Maru de Aragón
respuesta_gobierno_federal_pobreza_aumento_eua_250620.jpg
Foto: Político.mx

Respuesta del gobierno federal a pandemia evitó aumento de pobreza en EU

Vie 26 Junio 2020 21:52

La pandemia de coronavirus obligó a los gobiernos de todo el mundo a operar en un contexto de absoluta incertidumbre y a enfrentarse a difíciles concesiones dados los enormes retos planteados por esta crisis sanitaria que ha tenido un tremendo impacto en la economía global. Un estudio realizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OECD por sus siglas en inglés) detalla la respuesta dada por cada uno de sus países miembros para ayudar a mitigar los efectos de la crisis. Ahora, a más de 3 meses de la declaratoria de la pandemia, han comenzado a divulgarse estudios sobre la eficacia de las medidas adoptadas. En este artículo me referiré en particular a lo que se ha hecho en Estados Unidos (EU). Dos estudios publicados por el New York Times (NYT) señalan que la vasta ayuda federal evitó el aumento en la pobreza pronosticado por los expertos al dispararse el desempleo a su mayor nivel desde la Gran Depresión. El 25 de marzo pasado, el Senado estadunidense aprobó por unanimidad un histórico plan de ayuda financiera por 2 billones de dólares. 500 mil millones de dólares se destinaron a préstamos para estados, ciudades y grandes y medianas empresas. $50 mil millones para las pequeñas empresas. El programa de ayuda, conocido como CARES ACT- Coronavirus Aid, Relief and Economic Security Act ( Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica por el Coronavirus ) incluyó medidas para aumentar los ingresos y promover el consumo: 1) Un pago único para la mayoría de los hogares de $1,200 dólares por adulto y $500 por niño. Se amplió el seguro por desempleo para incluir a la gente que se auto emplea y a los trabajadores de la economía colaborativa y se agregaron $600 dólares semanales a los cheques que reciben los desempleados. Junto con las acciones tomadas por la Reserva Federal, el estímulo ascendió a 6 billones de dólares, según informó Larry Kudlow, asesor económico de la Casa Blanca.

“Por ahora, la red de seguridad está haciendo lo que se pretendía con la mayoría de las familias: ayudarles a tener una vida mínimamente decente”, dice Zachary Parolin, investigador de la Universidad de Columbia. “Dada la magnitud de la pérdida de empleos- más de 40 millones- esto es muy notable”, dice. Según el estudio realizado por esta universidad, gracias a estos apoyos, la tasa de pobreza subirá este año del 12.5% al 12.7%, muy por debajo del 16.3% pronosticado antes de que se aprobara el paquete de ayuda.

El otro estudio, realizado por investigadores de las Universidades de Chicago y Notre Dame, en Indiana, determinó que, durante abril, cuando comenzaron a entregarse los cheques, aumentaron los ingresos de los más necesitados a pesar de que el desempleo alcanzó su cresta. Estiman que la pobreza en abril y mayo cayó al 8.6% en comparación con el 10.9% registrado en enero y febrero. “Cuando vimos estos números pensamos ¿cómo puede ser posible?, dice James X. Sullivan, economista de la Universidad de Notre Dame. Al analizar el tamaño de la respuesta del gobierno, tuvimos la respuesta”. Estos estudios, subraya el NYT, incluyen muchas salvedades. Muchos estadunidenses han padecido hambre y otras penurias debido a los retrasos en la entrega de los pagos. Además hubo millones de personas que quedaron excluidas de la ayuda, en especial los inmigrantes indocumentados. No obstante, indica este diario, la evidencia muestra que los programas aprobados a toda prisa por el Congreso, a petición de los Demócratas, probablemente orientarán el debate sobre las medidas que deberán adoptarse una vez que estos programas de apoyo expiren, el 31 de julio. Los Demócratas quieren que continúe la ayuda después de julio; los Republicanos dudan si es necesario gastar más o si es costeable.

A días de que comience el debate, el Washington Post (WP) revela que el presidente Donald Trump ha dicho a sus colaboradores que está a favor de que haya otra ronda de cheques. Considera que con este dinero se impulsaría a la economía y lo ayudaría en su campaña por la reelección. Sin embargo, algunos dirigentes Republicanos en el Congreso y altos funcionarios de la Casa Blanca no están de acuerdo por el impacto que tendría este gasto en el déficit.

Ante las divisiones que han surgido dentro de los círculos conservadores. Kudlow ha señalado que los Republicanos podrían estar a favor de que se prorrogue la ayuda para los más pobres pero no para los 160 millones de personas que recibieron la primera ronda que tuvo un costo de 300 mil millones de dólares. Se espera un intenso debate debido a que los Demócratas buscarán no solo que no se reduzcan las cantidades sino que se aumenten y se incluya a los indocumentados.

Coronavirus es peor que Pearl Harbor y 11 de septiembre, dice Trump