía de ahora en adelante , su relevancia es más profunda: Después de 5 semanas de audiencias a puerta cerrada, los Demócratas confían plenamente en que la gravedad de las evidencias recabadas hasta ahora les permitirán avanzar hacia un juicio político que sería público.

 Una encuesta reciente del Grinnell College, publicada por el Washington Post indica que el 84% de los encuestados considera que es incorrecto que los candidatos políticos pidan ayuda a gobiernos extranjeros para ganar una elección. Incluso los electores republicanos rechazaron de manera abrumadora lo hecho por el presidente. En el caso de los votantes independientes, cruciales en los procesos electorales, 46% está a favor del juicio político. Los demócratas saben, dice el Washington Post, que sencillamente será imposible que los Republicanos puedan argumentar que Trump no hizo nada indebido. 

¿Vuelve la izquierda a Argentina?