Maru de Aragón
10_dilema_republicanos_notas240720ct5.jpg
Foto: Político.mx

Los Republicanos de EU entre la espada y la pared

Sáb 25 Julio 2020 18:39

El Congreso de Estados Unidos (EU) se prepara para negociar lo que seguramente será el último gran paquete de ayuda federal por la pandemia antes de las elecciones del 3 de noviembre. El plan es discutido en un momento crítico con un aumento imparable de casos de COVID-19, nuevas señales que indican que la recuperación de la economía podría estar estancándose y con las medidas de ayuda, adoptadas en mayo pasado, a punto de expirar. El país está cerca de los 4 millones de casos confirmados de la enfermedad y ya hay más de 140 mil muertos. En los últimos días se han registrado mil 100 fallecimientos por día. El Departamento del Trabajo informa que en la semana del 16 al 23 de julio un millón 400 mil personas solicitaron ayuda por desempleo, una nueva señal del devastador impacto de la pandemia en el mercado laboral. Según el Wall Street Journal (WSJ) entre 30 y 40 millones de personas habrían perdido sus empleos entre marzo y junio.

Pese a los números, la aprobación del nuevo paquete de rescate económico será una tarea titánica, dice el Washington Post (WP,) debido no solo a las divisiones entre Demócratas y Republicanos sino a la fractura cada vez más evidente entre los legisladores Republicanos y entre estos y la Casa Blanca. El New York Times revela que los líderes Republicanos evitaron una revuelta en sus filas por el costo de la propuesta: más de un billón de dólares para apoyar a las pequeñas empresas, extender la ayuda por desempleo y financiar el uso de pruebas para detectar la Covid-19 entre otros puntos. Los Demócratas quieren que el paquete sea de 3 billones de dólares para incluir también apoyos a los estados y ciudades así como asistencia para el pago de rentas e hipotecas, dos cuestiones a las que se opone el presidente Donald Trump.

Las opciones que hay sobre la mesa han creado un dilema electoral para los Republicanos conscientes de que las próximas elecciones serán todo un reto para su partido. La más reciente encuesta de la Universidad de Quinnipiac (15 de julio) indica que el índice de aprobación de Trump se ha desplomado al 36% como consecuencia de su manejo de las crisis sanitaria y económica causadas por el coronavirus.

La política de este año electoral (además de presidente, se elegirá a 33 senadores, a los 435 integrantes de la Cámara Baja y a 11 gobernadores ) ) ha complicado mucho las negociaciones entre los Republicanos: hay un grupo de Senadores que buscarán la reelección en noviembre y que quieren que el gasto sea más generoso. Argumentan que sus electores les han pedido más ayuda federal y han dejado en claro que no es momento de preocuparse por un mayor endeudamiento. Sin embargo, del otro lado están los más conservadores, con posturas muy rígidas de disciplina fiscal que consideran que no hay que destinar más fondos debido a que el Congreso inyectó a la economía cerca de 3 billones de dólares entre marzo y abril.

El dilema fue expuesto claramente por los senadores Tom Cotton, de Arkansas y Ted Cruz de Texas. Cotton urgió a su partido a escuchar lo que piden los electores en los estados más competidos. Advirtió que si el Partido Republicano pierde la mayoría en el Senado, los Demócratas pondrán en marcha políticas mucho más costosas que aumentarán la deuda nacional. “Gastar un poco más en un paquete de rescate que ayude a los Republicanos en sus carreras electorales resultará más barato a largo plazo” dijo. Sin embargo, Cruz alertó que un gasto excesivo conduciría a una revuelta entre los electores conservadores en noviembre.

A medida que la pandemia se extiende se manera incontrolable por todo el país, estados considerados desde hace mucho tiempo como Republicanos están ahora en juego. Un análisis realizado por The Associated Press muestra que el coronavirus está golpeado con fuerza áreas Republicanas. Estados ganados por Trump en las elecciones del 2016 registran el 75% de nuevos casos de Covid-19.

Algunos de ellos son estados péndulo claves que Trump debe ganar para asegurar su reelección. Una encuesta del 15 de julio de CNBC/Change Reserach indica que el Demócrata Joe Biden aventaja a Trump en 5 estados péndulo: Arizona, Florida, Michigan, Pennsylvania y Wisconsin. En Texas y Georgia, dos estados considerados como fortalezas Republicanas, la ventaja de Biden es de entre 4 y 5 puntos. Florida, Texas, Arizona y Georgia han reportado una elevada incidencia de contagios en las últimas dos semanas.

El asesor político Chip Scutari subraya que “a fin de cuentas, los electores no prestan tanta atención a las batallas políticas; lo que les preocupa y les importa es que alguien de su familia enferme o que el papá pierda el trabajo y no haya manera de enfrentar la crisis.

Trump cancela 'gran' convención republicana en Florida por COVID-19